martes, 19 de julio de 2011

BAHÍA BLANCA: EL EMPALME MALDONADO, UNA POSIBLE SOLUCIÓN FERROVIARIA


Una nueva vía de casi 5 kilómetros podría unir el ramal al Neuquén con el que vincula los puertos de Galván y White. De esta forma los vagones de la minera Vale no circularían por zonas pobladas.

Dentro de pocos meses el Proyecto Potasio Río Colorado se habrá concretado y trenes de 80 vagones cruzarán la ciudad dos veces por día a 10 cuadras del centro, por la vía que pasa bajo el puente Colón.

Esa es la vía que figura en el contrato, que algunos quieren incumplir alegando que es mejor usar la vía que corta a Colón en el cruce a nivel de Loma Paraguaya (a 22 cuadras del centro).

No tiene sentido abogar por una u otra vía, pues son casi lo mismo: ambas atraviesan zonas muy pobladas y en ambos casos la salida vehicular desde el centro de la ciudad hacia el sur se verá seriamente afectada. Y esto se agravará en el futuro, pues la región al oeste de Bahía Blanca se desarrollará y generará nuevas cargas que llegarán al puerto bahiense por ferrocarril.

En el reciente debate sobre el proyecto se propuso construir 7 cruces sobre nivel en una de esas vías. Esto equivale a reafirmar el encierro ferroviario que sufre la ciudad. Lo deseable es que todas las calles paralelas a Colón lleguen sin ninguna interrupción hasta la ruta 3 Sur, es decir: que no se usen más esas vías, ni para el potasio ni para ninguna otra carga.

La solución que propongo es que a la vía denominada "del Neuquén", por la cual vendrá el potasio, se le construya un empalme desde la prolongación del camino Parque Sesquicentenario (300 metros al sur de El Cholo) hasta la planta de la Esso en Puerto Galván.

Son aproximadamente 5 kilómetros atravesando siempre salitrales totalmente baldíos, no se interrumpiría ningún tránsito vehicular. Podríamos denominarlo "Empalme Maldonado", por su proximidad al barrio, al canal y al balneario homónimos.

A partir de la planta de la Esso en Galván ya hay una vía que llega hasta White (donde se está construyendo el embarcadero del potasio), paralela a la avenida Frondizi y a la calle Rubado, que sirve a todo el Polo Petroquímico y al sector cerealero, corriendo siempre por terrenos portuarios, sin causar ninguna molestia al tránsito vecinal.

Alguien dirá que el Empalme Maldonado es sólo una idea en borrador, que habría que estudiar su factibilidad y su costo, y además definir quién haría la inversión correspondiente. Es cierto, pero lo mismo cabe decir de habilitar la vía por Loma Paraguaya, o de los 7 cruces sobre nivel, o de profundizar a 45 pies el canal hasta Cuatreros.

Asimismo, hago notar que el Empalme Maldonado serviría también al Polo Petroquímico y al sector cerealero. Más aún: si algún día se profundiza el canal hasta Cuatreros y a su vera surge una gran playa de contenedores u otras instalaciones, el Empalme Maldonado les servirá de nexo con el resto de la zona portuaria y del país.

Por último, ¿se acuerdan del metanol? Se logró que no atraviese el centro de la ciudad en trenes, pero sigue pasando muy cerca, ahora en camiones. El Empalme Maldonado podría contribuir a solucionar también este problema.

(*) Capitán de Navío, aviador naval, retirado. Licenciado en Sistemas Informáticos, autor del sistema VotoFácil para voto electrónico y escrutinio judicial. Fuente: La Nueva Provincia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.