lunes, 29 de julio de 2013

METRO DE MADRID VENDE 73 COCHES USADOS MODELO 6000 A LA EMPRESA SBASE POR VALOR DE 28 MILLONES DE EUROS

Es la tercera vez que la compañía vende coches a Argentina

Metro de Madrid venderá a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) un total de 73 coches del modelo 6000 (que actualmente operan en la línea 9 del suburbano) por un importe de unos 28 millones de euros, según han informado a Europa Press fuentes del metropolitano.

El envío de los trenes se hará por lotes, de forma que está previsto que los primeros puedan salir hacia Argentina a finales de 2013, aunque el plazo para que lleguen todos es de un año.

Los vehículos irán destinados a la Línea B del metro de Buenos Aires, lo que implica que el metropolitano bonaerense deberá acometer reformas en la infraestructura para pasar del sistema de tercer carril a catenaria rígida, de esa forma los trenes de Metro podrán circular con su propio sistema.

Esta es la tercera vez que Metro de Madrid vende trenes al metropolitano argentino, aunque en esta ocasión se trata de la mayor operación en volumen de venta de las que se ha realizado hasta ahora con Argentina. Entonces, el suburbano trasladó 36 coches del modelo 5000, procedentes de las líneas 6 y 9, y la operación reportó a Metro más de 4 millones de euros.


Además, SBASE ha solicitado a Metro de Madrid su disponibilidad para suministrar servicios complementarios de reforma de dichos trenes para que sean totalmente operativos en su red, así como servicios de asistencia técnica para su puesta en explotación en Buenos Aires, lo que supone unos ingresos añadidos de 4,6 millones de euros para la atención de estos servicios.

Según ha manifestado la compañía, el origen de esta nueva operación se basa en el interés demostrado por SBASE en la adquisición de estos coches, tras la compra de dos lotes de material 5000 en los años 2011 y 2012.

La operación se completa ahora con la compra de estos 73 coches 6000 actualmente en circulación en la línea 9, encontrándose todos en perfecto estado de conservación y prestando un servicio adecuado en cuanto a ratios de disponibilidad y fiabilidad. Por su parte, Metro sustituirá las unidades vendidas por las series de gálibo ancho tipo 5000, 7000, 8000 y 9000.

TRABAJOS DE ADAPTACIÓN

Los trenes vendidos a Buenos Aires, aunque presenta unas condiciones óptimas para el funcionamiento, había dejado de circular por la red al ser sustituido por otros trenes más modernos y de tecnología más avanzada. Los beneficios económicos resultantes de la operación se reinvertirán, por lo tanto, en el mantenimiento de trenes e instalaciones de la red de Metro.

La compra de estas unidades se verá complementada con una serie de trabajos adicionales para la adecuación del material móvil a las condiciones de circulación bonaerenses, como es el ajuste de ancho de vía, desconexión del sistema de toma de mando, desmontaje del sistema de señalización, radiotelefonía y videovigilancia.

Se realizarán, además, trabajos de mantenimiento añadidos sobre los trenes, de forma que el material pueda ser recepcionado en Buenos Aires con una 'puesta a cero' completa relativa a los planes de mantenimiento, así como con revisiones integrales de determinados grandes componentes, detallan desde Metro.

Una vez en Buenos Aires, se acometerá la adecuación de varios aspectos que compatibilicen el empleo de los coches en la red, como son la renovación del aspecto exterior de los trenes con la imagen del suburbano argentino, el montaje de los equipos de señalización y radiocomunicaciones, así como la revisión de componentes y la puesta en marcha de las unidades.

ACTIVIDAD COMERCIAL PARA LOGRAR NUEVAS VÍAS DE INGRESOS

La serie 6000 es un modelo de unidades móviles construidas por CAF durante el año 1998 y prestan servicio en líneas de gálibo ancho. Al principio este tipo de tren tenía solo dos unidades motrices, a las que se añadió el remolque entre los años 2002 y 2003 con el objetivo de componer trenes de seis coches para circular en la línea 9, por la que circulan en la actualidad con esta composición, mientras que en la línea 9B lo hacen formando trenes de dos o tres coches.

Las unidades 6000 se encuentran dotadas de aire acondicionado con calefacción y poseen un equipo de control de sistemas auxiliares, un equipo de registro de los parámetros de seguridad durante la marcha y un sistema de información al viajero. También poseen un sistema de videovigilancia y un sistema de megafonía y radiotelefonía. Se encuentran dotadas de sistemas de protección de tren (ATP) y de (ATO).

La venta de estos trenes se enmarca en la actividad comercial de la compañía. Toda esta actividad se materializa en acuerdos de consultoría para otras redes de transporte en diferentes países de todo el mundo o en este caso, en una venta de material móvil.


De hecho, Metro remarca el interés por los servicios de consultoría de Metro de Madrid que han demostrado ciudades como Washington, New York, Denver, Dallas, Bogotá, Sao Paulo, Salvador de Bahía. En este sentido, destacan que esta actividad se ha convertido en una importante vía de ingresos para la compañía para conseguir nuevas vías de financiación.ElEconomista.es