lunes, 22 de octubre de 2012

LA JUSTICIA, ¿HIZO LO DE VIDO?


NOTA DE OPINIÓN

Por: Norberto Rosendo (Para CRÓNICA FERROVIARIA)


Sin duda el haber dictado el procesamiento de los Cirigliano y de Jaime, entre otros, es una buena noticia. También nos pareció correcto haber desvinculado de la causa al ex titular de la CNRT, señor Antonio Sícaro, quien en tiempo y forma había advertido de la tragedia que se avecinaba.

Pero, siempre hay un pero, ¿están todos los responsables en la bolsa que ha armado el Juez Federal, Dr. Claudio Bonadio?

¿Están todos los participantes de la “cadena de la felicidad” en esa bolsa?

Sin duda el haber procesado a Jaime y a los Cirigliano (responsable del mantenimiento de los vehículos de la Línea Sarmiento, y el que dijo que el mantenimiento de los vehículos era el adecuado) es una buena noticia.

La gestión de Jaime la seguiremos sufriendo durante largos años, que será el tiempo en el que estaremos usando la chatarra europea que compramos a precio de oro.

Pero la pregunta del millón, o seguramente más, ¿termina la cadena de complicidad en Jaime?

¿Jaime se portó o no como es De Vido?, o tal vez, ¿reportaba a otros jefes que no aparecen en la causa?

En cualquier caso nos parece poco probable que este personaje haya hecho lo que le parecía y no lo que es De Vido.

Cuando Schiavi se hizo cargo de la Secretaria de Transporte de la Nación quiso arremeter contra los Cirigliano, de hecho la Tarjeta SUBE tiene como objetivo precisamente, entre otros, evitar que los grupos como Plaza (Cirigliano) se siguieran enriqueciendo con el subsidio de los boletos de los pasajeros que decían transportar.

Pero la pregunta es: ¿qué evitó que Schiavi actuara como es De Vido y sancionara, por lo menos a TBA como le venía pidiendo la CNRT?

También nos parece mal meter en la misma bolsa a todo el sindicalismo y adjuntarle responsabilidad en el tema, cuando en realidad fueron la cúpula de La Fraternidad a través del también procesado Luna y la Lista Verde de la Unión Ferroviaria, mientras que otros sectores  como el cuerpo de delegados del Sarmiento denunciaron hasta el hartazgo, y aun lo siguen haciendo, las pésimas condiciones de operación de la Línea Sarmiento.

Sin olvidar que estos sectores son conspicuos participes, para no decir cómplices del oficialismo K, o por lo menos lo eran hasta la muerte de Kirchner por el disgusto de la muerte de Mariano Ferreyra.

Festejamos que hayan desvinculado al conductor Córdoba, quien no es más que otra víctima del accidente, y le deseamos que supere el infierno por el que paso.

También nos pareció excelente, en las consideraciones de la desvinculación de Córdoba, el hablar del corto periodo de entrenamiento que había tenido antes de ponerlo al mando de uno de los trenes del Sarmiento.

¿Será Justicia o lo terminaremos anotando en una servilleta?.