martes, 23 de octubre de 2012

EL BELGRANO CARGAS PASARÍA A SER OPERADO POR SOFSE


ACTUALIDAD

Con casi siete años de demora, el Gobierno se apresta a completar la reestatización del ferrocarril Belgrano Cargas. El ministerio de Interior y Transporte que comanda Florencio Randazzo prevé desplazar en los próximos días a la gerenciadora privada-sindical que maneja el ferrocarril desde 2006 y transferir la operación a la empresa estatal SOFSE. Actualmente, la línea de cargas –cuyos sueldos paga el Estado– es manejada por la SOE, una heterogénea sociedad que lidera el grupo de Franco Macri secundado por Roggio, Emepa y los gremios de La Fraternidad, Unión Ferroviaria y Camioneros.

Ing. Alfredo Cargniello (izquierda) con gente de los Talleres Ferrovarios de Tafí Viejo

La intención de Randazzo es comenzar a regularizar la atípica situación que afronta el estratégico ferrocarril de cargas desde mediados de 2006, cuando el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime declaró a la empresa en “estado de emergencia” y contrató en forma directa a la SOE que ese momento encabezaba Macri y una compañía china. Tras rescindir el contrato de operación vigente, el manejo del ferrocarril quedaría a cargo de la compañía estatal SOFSE que conduce Guillermo Cháves, cuñado del ex gobernador bonaerense, Felipe Solá y hombre de confianza de Randazzo. Dentro de la SOFSE, ya se armó un equipo encabezado por Alfredo Cargniello (un ex directivo de la privada Ferrovías SAC que maneja la gerencia general) para operar el Belgrano Cargas, una vez que se concrete el desembarco oficial.

Al igual que Aerolíneas Argentinas, la situación legal del Belgrano Cargas se encuentra en una nebulosa. La concesión sigue estando legalmente en cabeza de una sociedad que controla el gremio de la Unión Ferroviaria (UF). Y Pese a que aún no se completó el tramite de estatización, todos los recursos para que la empresa funcione y abone los sueldos los aporta el Gobierno.

El decreto 1771/2008 dispuso la reestatización definitiva y el traspaso de la empresa a las compañías estatales.iEco