lunes, 17 de septiembre de 2012

CON ESTE VÍDEO QUIZÁ ME COMPRENDAN....


NOTA DE OPINIÓN

Por: Jorge de Mendonca (para CRÓNICA FERROVIARIA)


"Creer en lo posible", es lo que se nos ha extinguido de nuestro gen cultural. Y digo que se nos ha extinguido porque no está. No aparece en los resultados del día a día ni en la historia reciente o más o menos pasada.

"Pero pibe, eso no se va a hacer nunca" es el común de las respuestas ante las propuestas de qué y/o cómo hacer algo que nos cambie un poco la realidad.

Mientras veía ese extenso video que muestra todo el tiempo lo mismo, observaba los pasos a nivel sin barreras, los cercos del ferrocarril inexistentes, una vía impecable Y UN SERVICIO QUE FUNCIONA!!!

Imaginaba a cada cínico, hipócrita, delincuente, inútil, vivo, tramposo, vago, incrédulo, etc, que hace que el ferrocaril, el transporte y muchas cosas más no nos sean posibles.



Imaginaba sus rostros parados a lo largo de kilómetros de esos rieles en el que FIURX (BN&SF), corre a 140 Km/h con cargueros. Veía la cara del que trabó diseños ferroviarios ante las firmas extranjeras; recordaba los que impulsaron retraer la altura de los puentes sobre el ferrocarril a la impuesta por la dictadura; a los que enseñan a los futuros profesionales ferroviarios esa misma contracultura; a los delincuentes que desvían las reparaciones de trenes a los talleres de los amigos (para que lo hagan mal y caro); imaginaba los 52 rostros de Once; imaginaba Patricios sin tren; imaginaba cada robo de rieles; cada robo de sueños; cientos de miles de muertos o deprimidos por arrancarles su transporte en sus pueblos.



Imaginaba a un Pueblo que no se enoja. Un Pueblo que pareciera que solo podrá ver en video o viajando un tren de carga a esa velocidad.

No es un video ferroviario. Traten de leer otra cosa (Además de estremecerse si ponen fuerte el volumen e imaginan lo que sería para ustedes estar frente a 10.000 HP a 140 Km/h traccionando 140 vagones con 250 contenedores (unas 9.000 Tm).

No es el poder del capitalismo, ni los tanques del Norte. No, no importa. Son el sueño de lo posible. Son el respeto a cada creativo que propone una idea. Son el reconocimiento a cada inventor, a cada investigador, a cada soñador.

Sí, seguro que no respetan mucho las leyes laborales internacionales en los pagos de ese tren, pero sí se que respetan EL SABER Y LA INNOVACIÓN.

N. de la Redacción: No somos de dar nuestro parecer sobre las notas de opinión de quienes elijen Crónica Ferroviaria para hacerlas conocer. Pero en esta ocasión lo vamos a realizar en solamente tres palabras. TOTALMENTE DE ACUERDO