miércoles, 27 de junio de 2012

ESPAÑA: LOS SINDICATOS FERROVIARIOS RECLAMAN UN DEBATE "PAUSADO" SOBRE LA ALTA VELOCIDAD


GREMIALES

Los sindicatos ferroviarios cántabros han reclamado este martes un debate "pausado" sobre la alta velocidad, que tenga en cuenta sus "elevados" consumos y sus efectos sobre la "vertebración" del territorio.

Desde ADIF, Juan Carlos Olea, presidente del Comité de Empresa, ha reclamado un debate "pausado" sobre el AVE, del que ha llamado la atención sobre sus elevados consumos de electricidad, "cercanos" a los de la aviación, así como los costes de mantenimiento.

Matizando que no están "en contra" de la alta velocidad, sino que quieren "abrir el debate", ha argumentado que este tipo de líneas benefician a las grandes ciudades en detrimento de las pequeñas.



A lo que ha sumado que el AVE no va a tener parada "más que en Santander".

Y ha lamentado que el debate sobre la alta velocidad que se vino produjendo en los últimos años tapara otras necesidades de la red ferroviaria, como la operación denominada "desguarnecido" (una operación de mantenimiento y mejora de las vías), o la renovación de la vía (sustitución de vías y travesías), que no se ha hecho desde 1972.

Frente a esto, han mostrado su "apuesta" por un "análisis serio y pausado" por el ferrocarril "convencional", con una doble vía hasta Los Corrales de Buelna, con la modalidad de altas prestaciones, que reúne, han enumerado, las ventajas de más velocidad y confort, y más paradas en la región, lo que contribuye a "vertebrar" el territorio.

También han apostado por reforzar la combinación puerto-ferrocarril.

Asimismo, ha asegurado que en los últimos años, y ante lo "insostenible" de la situación de la catenaria, se han venido realizando una serie de inversiones, pero ha avisado de que queda la tercera parte, la de la línea Torrelavega-Barcelona, que puede convertirse en un "foco de averías".

Por su parte, Manuel Celis, secretario del Comité de Empresa de Feve en Cantabria, ha expresado su preocupación por las "directrices políticas" para el proyecto de unificación de las vías de Renfe y Feve en Santander, del que ha criticado que se basaba en la "especulación" con el terreno para favorecer la financiación del proyecto, ahora "parado", en lugar de atender a las necesidades ferroviarias o de la ciudad.

También se ha referido al proyecto que se manejó en su momento de una línea entre Santander y Sarón, que ha valorado por la conexión que suponía de unas zonas aisladas, y del que ha lamentado igualmente que esté "parado".Europa Press