lunes, 23 de diciembre de 2013

LA CAUSA POR CHOQUE DE TRENES EN CASTELAR INICIARÍA EN MARZO LA ÚLTIMA ETAPA

ACTUALIDAD

El fiscal federal de Morón Sebastián Basso estimó hoy que "en marzo" llegaría a "tribunal de juicio" el expediente de la causa por el choque de trenes en Castelar, donde murieron tres personas, para que luego se fije la fecha de inicio del debate oral, que tendrá como imputado al maquinista Daniel López

Además, señaló que a mediados de febrero o marzo, "tanto la fiscalía como la querella ya se habrán expedido para llevar a juicio oral" la causa, aunque no pudo precisar si el debate se realizará en el 2014.

El fiscal recordó que por el siniestro del 13 de junio en Castelar se encuentra imputado el motorman, quien podría obtener una condena máxima de 5 años de prisión, y destacó que tras el accidente el Gobierno adoptó "medidas" de control para los maquinistas, un aspecto del servicio "que quizás estaba un poco oscurecido".


Consultado por radio América sobre el estado de la causa, Basso indicó que "lo que restaría es que el expediente que está en el juzgado federal de Morón que la Cámara practique las certificaciones que correspondan y, ahí estimo que a finales de febrero, principio de marzo, tanto la querella como la fiscalía ya se habrán expedido para llevar a juicio oral".

"En marzo seguramente ya estaría en tribunal de juicio el expediente. Después viene la etapa que va a tramitar ante el Tribunal Oral de San Martín que corresponda y ahí depende los plazos que establezca el tribunal", para el inicio del juicio que no pudo precisar si se llevará a cabo en 2014 porque, dijo, "eso es un pronóstico que escapa a mis predicciones".

Al referirse a la situación procesal de López, recordó que está acusado "por el delito de estrago culposo agravado por muertes", que cuenta con una pena máxima de cinco años de prisión.

Asimismo, consideró que "en el caso del accidente que se terminó comprobando que fue un delito de parte del maquinista de Castelar".

Consultado sobre las medidas de control adoptadas tras el siniestro, Basso señaló que "la investigación penal fue independiente y paralela a la actuación que hizo el poder Ejecutivo como el que tiene a su cargo la explotación del ferrocarril".

"El poder Ejecutivo puso una comisión especial para investigar el accidente para realizar medidas que consideraba pertinentes para mejorar el servicio", recordó el fiscal y agregó: "entiendo que después del accidente de Castelar, el poder Ejecutivo fue adoptando distintas medidas tendientes básicamente a mejorar la calidad del servicio en cuanto al aspecto humano, es decir el control de los maquinistas".


"El accidente de Castelar fue como una señal bastante importante para que (el gobierno) le prestara atención a un aspecto del servicio ferroviario que quizás estaba un poco oscurecido u apartado por otros problemas que tiene el servicio", concluyó.InfoBan