jueves, 21 de julio de 2011

ANÁLISIS DE SINIESTRALIDAD VIAL ARGENTINA - PRIMER SEMESTRE 2011 / 2010


Gacetilla de prensa del INSTITUTO DE SEGURIDAD Y EDUCACIÓN VIAL (ISEV)


OBJETIVO:

El presente trabajo tiene por finalidad observar la evolución de la “enfermedad social” de los siniestros viales (graves) en la población argentina comparando los resultados “sintomáticos” del Primer Semestre del presente año con los del Primer Semestre del año 2010. Asimismo, presentamos algunas variables respecto a caracterizaciones de la siniestralidad a nivel nacional.

INDICES

Los tres índices tradicionales y genéricos de siniestralidad (cantidad de hechos graves grado 3 – fractura como mínimo), mortalidad (cantidad de decesos inmediatos y corregido coeficiente a 30 días) y morbilidad (cantidad de lesionados graves) presentan DISMINUCIONES en sus valores comparados.

SINIESTRALIDAD VIAL: Comparados ambos períodos semestrales el índice DISMINUYÓ un 18,3 %.

MORTALIDAD: Los decesos consecuencia de los siniestros viales DISMINUYERON un 16,7 %

MORBILIDAD: Los lesionados graves en siniestros viales DISMINUYERON un 7,3 %

RELACIÓN VÍCTIMAS POR HECHO se mantiene prácticamente igual: 2,5 víctima (muertos + lesionados graves) por cada siniestro grave y 0.46 muertos por cada siniestro grave.

Principales características etiológicas:

Comparando ambos primeros semestres, de las sesenta variables y sus combinaciones de nuestro Observatorio privado, presentamos las siguientes, por considerarlas, en un primer examen, las más destacables, para orientar políticas públicas y privadas en el accionar respecto a la Seguridad Vial:

Aumento de la Siniestralidad en ZONA URBANA: Esta aumentó 4 puntos respecto a 2010.

El 62.3 % (Primer Semestre 2010: 58.3 %) del total de los siniestros viales graves se producen en las concentraciones urbanas del país. La Mortalidad, por su parte se mantiene igual: prácticamente, las dos terceras partes de los decesos totales se producen en rutas y autopistas.

Aumento del choque LATERAL en la TIPOLOGIA DE IMPACTO: Más de 4 de cada 10 procesos de impacto son vectorialmente laterales (42.5 %). En el Primer Semestre de 2010 esta tipología alcanzaba el 34.7 %. Es decir que aumentó casi 8 puntos (un 22 %). Esta tipología es característica de las zonas urbanas y enmascara violaciones de prioridades de paso y de luz roja.

Aumento de la participación de MOTOS Y CICLOMOTORES en la Tipología Vehicular: Desde el año 2005 (cuya participación alcanzaba el 10 %) este tipo de vehículo no ha parado de aumentar su participación en los siniestros viales graves, hasta triplicarlo. En el Primer Semestre de 2010 alcanzó el 28.2 % y ahora, en el Primer Semestre de 2011 trepó al 32.2 %. Evidentemente las políticas y medidas que se han implementado desde hace casi dos años en la materia, NO ESTAN RESULTANDO. Es necesario revisarlas.

Aumentos en las variables de Tiempo (Día y Franja Horaria): El día SÁBADO presenta un incremento del 14.3 % en 2010 al 18.5 % en el 2011, constituyéndose en el día más siniestral de la semana, en el Primer Semestre del presente año. La franja horaria de 18:01 A 00:00 hs. creció del 24.5 % en el PS de 2010 al 28.2 % en éste PS de 2011.

Por último, por primera vez desde el funcionamiento del Observatorio del ISEV desde 1993 existe un incremento significativo de la participación de la mujer como conductora en siniestros viales graves. Del 11 % verificado en el PS de 2010 creció al 14.7 % (más de un 40%) en el PS de 2011. Si bien en términos generales su participación sigue siendo mínima respecto al universo masculino, su aumento ha sido significativo.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Sin profundizar en el análisis (tarea que recién comenzamos) podemos concluir que en términos generales los datos resultantes de los índices tradicionales (siniestralidad, mortalidad y morbilidad) brindan expectativas alentadoras a las políticas de seguridad vial que se aplican desde el año 2009. Si bien, como es de público conocimiento, el ISEV no comunica públicamente cifras absolutas desde el 1ro de enero de 2006, no podemos dejar pasar por alto que los porcentajes expresados implican que el segundo semestre del 2011 se salvaron casi un millar de vidas respecto a las que se perdieron en igual período del 2010.

Sin embargo, es muchísima aún la tarea a desarrollar para salvar otras miles de vidas y es fundamental para ello el obtener el compromiso de TODOS los sectores políticos partidarios, las administraciones comunales, municipales y provinciales, el Sector Privado y los integrantes de la sociedad.

También resulta esencial el observar los datos y características etiológicas para AJUSTAR programas y acciones al efecto de su eficiencia y evitar dispendios económicos en aquellas que demuestran su fracaso.