martes, 29 de mayo de 2012

MISIONES: TREN PARTIÓ DE APÓSTOLES CON SÓLO 13 PASAJEROS


ACTUALIDAD

El servicio había llegado desde Buenos Aires con sólo dos personas. En las boleterías reina la incertidumbre cada vez que deja la estación misionera sobre su regreso, tras la fatalidad sucedida hace 3 meses en Once

El servicio ferroviario de pasajeros que une Buenos Aires con la provincia de Misiones y que explota la firma Trenes de Buenos Aires (TBA), partió el pasado domingo a la noche desde la estación de Apóstoles, con un total de 13 pasajeros, la cifra más baja de la temporada que viene en caída libre desde hace semanas.

Hace una semana, el Gobierno Nacional oficializó la rescisión del contrato de concesión para la explotación de los servicios ferroviarios de pasajeros suscripto con la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), para las líneas Sarmiento y Mitre, en la jurisdicción del Gran Buenos Aires.

El fin de la gestión se conoció a través del Decreto 793/2012, publicado en el Boletín Oficial, de acuerdo a una medida dispuesta por la presidente Cristina Fernández y anunciada por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido.


La norma, para muchos tardía, fue llevada a cabo tres meses después del trágico accidente de la Estación porteña de Once, en la que murieron 51 pasajeros el pasado 22 de febrero de este año.

Desde entonces, casi como consecuencia directa a la incertidumbre, la demanda de pasajes en el denominado tren de la Mesopotamia, empezó a descender en las boleterías habilitadas tanto en la capital misionera de Posadas, como en la de Apóstoles.

“Sí, ayer (por el domingo), partieron 13 pasajeros y había llegado desde Buenos Aires con 2”, afirmaron ayer a El Territorio desde la boletería de la empresa TBA en la Terminal de Ómnibus de la localidad misionera de Apóstoles.

Trenes de Buenos Aires se hizo cargo de la concesión de la línea que une las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires, tras la recisión a la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA), que empezó a explotarla desde el 2003.

La última resolución de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (Cnrt), sobre el Gran Capitán, data de 2008.

Mediante un comunicado de prensa se informó por entonces, que “la Secretaría de Transporte ha impulsado oportunamente las medidas judiciales pertinentes para impedir la circulación del llamado tren ‘El Gran Capitán’, dado que el mismo no cuenta con la autorización correspondiente para su circulación por parte del Gobierno Nacional, situación que la Justicia aún no ha resuelto”, decía el parte firmado el 5 de febrero del 2008.

“Hasta ahora sigue…”

En la boletería de la Terminal de Ómnibus de Apóstoles se aclaró que a pesar de la franca disminución de la demanda en el servicio que hasta hace menos de un año la explotaba TEA con una formación para casi mil pasajeros, “sigue, sí, al menos yo no tengo información de lo contrario… hasta ahora sigue”, se insistió.

Es que en la boletería de Posadas, la información fue algo distinta. Se indicó que después de la tragedia de Once, las incertidumbres empezaron a ser cada vez más notorias y hasta se dejó entrever que tras la disposición de sacarles los ramales de Sarmiento y Mitre en Buenos Aires, el servicio hasta la localidad misionera siempre corrió riesgo.

Incluso extraoficialmente, se informó ayer en Apóstoles, que “cada vez que sale hacia Buenos Aires (la estación de Pilar, no la de Lacroze), se duda que vuelva el tren hasta Apóstoles”.

Para 300 personas

El servicio de Trenes de Buenos Aires funciona desde diciembre del año pasado con una frecuencia única con llegada a la localidad de Apóstoles los viernes y partida hacia Buenos Aires los domingos a las 19:40.

El costo del boleto es 270 pesos y hay una sola categoría general.

La formación cuenta con cuatro vagones con capacidad para poco más de 300 personas y por entonces, la previsión era “mejorar el servicio con espacios reacondicionados con aire y otras comodidades”.

Claro que para llegar hasta el servicio, los usuarios que parten desde Posadas para el trasbordo a Apóstoles deben presentarse poco antes de las 18 en la Terminal de avenida Santa Catalina y Quaranta.

Luego sale el micro rumbo a la estación de Apóstoles de donde sale el tren a las 19:40. El viaje tiene una duración aproximada de entre 18 a 20 horas.

El tren regresa a Misiones los viernes a la noche y, luego del arribo en Apóstoles, los pasajeros con destino a Posadas son trasladados hasta la ciudad capital por cuenta de la empresa, en colectivo.LaVozdeCataratas