jueves, 27 de febrero de 2014

CAF suma pedidos por 4.800 millones aunque el beneficio cae el 9%

Empresas

La empresa vasca fabricante de material ferroviario concentra en el exterior el 80% de sus contratos

La empresa vasca de material ferroviario, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), logró generar el pasado año 2013 un beneficio neto de casi 91 millones de euros, cifra inferior en un 9% a los 99 millones de euros del ejercicio precedente, según fuentes de la compañía sita en Beasain.

La cifra de negocio de la compañía participada, entre otros, por Kutxabank con un 19%, disminuyó un 11% el pasado año, hasta los 1.535 millones de euros, mientras que el resultado de explotación se situó en 151,3 millones de euros.

Al cierre de 2013, CAF contaba con una cartera de pedidos pendientes de ejecución por valor de 4.802 millones de euros de la que un 80% correspondía a contratos logrados en el exterior. Al cierre de 2012, la empresa presidida por José María Baztarrica tenía una cartera de pedidos de 4.941 millones de euros, el 85% fuera de la península Ibérica.

Una unidad de tranvía fabricado por CAF circula por las calles de la ciudad francesa de Nantes. (NG)

Las acciones de la compañía bajaron ayer un 0,2% en Bolsa hasta situarse en 388,3 euros por título lo que supone valorar la empresa en 1.331 millones de euros.

En la última junta de accionistas de la compañía guipuzcoana, sus máximos dirigentes alertaron de las cada vez mayores dificultades para ganar contratos de material ferroviario. Principalmente porque en muchos países el menor crecimiento económico ha ralentizado o paralizado proyectos de inversión ferroviaria en diferentes puntos del mundo por la escasez de financiación.

CAF, el quinto mayor fabricante mundial de trenes, mantiene una importante cartera de pedidos pese a la creciente competencia no sólo de los grandes fabricantes tradicionales sino, también, de nuevos competidores asiáticos con una presión a la baja sobre los costes.

La compañía guipuzcoana está desarrollando en la actualidad, según fuentes de la propia firma, proyectos ferroviarios en medio mundo. Entre los contratos que maneja está el suministro de unidades de trenes de cercanías para las localidades de Sao Paulo, Belo Horizonte y Recife, en Brasil, país donde cuenta con una moderna factoría; Trieste (Italia), Auckland (Nueva Zelanda) y la compañía vasca Eusko Trenbideak.

CAF tiene en vigor contratos para suministrar trenes para la empresa Amtrak en Estados Unidos, Italia y Arabia Saudí, así como tranvías para las ciudades de Málaga, Granada, Estocolmo, Houston, Cincinnati, Kansas, Besançon, Sydney, Birmingham, Friburgo, Tallín, Cuiaba, y Kaoshiung, en Taiwán, y unidades de metro para ciudades como Roma, Bucarest, Sao Paulo, Medellín, Santiago de Chile y Helsinki.

INDEMNIZACIÓN Por otro lado, el juzgado de los Social número 3 de Donostia condenó a la empresa CAF a indemnizar con unos 410.000 euros a la viuda e hijos de un trabajador que, tras cincuenta años de trabajo en esta compañía guipuzcoana, falleció a finales de 2012, poco después de jubilarse, de un mesotelioma pleural causado por la exposición al amianto, según la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi, Asviamie. - X. Aja. Deia.