domingo, 19 de agosto de 2018

Ing. Silva: "Creo que para este gobierno el ferrocarril ha dejado de ser una prioridad, o mejor dicho, nunca lo fue"

Entrevista

Redacción Crónica Ferroviaria

El día viernes pasado, el director de CRÓNICA FERROVIARIA realizó una entrevista al Secretario General de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles y Puertos Argentinos, Ing. José Adrián Silva, para conocer su opinión con relación a todos los temas que a nivel ferroviario preocupan hoy en el país.

C.F.: ¿Cómo observa usted en la actualidad la problemática ferroviaria del país?

Ing. Silva: Nosotros lo estamos expresando en todos lados cuando tenemos oportunidad de decirlo en las asambleas con todos los compañeros de APDFA. Vemos una situación a futuro muy complicada para los trabajadores y para el sistema en si mismo.

Observamos una centralización de la actividad ferroviaria solamente para el AMBA, pero hay un desaliento, incluso, por decisiones que se están tomando en contra de los pocos servicios regionales, de media y larga distancia de pasajeros e incluso con disminución de frecuencias también en el área urbana.

C.F. entrevistando al Secretario General de APDFA, Ing. José Adrián Silva

Para poner solamente un ejemplo de lo que estamos diciendo, han disminuido las frecuencias en el ramal Merlo - Lobos; Moreno - Mercedes de la Línea Sarmiento, como así también los pocos trenes de pasajeros que han quedado y que antes eran operados por la ex empresa provincial Ferrobaires también disminuyeron los itinerarios como a Junín, Bahía Blanca, Chivilcoy, etc. y claramente hay una decisión de ir abandonando poco a poco esos servicios, o sea que no está en la prioridad el servicio de pasajeros interurbanos.

Con relación al transporte de cargas por ferrocarril vemos que es una contradicción muy grande, que mientras hablan de recuperar el transporte de cargas para el área ferroviaria, e inclusive se anuncian inversiones, la realidad es que las acciones que estamos observando no van en favor del sistema. De hecho vemos inoperancia e ineptitud.

En el caso de la empresa Trenes Argentinos Cargas vemos que se han realizado inversiones parcializadas y eso ha provocado que con material rodante y tractivo nuevo circulan solamente en una red que ni siquiera está en condiciones, y vemos vehículos 0 km. desparramados a lo largo de la red por los permanentes descarrilamientos que tienen.

Con relación a la Línea Urquiza Cargas la situación es muchísimo más grave, porque hay una decisión aparente que no está anunciada, no está firmada pero por las acciones nos damos cuenta del abandono que está sufriendo el ferrocarril con una clara intención de terminar con la operación de la Línea Urquiza Cargas.

Por eso, la verdad que el futuro que estamos viendo, y la actualidad que nos preocupa, es complicado para el sistema y trabajadores ferroviarios, pero, como digo siempre, el perjuicio es para la sociedad argentina que ve disminuir los servicios ferroviarios que tiene para las localidades, para las economías regionales y para los potenciales usuarios.

C.F.: Sobre la situación que están pasando los trabajadores en los distintos talleres ferroviarios del país, ¿cuál es su visión?

Ing. Silva: Lo vemos exactamente con la misma óptica que lo que acabo de describir. Pongo un ejemplo; cerraron los talleres ferroviarios Maldonado en Bahía Blanca, despidieron a todos los trabajadores, algunos se fueron con retiro voluntario, y ahora sale a licitación una puesta en valor de este taller. La pregunta que nos hacemos es si querían mantener dicho edificio para que tenga actividad de reparación de locomotoras y coches, o de fabricación si uno quisiera pensar en futuro, ¿por qué no mantuvieron a los trabajadores en vez de despedirlos?.

Esto es muy parecido a lo que sucedió en los talleres Mechita, donde en teoría se hace cargo una empresa rusa donde dicen que invertirán 170 millones de euros pero la verdad que a todos los trabajadores los despidieron, algunos les ofrecieron un contrato para que continúen, pero la realidad es que hasta ahora lo que están haciendo ahí es desguazar y vender chatarra ferroviaria, que no lo es porque todos sabemos que el material ferroviario está construido de acero de alta calidad, o sea que esto es un negocio para los que se dedican a la compra y venta de este tipo de material.

Otro de los ejemplos de lo mal que están pasando los talleres ferroviarios, es el caso de Tafí Viejo, que a nosotros nos toca muy en el corazón porque APDFA participó activamente de la reapertura de los mismos a partir del año 2003. La verdad que nunca llegó a tener la cantidad de trabajadores que debería, ni la producción que necesitaba, pero hoy la decisión por parte de la empresa es de ir ofreciendo retiros voluntarios, dando jubilaciones anticipadas y no retomando personal a medida que se van y tomando decisiones de traslado de personal, lo que nos lleva a pensar que la decisión con los talleres Tafí Viejo es que no produzca más, que no tenga más actividad.

Hoy podemos decir concretamente, que sólo hay 47 trabajadores en la plantilla, por lo que nos preguntamos ¿qué perspectiva de futuro puede tener con este plan empresario?, ninguno.

Por eso digo, creo que para este gobierno el ferrocarril ha dejado de ser una prioridad, o mejor dicho, nunca lo fue, y lo lindo que estamos inmersos en una cadena de anuncios que en la realidad no se compadece para nada con ésta.

C.F.: Viendo la realidad que usted nos señala con relación a los talleres ferroviarios, ¿no será que el Ministerio de Transporte de la Nación quiere tercerizarlos?

Ing. Silva: El ejemplo ya está en los talleres ferroviarios Mechita donde en la actualidad está instalada una empresa privada, lo que lleva a las claras que es el objetivo del gobierno nacional.

Vuelvo a repetir, lo difícil es que tampoco hay un sector con el que podamos dialogar, por ejemplo en la órbita de Trenes Argentinos Cargas, una empresa que APDFA tiene una falta de diálogo desde hace mucho tiempo por la cantidad de acciones que tuvieron contra nuestro gremio y de los trabajadores, y no hay anuncios concretos de lo que van a realizar, así que no veo, y no está a la vista, que haya ninguna posibilidad de poder avanzar.

Sobre el particular pongo el siguiente ejemplo. Han llamado a licitación en Trenes Argentinos Cargas para atender accidentes (descarrilamientos, etc.) a empresas que tengan grúas y que se hagan cargo de los mismos. Entonces, nuestra pregunta es: ¿qué van hacer con todo el personal ferroviario afectado a la operatividad de todo esto?.

También, han realizado contrato para el sistema de las comunicaciones con una empresa sociedad entre una de EE.UU y otra de Brasil, entonces nos tenemos que realizar la misma pregunta que la anterior, ¿que es lo que va a pasar con los trabajadores de la empresa que realizan dicha tarea?. En el área logística pasa lo mismo.

Por todo lo expuesto, nos dá la sensación que la idea es tercerizar todo lo que se pueda y quedarse con la menos cantidad de personal ferroviario propio posible.

C.F.: ¿Cómo se encuentra hoy APDFA después de haber tenido un "delegado normalizador" al estilo de una intervención?

Ing. Silva: Todavía, lamentablemente, después de haber tenido un fallo a favor de la justicia donde ha dejado sin efecto la puesta en posesión del "delegado normalizador", desgraciadamente con la impunidad que se mueve el gobierno nacional permanentemente ante cada gestión que hace el gremio, nos dicen que nosotros no estamos legalmente constituidos, tenemos que llevar una copia certificada del fallo judicial ante cada acción que tenemos para poder demostrar que somos las autoridades legítimamente elegidas por los trabajadores.

Quiero recordar que aquí se intentó nombrar un "delegado normalizador" solamente por haber realizado una elección donde el Ministerio de Trabajo de la Nación arbitrariamente se negaba a aceptar, o sea que nosotros no fuimos intervenidos por haber existido alguna irregularidad, acá simplemente no se quiso reconocer una elección que está certificada ante escribano público; votaron más trabajadores de lo que nosotros mismos hubiéramos pensado, o sea que fue una elección totalmente legítima, así y todo, tomaron la decisión de nombra un "delegado normalizador" y un fallo judicial dejó sin efecto eso y las autoridades electas hoy son las que están al frente del gremio.

Lamentablemente, las empresas estatales ferroviarias siguen sin reconocer el fallo judicial, o sea, cada acción que hacemos tenemos que ir a demostrar que somos las autoridades legítimamente elegidas por los afiliados.

C.F.: Con relación al posicionamiento del gremio APDFA a nivel C.G.T., ¿dónde se encuentra encuadrada?

Ing. Silva: APDFA históricamente estuvo enrolada en la C.T.A. desde la creación misma de este nucleamiento gremial. Después hubo un proceso en el medio de problemas que han pasado con relación a la división ocurrida en la C.T.A. y en un congreso de delegados de nuestro sindicato realizado hace años, tomó la decisión de volver a la C.G.T.

A partir de allí, APDFA intentó ver en que sector ubicarse, ya que también la central obrera estaba inmersa en una crisis. Hoy estamos participando de la Corriente Federal de Trabajadores y también lo hacemos activamente en las reuniones que realiza la denominada 21F que lidera Pablo Moyano.

En este momento, nosotros estamos propiciando desde la Corriente Federal y desde nuestra posición la unidad con todos los sectores del trabajo y de la C.G.T. que quieren luchar y estar al lado de los trabajadores que están sufriendo las políticas antiobreras de este gobierno.

En estos días hemos participado en la reunión que se realizó en el gremio de APLA (Aviadores), donde se hicieron presentes 60 organizaciones gremiales y se tomó la decisión de trabajar en conjunto en representación de los trabajadores, y en primer paso apoyar a todos los sectores que hoy están luchando contra el ataque del gobierno nacional.

C.F.: Dentro de las empresas ferroviarias, ¿hay sectores que se encuentran en conflicto?

Ing. Silva: Donde APDFA tiene representación de afiliados en las empresas ferroviarias, tenemos sectores con problemas y con previsión de que tengamos inconvenientes a futuro. En un sector donde en estos días hemos recibido comunicaciones, como siempre no formales sino extraoficialmente corroboramos que son ciertas, es con los trabajadores que están en comisión en la CNRT.

Quiero aclarar que esos trabajadores están laborando ahí porque en su momento APDFA peleó mucho para que los mismos no sean despedidos de la entonces FEMESA, y logramos que los transfieran a la CNRT y desde ahí estos están haciendo trabajos técnicos muy importantes, y ahora, aparentemente, quieren terminar con esas comisiones ya que no quieren que estén en esas condiciones, por lo que pretenden que los empleados se vayan con retiro voluntario o ser transferidos directamente a la CNRT, lo que significaría que pasen a ser trabajadores de la administración pública con una clara rebaja salarial, cuestión que no vamos a aceptar y estamos dispuestos a dar pelea.

Otro sector donde hay inconvenientes es en el Archivo General de Ferrocarriles. Mucha gente no lo sabe, pero ahí se encuentra todo el material técnico de las empresas ferroviarias, inclusive de las líneas concesionadas. También está el archivo de todo el personal ferroviario; si algún trabajador jubilado hace un juicio, por ejemplo, por reactualización de haberes se necesita ir a su legajo donde está toda la documentación.

Lamentablemente, también le han comunicado a los trabajadores que laboran en archivo (no oficialmente) que se abre el retiro voluntario, porque no es del interés de la empresa ferroviaria, que hoy lo tiene a su cargo, que esto continúe en manos del ferrocarril.

En una palabra, tenemos sectores que son históricos dentro del ferrocarril que están pendientes de estas decisiones, cuyos trabajadores están temerosos de perder sus puestos de trabajo. Inclusive, tenemos la información que esto también está pasando en el CENACAF (Centro Nacional de Capacitación Ferroviaria), donde en estos días vamos a tomar contacto con las autoridades de esa empresa cuyo nombre no nos agrada y que se llama Desarrollo de Capital Humano, nosotros creemos que el ser humano no forma parte del capital, pero son los términos que se utilizan hoy en día, para plantearles nuestra posición y expresarles que vamos a tratar de defender con todas la herramientas legales y sindicales que tenemos, la estabilidad de los trabajadores, no solamente porque creemos que estos tienen el derecho y nosotros como sindicato tenemos la obligación de defenderlos, sino porque entedemos que son áreas imprescindibles para la actividad ferroviaria, tanto el archivo, de la CENACAF, como de los trabajadores que están en comisión en la CNRT.

Quiero rescatar, que cuando se produjo la tragedia de estación Once de Septiembre y otros acontecimientos en el sistema ferroviario, el trabajo que hicieron los técnicos ferroviarios desde la CNRT posibilitó tener las pruebas para quitarles las concesiones a algunas empresas privadas, o sea, no es un trabajo menor o que se pueda obviar, es un trabajo técnico importante del que aparentemente se quieren desprender, o en su defecto sino se desprenden, sería una rebaja para los trabajadores que cumplen esas tareas.