miércoles, 19 de febrero de 2014

Rosario: Al tren a Buenos Aires, Rosario le quiere sumar un metro de superficie para la ciudad y zona

Actualidad

Se trata de una iniciativa complementaria a la recuperación del corredor ferroviario Rosario-Buenos Aires. Es una instancia que buscará fomentar el uso del transporte público en reemplazo de la creciente afluencia de autos

Rosario vuelve a la carga por el metro de superficie, una instancia que fomentará el uso del transporte público en reemplazo de la ya insostenible afluencia de autos particulares hacia el centro de la ciudad.


La idea principal de la Municipalidad parte de la base de darle una solución integral al congestionamiento ocasionado por el constante y elevado número de vehículos, ómnibus y camiones que día a día entran y salen de la ciudad, se estima un total de 300 mil.

Según le aseguró a IMPULSO un representante del gobierno nacional que pidió reservas en el caso, en la reunión de hace días entre el ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo y la intendente de Rosario, Mónica Fein, ambos funcionarios retomaron la idea de avanzar con el proyecto.

La intención del gobierno nacional es ejecutar la obra como un complemento al tren que unirá con siete servicios diarios a Rosario con Retiro.

En una primera etapa, el metro de superficie conectaría Granadero Baigorria con Rosario (pasando por la zona de Alberdi y la Terminal de Ómnibus) y luego llegará a Villa Gobernador Gálvez para hacer el eje norte-sur.

En cuanto a la financiación del proyecto, vale recordar que hace dos años Fein viajó a Curitiba a conocer el transporte de la ciudad brasileña y se comprometió a gestionar fondos con el Estado nacional.

Dos recorridos

La Línea A vincularía la ciudad universitaria (Siberia) y arribará a una futura Estación Multimodal de Pasajeros, luego atravesará la zona de peatonales, las facultades ubicadas en el micro y macrocentro y las principales plazas. De allí se extenderá hacia el norte, a través del eje Alberdi-Rondeau, abasteciendo a centros comerciales, clubes náuticos y parques.

La línea B conectará al sur de la ciudad con el centro a través del eje de la calle San Martín.

Los dos ramales se cruzarán en el centro, justo en el cruce de las peatonales y habrá paradas cada 500 metros.


El metro es parte de un plan más ambicioso, que incluye la reactivación de las viejas vías del ferrocarril aún existentes en la ciudad. La idea es restablecer un sistema ferroviario metropolitano que permitirá conectar la ciudad hacia el sur hasta Villa Constitución, hacia el oeste con los ramales que llegan a Casilda y Cañada de Gómez, y también con el extremo norte del cordón industrial en Puerto San Martín. ImpulsoNegocios.com