jueves, 19 de diciembre de 2013

USUARIOS Y TRABAJADORES DE LA LÍNEA SARMIENTO, UNIDOS EN PROTESTA

ACTUALIDAD

La concentración coincide con la puesta en vigencia (desde el lunes) de un nuevo diagrama que contempla una frecuencia más espaciada. Apuntan a sociedad que depende del ministerio de Randazzo.

Los usuarios y trabajadores de la Línea Sarmiento se concentrarán hoy (miércoles 18) a partir de las 10 en el hall de la estación Once para protestar por el mal servicio que ofrece esa línea, junto a sus pares del Roca y el Mitre. El reclamo coincide con la puesta en vigencia -desde el lunes- de un nuevo diagrama de servicios que contempla una frecuencia más espaciada, de 15 minutos entre uno y otro tren, el mantenimiento del recorte del servicio nocturno (entre las 22 y las 5) de lunes a sábados, y la extensión de esa modalidad a los domingos y feriados. Tanto en el primer día como ayer, el nuevo horario no se pudo cumplir debido a la falta de formaciones.


En la convocatoria a la concentración, usuarios y ferroviarios nucleados en distintas organizaciones, como Autoconvocados por los trenes, Pasajeros del Roca, El tercer riel mata, Salvemos al tren, Usuarios organizados del Sarmiento, Movimiento Nacional Ferroviario (MoNaFe). Movimiento Nacional por la Recuperación del Ferrocarril (MoNaReFa), Somos Usuarios Bien Indignados (SUBI), Campaña Ni Un Muerto Mas y Movimiento Emancipador anunciaron que expresarán "la gran preocupación que nos asiste ante la crisis del transporte ferroviario".
En el caso del Sarmiento las críticas están dirigidas hacia la estatal Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), que depende del Ministerio del Interior y Transporte a cargo de Florencio Randazzo "porque las soluciones prometidas no aparecen y cada vez se viaja peor".

Apuntaron que "implementaron un nuevo horario que necesita para ser cumplido 12 trenes, pero como no los hay, el tiempo entre uno y otro puede extenderse hasta 45 minutos", al tiempo que recordaron que "hace 2 años había 25 trenes en servicio, lo que permitía una frecuencia de 8 minutos".

Seguidamente precisaron que "en una recorrida que hicimos por el Depósito Castelar pudimos comprobar que ante la falta de repuestos, hay coches recientemente remodelados que están siendo desmantelados, para que sus piezas permitan que sigan funcionando los restantes. Los pocos trenes que hay presentan distintos problemas, que obligan a sacarlos del servicio en cualquier momento del día, con los trastornos para los usuarios".


Advirtieron que "en los ramales diésel Merlo-Lobos y Moreno-Mercedes hace meses que se repiten las cancelaciones, por falta de máquinas, siendo común que circule una sola formación en cada uno, lo que arroja una frecuencia de un tren cada 3 o 4 horas, y obliga a los usuarios a volcarse al transporte automotor".DiarioPopular