domingo, 30 de enero de 2011

TEA CONTINÚA RECUPERANDO MATERIAL FERROVIARIO

Este jueves, desde la Estación Basavilbaso donde se encontraba desde hace unos días, la empresa TEA realizó el traslado a la Estación Federico Lacroze de un FIAT 7131, el segundo que recuperó en los talleres de Paraná. Utilizó para remolcarlo el FIAT que la empresa reconstruyera en 2008.

El viernes 21 de enero TEA, con el apoyo de ALL, retiró de sus talleres de Paraná la segunda formación de coches motor FIAT 7131, compuesto por el CMU 5961 y un CAU, que recuperaron sus obreros. La dupla logró partir de la Estación de la capital provincial cerca de las 15 horas, luego de sortear enormes dificultades debido a que algunos tramos de la vía en el cuadro de la citada Estación fueron pavimentadas, y para hacer cualquier movimiento en el lugar se hace necesario el remolque y maniobra de una enorme cantidad de vehículos ferroviarios "depositados".

El traslado hasta Basavilbaso se hizo con la tracción de una locomotora de ALL, GE 6954 "Xuxa", llegando a la Estación de la ciudad del riel cerca de la medianoche. Fue detenido en la playa, junto al Materfer de la UEFER, hasta la mañana del jueves que comenzó el operativo para su traslado a Federico Lacroze.

La formación de TEA partiendo de Basavilbaso. Foto: Hermes Quattrocchio

El 2008 Trenes Especiales Argeninos sorprendió al "volver a la vida" un 7131, Nº 5968, epopeya que se agigantó al atravesar la provincia por una verdadera selva y luego desde Basavilbaso seguir viaje por la central hasta la provincia de Corrientes donde unió, de manera experimental, las localidades de Monte Caseros y Curuzú Cuatiá. Para completar la travesía el tren viajó sin ningún tipo de inconvenientes hasta Federico Lacroze, donde desde entonces permanece guardado y esporádicamente sale a las vías en auxilio de "El Gran Capitán".

Es más que evidente que TEA no abandonó la empresa de recuperar material, pese a no tener subsidios de ningún tipo y la indiferencia del gobierno de Entre Ríos y el Nacional. Los obreros hicieron posible superar años de abandono, destrucción y sobretodo desidia a la que fue sometida una formación que en lo que respecta al motriz está totalmente terminada, con sus partes mecánicas, eléctricas, interiores y pintura a nuevo, mientras que al remolcado le renovaron sus rodamientos, partes mecánicas e instalación eléctrica, además de la base de pintura restándole para estar totalmente terminado la colocación de los interiores y la pintura final.

Los coches motor cuentan de dos cuerpos impulsados por un motor diésel FIAT de 660 HP que les permite alcanzar una velocidad máxima de más de 115 kilómetros por hora con una capacidad de 200 pasajeros sentados, y que por su bajo peso por eje son los más aptos para circular en ramales ferroviarios como los de la mesopotamia, y el hecho de poseer comandos en ambos extremos reduce el tiempo de maniobra en las estaciones terminales. Desde la concesionaria de la provincia de Corrientes aseguran que el costo de reparación es menor al 20% que a los millones que cuestan las unidades que la Materfer de Sergio Tasselli está construyendo y cuyo prototipo es utilizado en Entre Ríos por la UEFER para unir las Estaciones Paraná y Concepción del Uruguay.

Según pudo apreciar RIEL FM las unidades fueron dejadas originales, una enseñanza de que se puede, además y no menos importante, una demostración de la exquisitez del trabajo, casi artesanal, de los obreros que volvieron a la vida un montón de chatarra y hierros retorcidos que tenía por destino la fundición.

Volviendo al operativo de traslado, el FIAT CMU 5968 llegó a Basavilbaso, proveniente de Federico Lacroze, y de inmediato los obreros de TEA y ALL comenzaron las tareas de alistamiento, las que movilizaron a muchos curiosos y ferroaficionados. Para el mediodía ya estaba todo listo y una dupla de conductores locales, integrada por Daniel Mora y Ariel Ibarra Bochio, comenzó a las 14 horas el viaje con destino a la Capital Federal.

"Las Chanchitas", como muchos las llamaban, hizo el viaje con gran prestancia, demostrando su utilidad y vigencia, arribando a destino en las primeras horas de la madrugada del viernes. (Fuente y foto: RIEL FM)

5 comentarios:

  1. TEA no tiene subsidios, y logra funcionar, algo precariamente, es verdad, pero funciona (en realidad el principal problema que tiene es la infraestructura de vías, que mayormente es responsabilidad de ALL). Esto me hace pensar que las concesionarias de los servicios de pasajeros, que tienen jugosos subsidios, deben ganar bastante.

    ResponderEliminar
  2. Espero que sean utilizadas y no terminen "exponiendolas" en un museo. ¿por qué las tienen guardadas de adorno? ¿Qué pasço con "El Correntino"?

    ResponderEliminar
  3. Mis felicitaciones a la empresa TEA por la vuelta a la vida de otro coche motor Fiat. Me alegra porque a mi no me salió un peso como si me cuestan las compras de material obsoleto a España y Portugal que después queda tirado en algún terreno ferroviario para que después lo incendien o apedreen, como los suculentos subsidios que se pagan para bancar a empresas concesionarias que ya deberían de haber caducado.
    Rogelio Rodríguez

    ResponderEliminar
  4. Me sumo a las felicitaciones a TEA, y creo mas que sinceramente, que todas las concesionarias deberian sumarse a su politica, LBS por ejemplo, deberia meter mano de las decenas de U12C que tienen tiradas en Tapiales y no se cuantas mas habrán quedado en Alta Cordoba o Materfer, para poder solucionar sus problemas tractivos e incrementar la cantidad de servicios, evidentemente material para recuperar queda, y mucho. TEA es un ejemplo de ello. Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡UN EJEMPLO LO DE TEA Y SUS TRABAJADORES!.LOGRARON RECUPERAR UN ICONO DE LA INDUSTRIA FERROVIARIA ARGENTINA.EL FIAT SIEMPRE FUE UN DISEÑO DE AVANZADA Y ME ENORGULLECE VOLVER A VERLO POR LOS RIELES DE MI PAIS.TEA SIGAN ADELANTE QUE SON DIGNOS DE INITAR.SALUDOS.MARCELO.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.