miércoles, 19 de enero de 2011

UNA RESOLUCIÓN TARDÍA

Redacción CRÓNICA FERROVIARIA - Fotos: Gerardo Ulloa

Nos llegó la información, que la dupla de coches motores Apolo (ex Feve) que se encontraba desde el mes de Junio de 2009 en la estación Tucumán CC, fue trasladada hasta los talleres ferroviarios de Tafí Viejo para ser guardada, de ahora en más, en el interior de dicho establecimiento fabril.

Como se recordará, días atrás dicho vehículo fue vandalizado por graffittis que pintaron el frente de la formación como a los costados de la misma, amén de haber sido víctima, tiempo atrás, de pedradas por parte de chicos del lugar.



Crónica Ferroviaria, desde hace mucho tiempo vino denunciando en sus notas que la dupla de coche motor que se encontraba estacionada en un lugar de la playa de carga de la estación Tucumán CC, no era sitio para ser guardado, sino que debería haber sido enviado a Tafí Viejo ya que cuenta con lugar físico adecuado para su estacionamiento, pues iba a ser blanco de cualquier tipo de vandalismo, a la vez que estaba expuesto a las inclemencias del tiempo, deteriorando su estructura.



Como tenemos autoridades en los entes nacionales del sector que parecería que siempre van detrás de los acontecimientos, haciendo a la vez oídos sordos a aquellos que marcamos los problemas que se observan en nuestros ferrocarriles, ahora se optó, después del hecho consumado, por una actitud lógica.


En otro orden de cosas, con relación a la versión que se corrió entre la gente ferroviaria tucumana sobre el traslado de dicha dupla de coches motores a la ciudad de Salta, las autoridades de la Secretaría de Transporte habrían desmentido la noticia.