viernes, 15 de febrero de 2013

QUEREMOS UN FERROCARRIL EN MARCHA Y UN SINDICATO QUE PELEÉ POR LOS TRABAJADORES


CARTAS DE LECTORES

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

A comienzos de esta semana, el compañero boletero "wily" Schamne fue agredido de manera extremadamente violenta por un pasajero que, ante la falta de trenes en el servicio diésel Victoria - Capilla del Señor, desató toda su ira contra este trabajador.

Hoy somos la cara visible de los señores que hicieron todos los negociados y le robaron la plata al pueblo a través de los subsidios y nos dejaron un ferrocarril que se cae a pedazos.

El salvajismo de algunos pasajeros que culpan a quienes nada tienen que ver con los problemas que hoy tienen los ferrocarriles

No podemos quedarnos callados ante esta situación ferroviaria y obviamente política. Es una situación en la que el sindicato, como defensor de nuestra fuente laboral, debe intervenir. Mantener viva nuestra fuente de trabajo es pelear por un ferrocarril de pie, y no andar arrodillados por ver cómo se acomodan con algún funcionario de turno.

También tenemos que decir, que el sindicato tiene la responsabilidad, como nuestro representante, de velar por nuestras condiciones de trabajo, y no bastan con rejas y demás. Necesitamos plantear una lucha real por nuestra fuente de trabajo que no alcanza con un afiche de "LUCHEN Y VUELVE".
Me quieren explicar, ¿cuál es la lucha?. ¿Estamos movilizados por esa lucha?

Todo tiene que ver con el pésimo estado del servicio, y hoy este compañero la tuvo que pagar con su rostro lleno de sangre.

Es imposible justificar a este "señor" que agredió a nuestro compañero, pero tengamos en cuenta una cosa, el servicio es desastrozo y nosotros también somos usuarios.

Pongamos el tren en marcha y a nuestros representantes a la cabeza.

¡¡¡MI SOLIDARIDAD CON VOS WILY!!!
Victor Dario Martinez