sábado, 23 de febrero de 2013

FERROBAIRES: ¿UNA EMPRESA ABANDONADA A LA BUENA DE DIOS?


NOTA EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado (Director Crónica Ferroviaria)


En estos últimos años es habitual informar sobre inconvenientes de todo tipo (suspensiones, cancelaciones, descarrilamientos, etc. etc.) en los servicios de pasajeros que presta la empresa provincial ferroviaria Ferrobaires en sus distintos ramales, como así también, por problemas administrativos y de otras yerbas a la que nos tuvo acostumbrada hasta su intervención.

Después de más de un año que el Ing. Maltana se encuentra al frente de la empresa creemos que la misma va de mal en peor, aunque meses atrás éste expresara a la prensa "que la situación de Ferrobaires se regularizó y actualmente los trenes transportan seis millones de pasajeros por año".

En esa oportunidad expresábamos en nota de fecha 24/12/2012 que dudamos que esa cifra sea real. No sólo porque la empresa no tiene los convoyes necesarios para transportar esa cantidad, sino que la situación de Ferrobaires deja mucho que desear, no sólo por el estado lamentable de su material rodante y tractivo, sino también por el incumplimiento de los diagramas por falta de locomotoras en buen estado. De esto último, nos cansamos de publicar en Crónica Ferroviaria la cancelación de servicios durante el año 2012 y en lo que va de 2013.

También dijo a la prensa allá por Diciembre de 2012: “El Gobernador me indicó que ampliemos los servicios en todo lo que sea posible, y de manera segura. En la seguridad estamos en una situación muchísimo mejor que la original, hemos hecho todos los trabajos que teníamos que hacer en la materia, importamos repuestos, sacamos algunos coches de servicio, pero los estamos reponiendo, y ahora el objetivo es extender los servicios y dar más comodidad a la gente”.

Tren de pasajeros Nro. 116 en estación Haedo

Lamentablemente, nuevamente no podemos creerle al señor Interventor de la empresa Ferrobaires porque a raíz de esa supuesta seguridad que él expresa que "estamos en una situación muchísimo mejor que la original" tuvo que suspender el tren de pasajeros Nro. 305/306 que unía Plaza Constitución - Mar del Plata y viceversa, debido a una investigación periodística en la que mostraba el estado calamitoso en la que se encontraba el material rodante, expresando el señor Maltana en esa oportunidad a la prensa el día 18/01/2013, lo siguiente: "Ayer fui personalmente y entendí que el tren no está en condiciones de ser abordado con cierta comodidad. No lo hice antes porque estaba de vacaciones", agregó.

Sabedores de la actualidad de la empresa, no nos equivocamos si decimos que la temporada de verano 2012/2013 es la peor perfomance que pudo haber tenido los trenes de pasajeros que unen la Capital Federal con Mar del Plata en toda su historia, con solamente 5 servicios a la semana, cuando, sin ir más lejos, Ferrobaires por la década de los 90 brindaba 11 diarios, más el agregado los viernes del tren El Marplatense. ¿Si esto no es decadencia.....?.

Pero bueno, no le vamos a echar la culpa ahora de todo esto a esta intervención. La cosa en Ferrobaires viene de muy lejos, donde en el interior de la misma se tejieron muchas intrigas y factores "non santos" que hicieron que hoy la misma haya caído en lo más bajo de su historia.

Ahora bien, ¿qué papel toca el Estado Nacional en todo esto?. ¿Se creerá que mirando el "partido" desde afuera no es culpable de nada?. ¿Cuáles son los problemas que hacen que esa "Comisión" que se formara hace años (¿se formó?) para hacer pasar a la empresa Ferrobaires a la órbita del gobierno nacional nunca llegó a nada?. ¿Hay algún "interés político" por parte de las autoridades nacionales para abandonar a la buena de Dios a Ferrobaires?.

Hoy la empresa provincial vive el peor momento de su historia. Casi todos los días nos enteramos de suspensiones y cancelaciones de servicios de pasajeros generalmente por falta de locomotoras.

Creemos que el Estado Nacional debería dar una mano sobre el particular, no sólo para ayudar a la empresa en si, si no (y es lo más importante) hacerlo por el pasajero que es la verdadera víctima de todo esto, ya que se queda sin tren y tiene que transportarse por otros medios que le cuesta en dinero más del doble hacerlo y por el sistema de transporte ferroviario que hoy se encuentra muy vapuleado.

El viernes 22 de Febrero pudimos ver que en la Línea Sarmiento hay un servicio de trenes de pasajeros que generalmente hace el itinerario Castelar - Once de Septiembre - Castelar (sin paradas intermedias) con dos locomotoras diésel Serie 319 (una en cada punta de la formación) con solamente cuatro coches Sorefame (ex eléctricos devenidos en remolcados) en el que viaja muy poca gente. Es más, cuando llegó de Castelar alrededor de las 17,00 horas lo hizo sin pasajeros.


Servicio Especial entre Once y Castelar (sin paradas intermedias) con dos locomotoras

Ese mismo día el Tren de Pasajeros Nro. 111 que une Buenos Aires - Carlos Casares - Pehuajó fue cancelado por falta de material tractivo. ¿No hubiése sido mejor prestarle una locomotora para que pudiese brindar el servicio, y darle una mano a Ferrobaires hasta tanto se tome de una vez por todas la resolución que todo el mundo está esperando?.

Roguemos que nunca pase nada malo en las maltrechas formaciones de la empresa provincial porque las culpas, seguramente, van estar repartidas y hoy el ánimo popular, como decía mi abuela, "no está para bollos".