sábado, 26 de mayo de 2012

RESCINDEN LA CONCESIÓN DE TBA. RECLAMAMOS LA REESTATIZACIÓN INTEGRAL DE LOS FERROCARRILES, BAJO CONTROL OBRERO

ACTUALIDAD


El gobierno nacional esperó una masacre en Once para retirar la concesión de TBA al grupo Cirigliano. Después de tres meses de una intervención a la empresa que sólo agravó la situación del servicio, el gobierno anuncia un decreto que propone incorporar a la explotación de las líneas Mitre y Sarmiento a una unión transitoria de empresas, a la manera de Ugofe, para lo cual convoca a empresarios como Roggio, que ya ha sido cuestionado por los mismos organismos oficiales y por los trabajadores de Metrovías en la desinversión del servicio de subtes.


El modelo Ugofe, que reemplazó la concesión de Taselli en el San Martín, en el Belgrano Sur y en el Roca, les aportó a Cirigliano y Roggio una nueva vía de subsidios al asumir el Estado la totalidad del pago de sueldos a través de la residual Belgrano S.A., como también sucediera recientemente en el Tren de la Costa, del grupo Soldati. Bajo Ugofe reinó la patota sindical que perpetró el asesinato de Mariano Ferreira en un ataque contra los trabajadores tercerizados que reclamaban el respeto del convenio ferroviario.

Con esta medida, el gobierno pretende blanquear sus propias responsabilidades y las de sus funcionarios, como el ministro De Vido, que hicieron la vista gorda al desvío de los multimillonarios fondos estatales dilapidados y la precariedad del servicio que derivó en la masacre de Once, mientras procesaba a los delegados y activistas ferroviarios con acusaciones de sabotaje o extorsión.

La caída de Cirigliano confirma las denuncias que hiciéramos durante una década sobre el fracaso de las concesiones. Reclamamos rescindir todos los contratos sin indemnización, reestatizar integralmente el servicio de pasajeros y cargas, y ponerlo bajo control de los trabajadores. Que el grupo Cirigliano responda por sus activos por el vaciamiento incurrido. Causa Ferroviaria - Lista Gris