lunes, 22 de agosto de 2011

EN RESPUESTA A LA CARTA DE VALERIA


Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Leía muy atentamente la carta publicada por Valeria en la última Circular Informativa de Crónica Ferroviaria, y es muy triste ver lo que nos pasa a muchos hijos de ferroviarios, de familia enteramente ferroviaria en la que cada día que pasa se nos cierra una puerta más para ingresar a cualquier empresa de ese medio de transporte.

Le comento a Valeria que fui hasta los archivos de Ferrocarriles Argentinos en Constitución, a buscar copias de los legajos de mi familia Ferroviaria. Allí encontré el de mi bisabuelo, señor Tomás Feehan, que trabajó en el ex Ferrocarril Central Argentino e ingresó en agosto de 1919; el hijo de éste, mi abuelo, señor José Ángel Feehan, también en el mismo ferrocarril en noviembre de 1924. El señor Ernesto Feehan, mi papá que entró en 1950 al entonces Ferrocarril General Bartolomé Mitre, y como si fuera poco, a mi abuelo materno, señor Lorenzo Defazio, que en 1.936 también se incorporó a trabajar en el riel.

Me da mucha tristeza que a nadie le importe ni escuche nuestros pedidos. Nadie involucra a todos. Hasta los mismos ferroviarios en actividad me miran con cara rara y tratándome casi como a un loquito. Fui a todos lados, mandé cartas a TODOS, hasta a Balcarse 50, a la Unión Ferroviaria, La Fraternidad, Secretaría de Transporte, A.L.A.F., Ferrocentral, Ferrovías, T.B.A., UGOFE. ¿Sabés de dónde obtuve una respuesta?, sólo de Crónica Ferroviaria que me publicó la carta y me deseó toda la suerte en mi búsqueda. Después a todos los demás no les importó nada. Es triste pero es asi.

Después te enterás que toman al que vendía panchos en la estación. Acá en la Línea Sarmiento pasó. Ojo, no tengo nada en contra de ese señor, porque pienso que TODOS merecemos un trabajo digno, pero me parece que tiene que haber una conducta con los ingresos de los hijos.

Bueno, quería contar la historia, disculpen si fue largo y mal narrado pero es lo que siento, mi historia, y está resumida en este correo.

Gracias por todo, amigos de Crónica Ferroviaria, y a Valeria le digo que tenemos que seguir intentando por todos los medios lo que nos merecemos, trabajar en el ferrocarril. Saludos
Ernesto Feehan
ernestofeehan@yahoo.com.ar

1 comentario:

  1. Señor Feehan: Creo que todos tenemos derecho a entrar al ferrocarril, tanto los hijos y familiares de ferroviario o los que no lo son, pero los hijos tienen un "plus" con relación a los que no lo son, porque maman desde muy chiquito el oficio del padre y entienden de antemano lo que es amar al ferrocarril. Siga insistiendo que a lo mejor los colectiveros de TBA lo toman. Saludos
    Rogelio Rodríguez

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.