lunes, 22 de agosto de 2011

UN PAÍS SIN PASADO, ES UN PAÍS SIN FUTURO


Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Le escribo estas líneas con un hondo pesar, porque nuestra querida institucion, Ferroclub Argentino sede Centro de Preservación Lynch, que fuera la primera de las 4 actuales, ha sido despojada de 22.000 m2 de su predio, los cuales han sido cedidos por la Administradora de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado (ADIFSE) a la Universidad Nacional de Tres de Febrero, a través de la Ley 26.321, corroborado por carta certificada fechada el 17 de Agosto de 2011, terrenos que serán destinados a la construcción de un edificio, instalaciones y campo de deportes.

De esta manera, nos quitan la posibilidad de continuar restaurando parte del glorioso ex Ferrocarril General Urquiza con sus vehículos históricos de madera, como el Reservado Presidencial 760 donde viajó la señor Eva Duarte de Perón, el ex Presidente de la República, Dr. Hipólito Irigoyen, entre otras personalidades. La locomotora de vapor emblemática del Ferroclub "Yatay" Nro. 11 construida en el año 1888, y muchos elemenos más que hacen a nuestra historia ferroviaria, dejándonos solamente la parte del galpón de máquinas, mesa giratoria y una vía de maniobras.

Aún no sabemos cómo vamos a hacer para reordenar el material (nos avisaron que el martes comenzarán las tareas de remoción) y además, también, cortan de cuajo la posibilidad a futuro de tener una playa de alistamiento de trenes de media y larga distancia, ya que era la única de sus características en toda la línea desde Zárate a Buenos Aires.

¿Cómo se entiende esta actitud de las autoridades a cargo?. ¿Es qué no les importa nada la historia de su propio pais, de los trenes donde viajaron cientos y miles de personas en busca de forjar sus sueños a lo largo de la Mesopotamia?. ¿Cuántas historias se escribieron a lo largo de las vías del Urquiza?. ¿Por qué no podemos tener un lugar apropiado para mostrar al público el poco patrimonio histórico que depende del Museo Nacional Ferroviario?. ¿Quién nos defiende ante este avasallamiento?. ¿No hay otros terrenos en las cercanías que satisfagan las necesidades de esta Universidad?.

Todas, seguramente, serán preguntas sin respuesta. La única realidad son las frías palabras de la ley mencionada, urdida entre gallos y medianoche, muy lejos de hacerse pública ante nuestro medio y con la contundencia de las fechas fijadas para el comienzo del fin de esta gran Institucion formada por aficionados al ferrocarril, que lo aman y llevan en sus venas el honor de sentirse argentinos, ayudando "ad honorem" en la noble tarea de restaurar nuestro pasado ferroviario para mostrarlo a las actuales y futuras generaciones.

Señor Director, me hubiera gustado comentarle otros logros, pequeños como la pronta apertura de una nueva sala del Museo que tenemos en la estación, o la restauración a nuevo de un coche reservado de la década del 30, de noble madera, camarotes, coche Nro 5701, sueños que irremediablemente irán a parar al olvido luego de esta amarga noticia.

Dejo para el final la siguiente reflexión. Un país sin pasado, es un país sin futuro, sino educamos a nuestros hijos sobre las bases de nuestra experiencia, creencias y sinceros sentimientos, ¿qué les espera a ellos entonces el dia de mañana?. Saludos cordiales.
Roberto Benvenuti
Socio Nro. 534
Ferroclub Argentino Sede Lynch
chancha7131@yahoo.com.ar