lunes, 25 de junio de 2012

URUGUAY: OTRA VEZ EN LA VÍA


EXTERIOR

La información sobre las dificultades para la circulación de los trenes en el estratégico tramo de vía férrea entre la localidad de Pintado (departamento de Florida) y Rivera, revelan la enorme distancia que suele existir entre los reiterados anuncios gubernamentales y la realidad (El País, 20 de junio).

Hace un año, la Corporación Ferroviaria completó los trabajos de recuperación de aquel tramo a un costo de 60 millones de dólares, sacados del bolsillo del contribuyente uruguayo. En estos días, los representantes del sindicato ferroviario, la Unión Ferroviaria, explicaron en la Comisión de Transporte de la Cámara de Senadores que antes de las obras, en ese sector de la red de AFE, que estaba en muy mal estado, se aplicaban alrededor de 42-43 precauciones. Cuando se entregaron las obras se aplicaban seis precauciones, debidas a problemas con las señales en algunos pasos a nivel.

Hoy, un año después, ya existen 27 precauciones en un tramo de algo más de 300 kilómetros. El representante gremial explicó que "se hizo una renovación, se gastaron US$ 60 millones y tenemos alrededor de 13 o 14 precauciones menos, por lo que la realidad no cambió mucho y simplemente se cambiaron de lugar las precauciones que teníamos".



En el lenguaje de los ferroviarios, una precaución es un punto de la vía donde el maquinista debe reducir la velocidad del tren, en algunos casos a veinte kilómetros por hora. Cuando se inauguró el tramo renovado, la velocidad indicada era de 40 kilómetros por hora.

Los representantes de la Unión Ferroviaria explicaron que "en los meses que pasaron, con la revisión de nuestros compañeros -que son los encargados de hacer esa tarea actualmente- se encontraron deficiencias en la vía como torceduras y golpes muy importantes y lugares donde faltan muchos durmientes". A lo que se agregan los más de quinientos vagones cuyas ruedas padecen de una condición llamada "pestaña fina" (AFE no tiene dinero para comprar los repuestos que necesita, y, si los comprara, carecería del personal para cambiar las ruedas).

El presidente de AFE explicó en la Comisión del Senado que se está realizando un relevamiento de toda la línea a Rivera y que se habían "detectado algunas situaciones que debemos corregir". La línea, con una longitud total de 556,3 kilómetros representa casi un tercio de la extensión de la red en explotación (1640,9 km).

AFE recibe un subsidio anual de Rentas Generales que asciende a 21,6 millones de dólares. Se estima que se necesita una inversión de 435 millones de dólares de aquí hasta el 2014 (¡dentro de dos años!) para cumplir con los proclamados ambiciosos objetivos de renovar el sistema ferroviario.

Pero, en contraste con esos anuncios nos encontramos con los hechos que incluyen las malas condiciones en uno de las principales tramos del sistema; que el más joven de los trabajadores de las cuadrillas de mantenimiento tiene 46 años; que AFE suspendió el uso de los coche motor Brill 60 cuya fecha de fabricación data de 1937; la supresión de los servicios de pasajeros a Sudriers, San José y Florida; y la advertencia que hace el presidente del directorio del ente, de que "es importante además entender que en el actual contexto, AFE no está exenta de nuevas situaciones de ajuste que impacten negativamente y generen perjuicios involuntarios a nuestros usuarios".Nota Editorial El País Digital

1 comentario:

  1. Esto es obra de los gobiernos nacionales y populares, mucho discurso emotivo pero nada de obras.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.