lunes, 29 de octubre de 2012

PARAGUAY: INVERSORES RECIBEN MÁS TRABAS DEL GOBIERNO A PROYECTO DE NUEVO TREN


EXTERIOR

Antes que disminuir los obstáculos al proyecto de reconstrucción del ferrocarril, las dificultades se están ampliando, dijo ayer el titular de la Coop. Ferroviaria, tras una reunión con gente del Gobierno. Unos ponen en tela de juicio la validez de la garantía bancaria suiza de los europeos, otros el “contrato de mandato”, y así, todo para trabar, sostuvo.

El Gobierno no termina de decidirse qué hacer con el proyecto que tiene la Cooperativa Ferroviaria y sus socios europeos de la “R&M Financial Engineers and Trust AG” para construir un nuevo sistema de trenes en el país.

A tanto ha llegado la indecisión que ayer, en una reunión en la Procuraduría General, en la que participaron el dueño de casa, Pedro Valiente Lara; el ministro de Obras, Enrique Salyn Buzarquis; su viceministro Max Rejalaga, el presidente de Fepasa, Marcelo Wagner, y algunos asesores legales, el titular de la Coop. Ferroviaria, Ricardo Franco Lanceta, tuvo que decirles que en todo caso deberían hablar con honestidad y comunicar a los inversores que en realidad no quieren el tren.

“Les preocupa el financiamiento, la capacidad para devolver el financiamiento, la justificación del negocio y la legalidad del contrato de mandato”, contó Franco, y apuntó que R&M ya presentó una garantía de un banco suizo de 200 años de historia, y que no pueden pedir otra vez la garantía de la garantía y así sucesivamente, que para eso el Gobierno puede recurrir al Banco Central, a alguna de sus embajadas en Europa o contratar a alguien.


El contrato de mandato entre Fepasa y la Cooperativa es de setiembre de 2010, cuando el ferrocarril era presidido por Eduardo Laterza, pero su sucesor, Marcelo Wagner, sostiene –y lo hizo de nuevo ayer– que ese acuerdo es ilegal pese a que había sido aprobado con dictamen favorable de la Procuraduría, entonces a cargo de José Enrique García.

Wagner quiere imponer un dictamen privado que le hizo el Abog. Javier Parquet, quien le acompañó ayer en la reunión, pero Franco cree que el Gobierno debería ser más serio, pues el dictamen de un particular no es vinculante al contrato, como sí lo es el de la Procuraduría.

Además si Fepasa cree que tiene razón, que recurra a la Justicia, de forma que la Cooperativa sepa qué hacer, expresó Franco, dando a entender que es irracional este juego, en el que cada nuevo funcionario que entra se cree la propia institución, y no se informa o directamente entra a desconocer lo actuado por sus antecesores.

La cabeza de Wagner

Por otro lado, Franco admitió que tuvo que sugerir al Ministerio de Obras Públicas que saque de su cargo a Wagner, por su notoria oposición al proyecto. “Hemos evitado en todo este tiempo la confrontación en la que han querido meternos, pero esto ya es demasiado”, alegó.

Wagner no respondió ayer su celular ante nuestro llamado para saber su versión y en Fepasa nos dijeron, en dos ocasiones, que no estaba.

Todo esto ocurre después de cumplirse el domingo pasado, con presencia de los europeos, el acto de presentación del proyecto.ABCColor

1 comentario:

  1. La realidad es que casi todos los gobiernos del cono sur tiene políticas antiferroviarias.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.