jueves, 20 de febrero de 2014

La Mesopotamia sigue reclamando la vuelta del tren de pasajeros "El Gran Capitán"

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Pasan los días, los meses y también los años y todavía sigue el Estado Nacional sin resolver qué es lo que hará con el tren de pasajeros que tanto reclama la gente de la Mesopotamia, que es por la vuelta de "El Gran Capitán".


En una nota que realizara el diario Territorio Digital de Misiones al Viceintendente de Virasoro (Provincia de Corrientes), señor Gustavo Adolfo Sabio, con relación a que hace casi dos años y medio que una de las formaciones del mítico tren de pasajeros se encuentra tristemente varada en dicha ciudad correntina, dijo: “A la formación la dejaron abandonada acá, tiene un sereno. Después del secuestro que tuvo el tren en Apóstoles, fue retenido aparentemente por miembros de La Fraternidad, lo llevaron hasta Caza Pava (a unos 30 kilómetros de Santo Tomé), ahí retiraron de la locomotora la palanca de frenos y dejaron abandonada la formación. Lo que se logró después fue traer la formación a Virasoro, y quedó acá prácticamente sin funcionar”.


Asimismo, expresó: “En realidad, la formación está lista para volver a funcionar en el momento en que las autoridades a nivel nacional así lo decidan. El grave problema que tiene El Gran Capitán es el estado de las vías, no es un problema en sí mismo del tren. La empresa que tenía la concesión (A.L.L) nunca hizo las inversiones necesarias en vías y en reparaciones".


También recordó el señor Sabio que en Noviembre de 2011 el Secretario de Transporte de la Nación, por ese entonces el Ing. Juan Pablo Schiavi, le retiró la concesión a la empresa Trenes Especiales Argentinos S.A. para dársela a la empresa Trenes de Buenos Aires S.A. que realizaba las prestaciones con duplas de coche motores que no eran aptos para realizar dichos servicios, y que dejó de hacerlo después de la tragedia ferroviaria de la estación Once de Septiembre, quedando hasta la fecha sin cumplir con un diagrama que cubría más de mil kilómetros atravesando de sur a norte la Mesopotamia y pasando por cuatro provincias argentinas.


Por último el señor Sabio lo expresó al medio Territorio Digital "que en los años '90, cuando se pararon todos los trenes, la Nación le transfirió a la provincia de Corrientes el servicio interurbano de pasajeros del ex Ferrocarril Urquiza, y fue la Provincia la que puso en marcha nuevamente el servicio en 2003, y funcionó durante 8 años de manera ininterrumpida, con dos frecuencias semanales, siendo realmente un tren que cubría las expectativas sociales de la región, ya que hay gente que no tiene posibilidades económicas para tomar un servicio de ómnibus, por lo que viajaban en tren. A mí me ha tocado viajar con familias enteras que después de muchos años se pudieron encontrar con su familia en Buenos Aires, gente que venía de Paraguay a reencontrarse con gente en Buenos Aires”.

 
"El Gran Capitán fue el único servicio de transporte ferroviario que no tuvo ningún subsidio durante los ocho años de funcionamiento. Se cubrían los costos con la venta de los pasajes. Es más, me consta que muchísimas personas que necesitaban viajar para ser atendidos en el Garrahan (hospital de niños) o en cualquier otro de Buenos Aires, lo hacian sin costo. Hemos mandado a muchos chicos que nunca habían viajado en tren desde Virasoro a Monte Caseros, o algunas ciudades de Entre Ríos, sin cargo”.




"Hoy como si esto fuera poco, las estaciones en todo el recorrido del tren han sido desmanteladas en este último tiempo y lo único que continuó fue el transporte de cargas", señaló.

Así las cosas, hoy nos encontramos sin trenes de pasajeros que puedan unir Buenos Aires con Posadas (Provincia de Misiones). Vaya a saber uno por qué todo esto es así, a qué intereses obedece para que desde el Estado Nacional (hoy que tanto se brega por la Revolución Ferroviaria) sean ciegos, mudos y sordos al clamor de mucha gente de la Mesopotamia Argentina.

Por qué será que se está dejando a la buena de Dios al ramal troncal desde Rubén Darío hasta Zárate, donde hemos publicado en Crónica Ferroviaria el faltante de vías y hasta la intrusión de terrenos ferroviarios a la altura de la estación Sol y Verde (Línea San Martín), donde se está formando un barrio a orillas de la infraestructura del trazado ferroviario del Ferrocarril General Urquiza. ¿Esperan que quede interrumpido para siempre el transporte ferroviario entre Buenos Aires y la Mesopotamia?.

Pese a todo vemos con satisfacción que con el advenimiento del ministro Randazzo parecería ser que soplan vientos, desde el Estado Nacional, a favor de los ferrocarriles. Llega nuevo material ferroviario, se están realizando obras en la infraestructura de vía en algunos ramales, pero que sólo beneficiarán a algunos ciudadanos, observando con preocupación que muchos otros se sienten espectadores de todas estas modernizaciones ferroviarias; sobre todo los habitantes de la Mesopotamia.