martes, 29 de mayo de 2012

MOYANO SEDUCE A LOS METRODELEGADOS


GREMIALES

El jefe de la CGT busca nuevos aliados para compensar las deserciones de su sector gremial

Hugo Moyano empujó a Omar Viviani a irse de la estratégica Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) después de que el taxista se alineó con sus opositores para desbancarlo de la CGT.

Desde mañana, la CATT quedará al mando del moyanista Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento). Entre sus primeras medidas, prevé incorporar a la confederación al gremio de los metrodelegados del subte que encabeza Néstor Segovia.

La CATT es un bastión históricamente peronista, donde conviven una treintena de sindicatos vinculados al transporte aéreo, terrestre y marítimo. La propuesta para sumar a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro fue iniciativa de Facundo Moyano , pero finalmente avalada por su padre.

Secretario General de la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), Hugo Moyano

El líder de la Juventud Sindical mantiene una excelente relación con Segovia, al que respaldó en más de una de sus medidas de fuerza. Ambos son admiradores de Agustín Tosco, el dirigente sindical de ideología marxista que fue uno de los principales actores del "Cordobazo".

Segovia y su tropa sindical fueron protagonistas hace dos semanas, cuando pararon la actividad de los subtes por no haber acordado un aumento salarial con el gobierno de Mauricio Macri.

En el ajedrez sindical, la incorporación de los combativos metrodelegados a la CATT aviva el poder de fuego que siempre se jactó de tener el ala dura del moyanismo. "Si queremos, podemos parar el país", sentenció un dirigente que suele ser la sombra del jefe de los camioneros.

Pero no será sencillo sumar a Segovia. Su gremio mantiene una puja con la Unión Tranviaria Automotor (UTA) por el encuadre de los trabajadores del subte. El líder de UTA, Roberto Fernández, también integra la CATT y ya habría manifestado su desacuerdo para la llegada del metrodelegado.

De todas maneras, Fernández no cuenta con apoyos internos. En la interna de la CGT, la UTA forma parte de la disidencia que impulsa la salida de Moyano. No sorprendería que Fernández abandone la CATT, como ya lo hicieron algunos dirigentes que se distanciaron del camionero. La fuga la comenzó Viviani, que resignó sus aspiraciones a revalidar su liderazgo en la confederación. Al taxista lo siguieron el marítimo Omar Suárez, el titular del gremio de Aeronavegantes, Ricardo Frecia, y Marcos Castro (capitanes de ultramar). En tanto, Omar Maturano, de La Fraternidad, aún no decidió su futuro, aunque está más decidido a partir antes de avalar el mandato de Schmid, un leal del camionero.

En el nuevo reparto del poder de la CATT, Schmid quedará como el número uno, aunque siempre la última palabra recaerá en Moyano, que estará como jefe sindical de las relaciones internacionales. Podría, además, nombrar en el consejo directivo a sus hijos Pablo y Facundo, referentes de los camioneros y de los trabajadores del peaje, respectivamente.

En medio de su disputa por conservar su liderazgo en la CGT, Moyano desplazó de la poderosa CATT a Viviani y así mantiene bajo su órbita a la mayoría de los gremios vinculados al transporte.LaNación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.