miércoles, 31 de agosto de 2011

FERROBAIRES, UN FERROCARRIL SIN LOCOMOTORA


NOTA EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado


Casi todos los días me entero de que la empresa Ferrobaires tiene inconvenientes en la prestación de los servicios de pasajeros, tanto por suspensiones como por interrupciones que dejan a los trenes abandonados en el medio de la nada, o en alguna estación perdida de la línea por la que circula, y casi todas por rotura de su material tractivo.

Hace tiempo que vengo denunciando todo esto, en distintas notas que titulé, entre otras, como: "LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE....", "UNA EMPRESA EN DECADENCIA", "SIGUEN LOS INCONVENIENTES EN LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS DE PASAJEROS EN LA EMPRESA FERROBAIRES". No sólo por enterarme a través de los medios de las infaustas noticias para el sector ferroviario, si no porque lo he sufrido un par de veces en carne propia, por lo tanto no toco de oído con lo que digo.

Tren de pasajeros Nro. 335 en Vivoratá

Pasan los días, los meses y los años y nadie hasta el momento hizo nada, ni la Secretaría de Transporte de la Nación, ni la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). Parece que mirasen para otro lado. Parece que tuvieran miedo, desde el gobierno, de tomar decisiones políticas y que es, nada más y nada menos que hacer cumplir el Convenio del 08 de Febrero de 2007 suscripto entre el Estado Nacional y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en el que se dio inicio al proceso de transferencia de los servicios ferroviarios, oportunamente concesionados en el marco de los Decretos Nros. 1168/92 y 770/93.

Convenios y Resoluciones hay de todo tipo para que se lleve a cabo la transferencia lo más pronto posible. ¿Qué es lo que falta?.