jueves, 18 de febrero de 2021

De Gales a toda la Argentina: Una vida de pasión por los trenes

Diálogos ferroviarios

Diario Hoy dialogó con el ingeniero Shaun Mc Mahon, especialista del INTI en vapor moderno y en operación e ingeniería ferroviaria. Sus comienzos, los viajes y la llegada al país de la mano de Livio Dante Porta, un emblema del sistema ferroviario nacional.

Cuando llegué la primera vez en julio de 1998, a pedido de la empresa Tranex y el ingeniero Livio Dante Porta, nunca había escuchado castellano en mi vida”, le confesó a diario Hoy Shaun Mc Mahon, experto en vapor moderno e investigador del INTI.

El argentino Porta, fallecido en 2003, fue un legendario diseñador de locomotoras conocido a nivel mundial por sus aportes al sector ferroviario. Fue quien eligió a Mc Mahon como su discípulo para trabajar en el país.

Ing. Shaun Mc Mahon

Desde su labor en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el profesional de Reino Unido colaboró en la reactivación del Ferrocarril Austral Fueguino (FCAF), tras 266 días sin funcionar como consecuencia de la pandemia.

“Tuvimos una inspección completa planificada desde INTI-Mecánica para el año 2020, incluyendo cada aspecto de las locomotoras (vapor y diésel), coches de pasajeros, instalaciones de ingeniería incluyendo los talleres y maquinaria fija, etc. También vía y obra, puentes e ingeniería civil en general”, expresó.

—¿Realizan ese mismo trabajo en otros trenes del país?

—Desde el INTI estamos involucrados en todo el sistema ferroviario del país y casi en cada área. Por el momento, el FCAF de Ushuaia es el único por donde hacemos absolutamente todo, es decir, cada aspecto de un ferrocarril completo (todo en uno) y, aparte de ser una responsabilidad muy grande, también actúa para el INTI como un buen entrenamiento para personal, en relación a otros ferrocarriles donde no hacemos todo, pero profundizamos en ciertas áreas.

Por ejemplo, desde 2018 estamos trabajando con el sistema de ATS para todo el Área Metropolitana de Buenos Aires, utilizando el Tren de la Costa para empezar como base de referencia debido a su aislamiento del sistema nacional.

—Usted es un experto en vapor moderno, ¿cómo nace su pasión por este oficio?

—En 1975, a los nueve años, me encontré con el ferrocarril de Ffestiniog en el norte de Gales. La estación Tan y Bwlch. Fui caminando solo por las colinas del parque nacional y me encontré la estación. Vi varios trenes en la estación ese día y me fascinaron, especialmente las locomotoras de trocha angosta de dicho ferrocarril, y así nació mi pasión.

Empecé como voluntario en 1976 trabajando en el kiosco vendiendo libretas y postales, y luego el mismo año limpiando los coches de los pasajeros a la mañana en la estación Porthmadog. Quería ser maquinista y, con 12 años, en julio de 1978, fui a los talleres de Boston Lodge para presentarme como voluntario. Para subir a las locomotoras era necesario tener 16 años, y con solo 14 años tuve que “in­ventar” mi edad. En agosto de 1980 fui elegido por el gerente técnico para ser foguista. Recibí el oficio de maquinista el 17 de agosto de 1988, a los 22 años, y el mismo año recibí mi título de ingeniero en la universidad también.

Comencé en la universidad full time en Bangor en 1983. Debido a los años duros de Margaret Thatcher en el poder como primera ministra del Reino Unido (1979-1990) y sus recortes para el sector público, sufrimos años difíciles, pero a fines de 1984 el mismo ferrocarril del Ffestiniog me ofreció un puesto como becario de Ingeniería profesional, y entré a la empresa el 7 de enero de 1985. Salí del país en agosto de 1994 para tomar el puesto de codirector del Departamento de Ingeniería Mecánica de Alfred County, en Sudáfrica.

—¿Cómo llega a la Argentina?

—En 1995, Porta me ofreció un puesto como su asistente dentro del proyecto de uso racional de la energía y transporte en Cuba, pero no pude aceptar debido a mis responsabilidades dentro del ferrocarril en Sudáfrica. En 1997, la empresa Tranex Turismo y Porta hicieron contacto directo con respecto al estado de su ferrocarril en Ushuaia y el desarrollo de un proyecto de tren entre la estación Plaza Constitución en CABA y Mar del Plata. La empresa necesitaba un ingeniero en jefe que podría ser gerente técnico y operativo en cada proyecto, y preguntaron a Porta a quién consideraba como el mejor en el mundo para el puesto.

Porta me recomendó debido a mi experiencia dentro del mundo del vapor moderno y también mis previos puestos como supervisor y gerente en empresas de más de un país. Llegué a Argentina por primera vez el domingo 19 de julio de 1998 y me quedé por casi 4 semanas para evaluar cada aspecto de la empresa y su ferrocarril en Ushuaia. Hoy en día tengo la responsabilidad de seguir todos los proyectos de Porta y también enseñar a nuevos ingenieros dentro del mundo del vapor moderno.

Desafíos para 2021

Consultado sobre las tareas programadas para este año, el especialista recalcó, entre muchos proyectos, los siguientes:

-Seguir con el proyecto ferroviario comunitario y turístico de Ayacucho.

-Continuar con el desarrollo y llevar a la ­fabricación la Máquina Vapor Moderna (MVM) 150, para el uso como prototipo en varias partes del país.

-Terminar el generador a vapor moderno “Máquina Misiones” para Ayacucho.

-Seguir con el desarrollo y llevar a producir el prototipo de la MVM 1300, anteriormente conocida como la “Máquina Formosa”.

-Avances con la Junta Nacional para Calderas y Recipientes a Presión en todo el país. 

-Continuación del proyecto MVM X10 en Salta, junto con el INTI de esa provincia y la Universidad Nacional de Salta.Fuente:DiarioHOY.com