viernes, 26 de julio de 2013

ESPAÑA: "ESTA ES UNA LÍNEA DE ALTA VELOCIDAD, NO EL FERROCARRIL DE PANCHO VILLA"

EXTERIOR

Independientemente de su centro de trabajo y del tipo de tren que conduzcan, ninguno de los maquinistas consultados ayer por este diario se atrevió a aventurar hipótesis sobre lo que sucedió realmente en Santiago. «La tecnología que llevamos a bordo tiene que evitar el posible fallo humano, porque errores podemos cometer todos y esa es una línea de alta velocidad, no el ferrocarril de Pancho Villa», dice uno de ellos. Igual que todos los demás, pide que no se publique su nombre. Adif les prohíbe hacer declaraciones públicas cuando hay un accidente ferroviario, y nadie quiere arriesgarse a una sanción.

«Es imposible sacar conclusiones sin tener todos los datos, ni siquiera viendo el vídeo del accidente [grabado por una cámara fija desde la vía y difundido ayer] soy capaz de decir si iba o no a demasiada velocidad», dice otro. Este maquinista, con experiencia en trenes AVE, explica que ni siquiera está seguro de si el convoy accidentado estaba equipado con el sistema de seguridad ERTMS, instalado en la infraestructura de la nueva vía entre Ourense y Santiago justo hasta poco antes de la curva en la que se produjo el siniestro. «Todos los Alvia 130 lo llevan, pero este es un 730, una derivación del anterior, y yo no sé si lo tiene», afirma.


«Todo el mundo habla del exceso de velocidad, pero normalmente un accidente así no se produce por una sola causa», asegura otro conductor, que se pregunta por qué en ese tramo hay que entrar a 80 por hora en una curva después de un largo trayecto a 200 km/h.

El vagón generador


Él también vio ayer el vídeo del descarrilamiento y apunta que no fue la máquina la que se salió de la vía, sino el segundo vagón, el que lleva el generador que hace de este tren un vehículo híbrido capaz de circular por vías electrificadas y también sin catenaria, en este caso recurriendo a combustible diésel. «¿Hubiera descarrilado si fuese un Alvia de otra serie, que no llevase un coche tan pesado justo detrás de la máquina?», se pregunta.Lavoz deGalicia