miércoles, 26 de enero de 2011

ESPAÑA: LINARES. EL PRIMER TREN SIN CATENARIA DE CAF VIAJA A SEVILLA

CAF-Santana concluye el primer vagón del Metrocentro de Sevilla, por lo que hoy se procederá a su traslado hasta la capital hispalense, en las condiciones especiales que requieren sus características, para las pruebas. El resto de unidades llegará de forma progresiva.

Las catenarias pasarán a la historia esta primavera. Los trabajadores de CAF-Santana concluyeron el primer vagón del Metrocentro de Sevilla. Un nuevo tranvía sin catenarias que, tras su presentación oficial, saldrá hoy con destino a la capital hispalense, en las condiciones especiales que requieren sus características, para entrar en pruebas. Estas se prolongarán entre unos ocho y diez días.


El resto de las unidades —cuatro en total, ya que se aprobó una nueva hace unas semanas— y que sustituirán a las actuales, llegará de manera progresiva y sin una fecha fijada, de manera que puedan estar en la capital hispalense antes de marzo, con el objetivo de realizar las pruebas técnicas y la homologación, y que puedan entrar en funcionamiento para la Semana Santa.

Estas unidades móviles, según explicaron desde la factoría, no precisarán de intervenciones de adaptación en el trazado de raíles aunque sí para los andenes —el servicio se parará un fin de semana para decrecer los andenes 12,5 centímetros por cada lado—, serán más estrechas, según el diseño de Giugiaro, para facilitar su futura circulación por zonas del casco histórico.

Con demanda de ciudades como Zaragoza o Granada, e interés de Burdeos, el director comercial y de proyectos nacionales de CAF, Luis Terradillos, afirmó, en una visita a las instalaciones, que desde que se puso en marcha se ha abaratado “mucho” el material y que el nuevo modelo es “totalmente diferente” en imagen y tecnología al anterior. De hecho, el montaje se realiza por piezas, con un “valor añadido” que se aporta al coche “desnudo” en la misma factoría.

El nuevo tranvía sin catenarias —con 5.200 kilómetros de extensión, en cuyas pruebas no se ha registrado ninguna incidencia— podría realizar un recorrido de hasta dos kilómetros sin recargar, si bien ello no se hace por razones de seguridad, pues la “prudencia” indica que el sistema, que empleará veinte segundos —el tiempo de parada aproximado en las estaciones— en la recarga, tenga un punto para repostaje energético cada quinientos metros, aproximadamente. Los vehículos cuentan con piso bajo en todo el departamento de viajeros y amplía el número de plazas hasta llegar a las cuarenta, junto a ocho asientos prioritarios y otras dos vacantes adaptadas para sillas de ruedas.(Fuente y foto: Diario Jaen)