martes, 27 de mayo de 2014

Programa integral de reconstrucción ferroviaria regional. Destinado a rehabilitar y garantizar la prestación del servicio ferroviario de transporte de pasajeros entre localidades de las Provincias de Buenos Aires y La Pampa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria:

Se encuentra en la Comisión de Transporte de la Honorable Cámara de Diputados un proyecto de Ley destinado a rehabilitar y garantizar la prestación del servicio ferroviario de transporte de pasajeros entre localidades de las Provincias de Buenos Aires y La Pampa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dentro del Programa Integral de Reconstrucción Ferroviaria Regional.

Dicho trámite recayó en el Expte. 3741-D-2014 del 20 de Mayo del corriente año, siendo el firmante de dicho proyecto de Ley el Diputado Nacional:
Gustavo Rodolfo Fernández Mendía (Partido Justicialista - La Pampa).

Estación Realicó

Fundamentos

En el año 2008, mediante la sanción de la Ley 26.352, el Gobierno Nacional hizo explícita su vocación de iniciar un proceso de reconstrucción de la red ferroviaria nacional, definiendo los grandes objetivos estratégicos y generando instrumentos institucionales básicos para avanzar decididamente en esa dirección.

Mediante el Artículo 2º de la citada ley se crea la ADMINISTRACION DE INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS SOCIEDAD DEL ESTADO con sujeción al régimen establecido por la Ley Nº 20.705, a cuyo cargo quedó la administración de la infraestructura ferroviaria actual, la que se construya en el futuro, su mantenimiento y la gestión de los sistemas de control de circulación de trenes.

Dentro de las atribuciones expresamente asignadas a dicha Sociedad estatal figura la de confeccionar y aprobar proyectos de infraestructuras ferroviarias que formen parte de la red ferroviaria, su construcción, rehabilitación y mantenimiento, los que se llevarán a cabo por sus propios recursos, de terceros, o asociada a terceros.

Asimismo quedó bajo la incumbencia de este ente societario todo lo concerniente al control e inspección de la infraestructura y de la circulación ferroviarias, como así también la explotación de los bienes de titularidad del Estado nacional que formen parte de la infraestructura ferroviaria y cuya gestión se le encomiende o transfiera.

De acuerdo al Artículo 5 de la Ley citada, en el ejercicio de sus funciones, la ADMINISTRACION DE INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS SOCIEDAD DEL ESTADO deberá tener en cuenta la garantía del interés público, la satisfacción de las necesidades sociales, la seguridad de los usuarios y la eficacia global del sistema ferroviario.

Al mismo tiempo para la operación del transporte ferroviario se creó la Sociedad OPERADORA FERROVIARIA SOCIEDAD DEL ESTADO con la responsabilidad de llevar adelante la prestación de los servicios de transporte ferroviario tanto de cargas como de pasajeros, en todas sus formas, incluyendo el mantenimiento del material rodante.

Ambas Empresas y las demás unidades operadoras y de gestión, han quedado ahora bajo el ámbito competencial del Ministerio del Interior y Transportes.

El Proyecto de Ley que hoy estamos elevando a la consideración de los Señores Diputados, asigna a estas dos Sociedades del Estado, la responsabilidad de diseñar, implementar y poner en marcha un PROGRAMA integral direccionado a la reconstrucción y rehabilitación del servicio ferroviario de transporte de pasajeros entre un número importante de ciudades y poblaciones de las Provincias de Buenos Aires y Capital Federal.
La iniciativa recoge una demanda histórica detrás de la cual se han movilizado intensamente, desde hace muchos años, autoridades provinciales, municipales, organizaciones sindicales de trabajadores, cámaras empresarias, entidades representativas de sectores agropecuarios, partidos políticos, asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales bonaerenses, pampeanas y nacionales.

El Programa procura generar las condiciones; promover los instrumentos y articular los esfuerzos públicos en pos de una propuesta integral de recuperación de la infraestructura ferroviaria, sin la cual la prestación del servicio de transporte ferroviario de pasajeros será una aspiración ilusoria.
Resulta fundamental superar años de frustración y de deterioro creciente de confiabilidad.

Deviene crucial, asegurar las condiciones apropiadas para dar sustentabilidad a mediano y largo plazo evitando disrupciones que resultan altamente costosas y comprometen severamente el desarrollo estratégico nacional.

No pueden repetirse experiencias, como las recientes, donde en un mismo año se reinicia la prestación de un servicio y poco tiempo después se la discontinúa sin un horizonte cierto de restablecimiento, con la consecuente pérdida de previsibilidad sobre el comportamiento del sector público.
El relanzamiento de la red vial y la efectiva prestación de este servicio público esencial para la integración nacional con sentido federal tendrá un efecto multiplicador de carácter refundacional.

No puede perderse de vista que gran parte de las poblaciones involucradas en las líneas cuyo restablecimiento se propicia, nacieron y crecieron de la mano del ferrocarril y su destino de fortalecimiento primero y languidecimiento después se encuentra inextricablemente unido al servicio ferroviario.

El transporte de pasajeros, el desplazamiento de encomiendas, la salida de productos provenientes de las economías locales, la potenciación del turismo, el afianzamiento del mercado interno, la generación de fuentes permanentes de empleo, son sólo algunos de los valores agregados a esta herramienta de transformación social.

La capacidad transportativa medida con cualquier indicador o parámetro que se escoja en términos comparativos, los prácticamente nulos efectos de contaminación ambiental sumados a los factores indicados precedentemente, hablan a las claras que la reconstrucción ferroviaria no es una cuestión de grupos nostálgicos, sino un compromiso firme con el futuro desarrollo estratégico del país en un contexto de progresiva integración continental.

Se ha dicho que en dos años de neoliberalismo salvaje y privatización se dilapidó un siglo de construcción y consolidación de uno de los sistemas ferroviarios más desarrollados de América Latina.

El Programa sin duda exigirá de fuertes inversiones, pero la tasa de retorno de las mismas las justifica sobradamente, sobre todo teniendo en cuenta que el ferrocarril además de constituir un elemento dinamizador socio-económico y cultural muy potente, es el medio de transporte de más bajo costo relativo y absoluto.

Por otro lado, el ferrocarril ha demostrado ser el medio más flexible para la integración intermodal del transporte, al mismo tiempo que hay evidencias empíricas suficientes para respaldarlo como el transporte masivo que ostenta los mayores niveles de sostenibilidad y complementariedad.

Argentina no puede permanecer de espaldas al futuro en momentos en que el mundo desarrollado, aún en crisis, ha puesto de manifiesto una revalorización creciente del transporte ferroviario.