jueves, 4 de febrero de 2021

Tren Patagónico: Un recorrido con historia

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

El Gobierno de la Provincia de Río Negro en una descripción con algo de historia, dice que el Tren Patagónico es un servicio ferroviario de pasajeros que une Viedma con San Carlos de Bariloche en 18 horas, en un moderno servicio con coche motor, que además de viajar de la costa a la cordillera, permite ir conociendo cada una de las 12 estaciones en el camino, en un atractivo recorrido por la historia y actualidad de la Provincia de Río Negro.

El tendido ferroviario es histórico, llegó hasta Bariloche a principios del siglo XX y las estaciones muestran cómo el servicio fue impulsando a su paso a las localidades de la estepa rionegrina y sus estaciones tienen el diseño y elementos de esa época, como sus campanas históricas.

Recorre entre Viedma y San Carlos de Bariloche 827 kilómetros. Actualmente tiene un programa especial de pandemia, con capacidad límite en los vagones, y sale de Viedma los viernes a las 18 para llegar a Bariloche a las 12 del sábado. El regreso parte los domingos a las 18 de Bariloche y llega a las 12 del lunes a Viedma.

La Provincia, a través de Tren Patagónico hizo una fuerte inversión para recuperar el ferrocarril, por lo que es el único del país que opera en manos del Estado.

Esto implica un mantenimiento permanentemente de la infraestructura de vías, con cuadrillas en todo el recorrido, y de las máquinas y coches en los talleres de la empresa. Esta tarea se sostuvo aún con la pandemia.

El presidente de Tren Patagónico, Néstor Bruno, explicó que actualmente están operando “con el tren de coche motor, el Expreso Río Negro, el tren más nuevo de la Provincia, que tiene capacidad para 106 pasajeros y con protocolos tiene un límite de hasta 80 personas”.

“En los próximos días vamos a comenzar a operar con el tren más grande, el Tren Patagónico, pero no con la formación completa como hicimos hasta marzo del año pasado. Solo saldremos con tres coches Pullman y un coche de Primera. Vamos a comenzar a operar con ese tren y vamos a tener más capacidad, más demanda y le vamos a agregar un coche más en Primera. Así tendremos más posibilidades de transportar pasajeros”, agregó.

Estaciones

Las 12 estaciones son: San Carlos de Bariloche, Pilcaniyeu, Comallo, Clemente Onelli, Ingeniero Jacobacci, Maquinchao, Los Menucos, Sierra Colorada, Ramos Mexía, Valcheta, San Antonio Oeste y Viedma.

Destacó que en la histórica estación de Bariloche, el Tren Patagónico “trabajó fuerte, arreglando todo el estacionamiento que estaba deteriorado. También se cambiaron los separadores, que eran rieles, y se pusieron postes de metal y cadena y además se agregó cartelería”.

Agregó que también hicieron mejoramientos en las estaciones de Pilcaniyeu e Ingeniero Jacobacci, que es la más importante e histórica de la Región Sur, con una profunda tradición ferroviaria y cuna de La Trochita.

“Allí se hicieron trabajos importantes de pintura, se cambiaron las tejas del techo, y también se hicieron trabajos en madera en todo el edificio. Todas las aberturas se llevaron al color original y se volvieron a barnizar, y construimos maceteros de madera acordes con las aberturas, acordes a la estética del lugar”, precisó el directivo.

Bruno informó que también en Viedma pintaron la estación por fuera y acomodaron las oficinas por dentro, con trabajos en la caldera y los aires acondicionados. Además cambiaron los tramos de hormigón de los andenes e hicieron esos sectores a nuevo.

“En San Antonio Oeste la estación estaba muy deteriorada, porque es un lugar donde se hicieron arreglos anteriormente, pero la gente no los cuida y estamos haciendo arreglos de fondo en sanitarios y lugares comunes. Vamos a arreglar todo, pisos y techo”, añadió.

Actividad comprometida

Bruno indicó que la pandemia afectó más que nada a la disponibilidad de personal en todas las áreas de Tren Patagónico, y en la medida en que se organizan mejor irán trabajando e invirtiendo en el tren de pasajeros y de carga.

“Iremos paso a paso, porque tenemos un problema grande en la disminución de personal por la pandemia. Mucha gente con factor de riesgo, mayores de 60, personal aislado constantemente, se recupera uno y se contagia otro… es complicado proyectar”, sostuvo.

Explicó que “el tren es un  medio de transporte que no puede programar una salida de un día para el otro, necesita programarse con mucha anticipación y considerar muchas cosas, tanto de mecánica como infraestructura, administración, los empleados que van sobre el tren. Todo es un conjunto que lleva mucho tiempo y esfuerzo poder coordinar".