martes, 19 de julio de 2011

CHUBUT: TRAS EL DESCARRILAMIENTO QUE SUFRIÓ LA FORMACIÓN EL 23 DE ABRIL, LOS TRABAJADORES DE "LA TROCHITA" PIDEN AYUDA PARA REPARAR EL TREN

Los trabajadores del Viejo Expreso Patagónico realizaron reparaciones en el interior de los nueve vagones afectados por el accidente de hace dos meses. Además, comenzaron con el mantenimiento de la locomotora 4, la cual estará reparada en los próximos días y permitirá la reanudación de los viajes del tren de turismo, “pese a que no recibimos ninguna colaboración de quienes operan “La Trochita”, dijeron.


La Trochita está fuera de operaciones desde el accidente del sábado 23 de abril. Ya pasaron poco más de dos meses desde que se produjo el accidente del Viejo Expreso Patagónico, conocido en el ámbito turístico como “La Trochita”. Desde entonces se comenzó a trabajar en la reparación de los daños que sufrieron los vagones luego que el 23 de abril el tren descarrilará en el paraje “Vuelta del huevo”, casi a mitad del trayecto de 36 kilómetros que separa a la estación de Nahuelpán de Esquel.

Precisamente, esta última ciudad se prepara para recibir a los turistas en la temporada de invierno. Sin embargo, “La trochita” continúa fuera de operación. Ante ese panorama el encargado operativo, Ignacio Goyeneche, manifestó en declaraciones periodísticas que “los empleados nos sentimos solos”, haciendo referencia a los trabajos que se realizan para la puesta a punto de la máquina a vapor.

“Lo que se está haciendo en este momento es la reparación de los vagones, que después del accidente quedaron en muy mal estado. Estamos haciendo los trabajos propios de carpintería”, explicó.

Según el diario Patagónico, durante este período se realizaron reparaciones en la parte interior de los vagones, principalmente en los asientos, portaequipajes, puertas y tablas de revestimiento interior. Además se fabricaron nuevos asientos y ocho mesas para el coche comedor.

También dentro del programa de mantenimiento se están realizando reparaciones en El Maitén de la locomotora Nº 4, que una vez habilitada ayudaría a reanudar el servicio del tren de turismo.

Además, la firma cuenta con una máquina en Esquel “pero no disponemos de la habilitación correspondiente que exige el Sistema Regulador de Transporte”, explicó Goyeneche, quien además señaló que se está esperando por la llegada de un ingeniero mecánico que certifique el material rodante de los vagones y de la locomotora.

“Nadie se acercó”

Alrededor de 50 personas se encuentran trabajando arduamente en la reparación del tren, ya que “se escucha por diversos ámbitos de la comunidad que la gente está apurada para que los arreglos de La Trochita culminen lo antes posible”, explicó.

Las reparaciones se continúan realizando a pesar del poco apoyo que dicen tener los empleados, quienes manifestaron su malestar en virtud de que todo el sector turístico asegura querer a La Trochita.

“Desde el día del accidente la gente que comercializa todo el año con el tren no se acercó para ver si necesitábamos algo. Nos hemos sentido muy solos en esto y la única parte que se preocupó y aportó desde su espacio fue el gobierno de la provincia”, cuestionó el encargado operativo.

“Desde muchos sectores dicen que quieren a La Trochita pero nos hemos llevado una desilusión muy grande con mucha gente. Muchos prestadores turísticos se preocupan recién hoy para ver cuándo el tren volverá a prestar el servicio, pero igualmente estamos trabajando para revertir esta situación y estar a punto para la temporada”, agregó.

Se espera que antes de fin de mes este reparado el tren turístico que acompaña cada año a la temporada invernal de la zona.

“Sabemos que La Trochita es un complemento de La Hoya debido a que la gente que sube al cerro también utiliza este servicio como alternativa en sus vacaciones. La gente llama de todo el país para ver si el tren está en condiciones, pero lamentablemente no le podemos dar una repuesta concreta”, explicó.

CHUBUT: EL PASEO FERROVIARIO, UNA NUEVA PROPUESTA EN LA ESTACIÓN DEL TREN

Una nueva propuesta que se ha implementado en la estación de La Trochita en Esquel, tanto para turistas como para residentes locales, es el Paseo Ferroviario. Fue una alternativa que se puso en marcha después del vuelco que sufrió La Trochita en abril.

Funciona en el edificio antiguo de la estación, de lunes a sábado, y es el paso previo a la conformación del Museo Ferroviario de la ciudad.

Fue una propuesta que realizaron las guías del tren, “para poder recibir a la gente en este lugar, hasta que vuelva a circular el tren. La idea es brindar información, mostrar antiguos elementos, etc. Nos pareció bien generar un ámbito donde mostrar el tren. Tengo que agradecer a las chicas porque, todo lo que está a vista lo armaron ellas. Se encargaron de reparar los muebles y pintarlos, consiguieron material como fotografías y demás. Si bien la cuestión económica es solventada por la coordinación”, dijo Américo Austin, coordinador del Viejo Expreso Patagónico.

En principio “arrancamos por una pequeña exposición de fotos, después fuimos recolectando algunos materiales que teníamos en los depósitos. Desde El Maitén también colaboraron con algunas cosas”. El Paseo Ferroviario “lo tomamos como el paso previo a terminar de armar el museo. De hecho el paso próximo inmediato es el museo así que tenemos en estos momentos gente de la Secretaría de Cultura de la Provincia, que nos está orientando respecto al armado definitivo del mismo”.

Remarcó que precisamente la idea original fue la creación de un museo ferroviario pero, “como todavía no estamos en condiciones de serlo buscamos un nombre para dar una designación que esté más acorde a lo que hoy tenemos como muestra. Pero, definitivamente la intención es tener un museo armado con todas las condiciones que corresponden”.

Los horarios de visita del Paseo Ferroviario son de lunes a sábado, de 10:30 a 13:30 horas por la mañana, y de 17 a 20 horas por la tarde. (Fuente: Diario El Chubut)