lunes, 22 de octubre de 2012

EL SARMIENTO SIGUE SIN MEJORAR A PESAR DE QUE LE ASIGNARON MÁS DINERO


ACTUALIDAD

A 8 meses de la tragedia de Once, el servicio de trenes tiene una frecuencia menor que a comienzo de año y continúa en estado crítico, pese a que le dieron a la prestadora UGOMS un aumento de $25 millones en subsidios

El trágico accidente producido en la estación Once hace ocho meses emergió como una bisagra en la historia ferroviaria reciente. Lejos de que las condiciones en el servicio mejoren, de momento poco ha cambiado. Los trenes y servicios del Ferrocarril Sarmiento no sólo mantienen su estado crítico, sino que en el último tiempo vieron reducir significativamente sus frecuencias, al calor de las últimas medidas implementadas desde el Ministerio de Interior y Transporte, encabezado por Florencio Randazzo.

Entre las políticas impulsadas, el gobierno nacional adoptó transitoriamente el lanzamiento de un plan de obras que constituye, al menos, sólo la tercera parte de las inversiones que había diagnosticado el interventor gubernamental en TBA, Raúl Baridó. Por otra parte, incrementó en 25 millones las asignaciones presupuestarias en concepto de subsidios para sueldos y gestión de la UGOMS, entidad que opera el Sarmiento y que es integrada por Ferrovías y Metrovías.


Con un monto de u$s 174 millones, los fondos destinados para materia infraestructural no llegan a los u$s 900 millones de inversión mínima (o los u$s 450 millones anuales presupuestados) para cubrir los requerimientos técnicos y de seguridad del servicio.

En lo que respecta al servicio, hay menos frecuencias debido a la ejecución del plan de obras y el largo atraso infraestructural.  Para poder ejecutarlo, se debió cancelar el servicio nocturno, la salida de trenes durante todo el día domingo, y la supresión de los diferenciales diarios entre Once-Moreno, Once-Mercedes, y Once-Castelar.

De no modificarse drásticamente este estado de cosas, el 2012 cerrará con una caída del 11% de los servicios recorridos (82.000) con respecto al año pasado.

Además, según un informe técnico de la UGOMS dado a conocer en agosto, el 30% de las formaciones eléctricas del Sarmiento estaba llegando con retraso, mientras que en las diésel alcanzaba el 56 por ciento. Las ausencias y demoras de los empleados sólo representaron un 6% de las cancelaciones y el 5% se debió a problemas de mantenimiento e infraestructurales.InfoBae

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.