viernes, 21 de enero de 2011

PARAGUAY: FEPASA SUCUMBE POR FALTA DE FONDOS Y SE DISPONE A DESPEDIR EMPLEADOS

Los 55 empleados de Ferrocarriles del Paraguay (Fepasa) no cobraron en diciembre y la empresa ya comunicó ayer al Ministerio de Justicia y Trabajo que ya no va más, por falta de fondos, y solicitó que se inicie el proceso de despido.

Después de más de 150 años de historia, el otrora Ferrocarril Central Presidente Carlos Antonio López, hoy Fepasa, se dispone a cerrar totalmente sus operaciones debido a que se ha quedado sin su principal fuente de ingresos, el transporte de cargas en la zona de Encarnación.

La gravedad del tema salió al tapete después de que las autoridades de la empresa comunicaran ayer a la Dirección del Trabajo que procederán al “cese de actividades”, por lo que pedían la intervención ministerial para la correspondiente liquidación y despido de sus 55 funcionarios.

Estos empleados ya estaban de hecho “con el Jesús en la boca” porque no pudieron cobrar aún sus salarios del mes de diciembre pasado y es menos probable todavía que reciban lo del presente mes de enero.

Eduardo Laterza Rivarola (izq.), presidente de Fepasa

En total, los gastos de personal representan alrededor de G. 150 millones al mes, incluidos los aportes al Instituto de Previsión Social (IPS), dinero que hoy ya no está al alcance de Fepasa.

Los directivos, encabezados por Eduardo Laterza, argumentaron que esta situación ha empeorado justamente desde el mes pasado, cuando se suspendieron en la zona de Encarnación los trabajos de tráfico de carga que se realizaba con las antiguas locomotoras a vapor, en un enlace con el ferrocarril argentino y un servicio tercerizado a cargo de la compañía Custodia SA.

Culpa del embalse

El problema se originó en el lado argentino por la inundación de las vías férreas entre las estaciones de Garupá y Posadas, es decir el tramo que conecta con el puente internacional “San Roque González” y la terminal ferroviaria de Fepasa en Encarnación. Todo esto a causa del aumento de la cota del embalse de la represa de Yacyretá.

Ante esta situación, el flete de las cargas que antes transportaba Fepasa lo realizan camiones que llegan hasta las zonas de depósito o de embarque final, dejando ya de lado al ferrocarril en territorio paraguayo y sin ingresos a la empresa local.

Por el acuerdo con Custodia SA, Fepasa recibía un dólar por cada tonelada transportada en sus vagones, llegando a tener al año ingresos totales por unos 400.000 dólares, suficientes para los salarios.

Esta situación se mantendrá por todo este año , porque Yacyretá aún no ha construido la vía férrea alternativa entre Garupá y Posadas, con lo que Fepasa tampoco puede tener esperanzas de trabajar en el transporte de la cosecha nacional de soja en 2011.

Sin posibilidades

A raíz de todo esto, la empresa llegó a la conclusión de que definitivamente no puede seguir operando, y como tampoco puede generar ingresos de otro tipo ni tiene fondos de reservas, según explica en su nota a la Dirección del Trabajo, solicitó un mediador ministerial “para conformar de forma urgente una mesa tripartita” para buscar una solución legal al asunto referido a los funcionarios.

En otros años, Fepasa explotaba también un servicio turístico denominado “Tren del Lago”, que está suspendido desde 2009 a raíz de la caída de un puente ferroviario en la zona de “Ñu Guasu”, que aún no fue reparado. Se había pedido ayuda al Ministerio de Obras Públicas, pero sin éxito.

Casi 10 años como SA


El 31 de octubre de 2000, el Ferrocarril Central Presidente Carlos Antonio López (FCPCAL) pasó a ser por ley una “entidad pública en proceso de reorganización y transformación para la modernización”. Luego, el 30 de abril de 2002, se convirtió en una nueva entidad del derecho privado: Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa). Desde entonces ha perdido hasta sus vías en el histórico tramo Asunción-Encarnación.(Fuente y foto: ABC Color)