domingo, 22 de septiembre de 2019

La pesada herencia que le dejará el ministro Dietrich al próximo gobierno

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

En una nota publicada en el día de hoy por el medio Letra P y firmado por el periodista Antonio Rossi ,expone sobre la creación de una superestructura repleta de subsecretarías y direcciones que superponen funciones en el Ministerio de Transporte de la Nación.

Expresa Letra P que junto con los grandes proyectos ferroviarios incumplidos, las obras y los PPP viales paralizados y la incierta situación de las líneas aéreas low cost, el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se apresta a dejarle al próximo gobierno una polémica y costosa estructura burocrática que incluye más de 120 estamentos administrativos y una acelerada incorporación de contratados y asesores a la planta permanente del Estado.

Sigue expresando el periodista Antonio Rossi en su nota que "tal como hizo la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, a los pocos días de la derrota del oficialismo en las elecciones primarias, con la efectivización de numerosos agentes en el senado. Dietrich también puso en marcha una generalizada cobertura de cargos vacantes con el pase de contratados a la planta permanente de la cartera de transporte".

Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich

"La primera tanda de incorporaciones se concretó por medio de la resolución ministerial 535, con la cual 41 empleados pasaron a integrar el staff estable de la Secretaría de Planificación y la Subsecretaría de Coordinación Administrativa de Transporte. De acuerdo con los datos que se manejan en el ministerio, en las próximas semanas se conocerían, al menos, dos nuevas tandas de pases a planta permanente que beneficiarían a un total de 100 agentes que hoy revisten como contratados y asesores", expresa Letra P.

También en la nota se explaya el periodista Rossi sobre las designaciones de último momento y la herencia que transferirá el ministro Dietrich al próximo gobierno.

Con relación al transporte ferroviario, expresa que "en el caso de la Subsecretaría de Transporte Ferroviario que comanda Arturo Papazian (nosotros de CRÓNICA FERROVIARIA nos preguntamos qué papel jugó este señor con relación a los trenes, ya que en más de tres años y medio no tuvo participación alguna ni siquiera conocemos su rostro), existen cinco direcciones que tienen  funciones superpuestas entre ellas y con las empresas estatales del sector, el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (ADIFSE o Trenes Argentinos Infraestructura) y la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE o Trenes Argentinos Operaciones). Esas direcciones son las de Gestión del Sistema Ferroviario, Coordinación con Empresas Ferroviarias, Técnica de Transporte Ferroviario, Asuntos Administrativos y Coordinación de Mejoras del Sistema".

"A su vez, la Secretaría de Obras y Transporte a cargo de María Manuela López Menéndez tiene dos subsecretarías y 20 direcciones", expresa Letra P.

Prosigue muy interesante la nota del periodista Antonio Rossi expresando que "además de mantener una dirección para el proyecto RER (Red de Expresos Regionales) que encabeza la lista de promesas incumplidas del macrismo, la Secretaría de Obras agrupa ocho direcciones que cumplen tareas similares y coincidentes. Son las siguientes: Gestión y Monitoreo de Programas y Proyectos Especiales; Ejecución de Obras; Administración de Obras; Seguimiento de Obras; Monitoreo y Evaluación de Obras; Supervisión de Obras; Monitoreo de Obras y Tablero de Control y Evaluación de Gestión de Obras".

Desde CRÓNICA FERROVIARIA todavía nos preguntamos cómo se mantienen secretarías y direcciones en un proyecto que nació prácticamente muerto.

Por el lado de las empresas y organismos descentralizados que están bajo la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación, dice Rossi en Letra P "los casos más salientes se registran en la Dirección Nacional de Vialidad y en la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE o Trenes Argentinos Operaciones".

En el caso de la SOFSE que preside Marcelo Orfila, el periodista Antonio Rossi dice que "el rasgo distintivo y digno de ingresar en el libro de los récords Guinness, ha sido la creación de 34 gerencias para operar sólo trenes de pasajeros que duplican (las gerencias) las que tenía la ex empresa Ferrocarriles Argentinos cuando corría todos los servicios de cargas y pasajeros a nivel nacional".

Desde CRÓNICA FERROVIARIA decimos que esos servicios que la ex empresa Ferrocarriles Argentinos tenía en su peor momento es 100 veces más que lo que hoy puede ofrecer la empresa SOFSE. Una vergüenza