jueves, 26 de julio de 2012

PP ESTUDIA EXIGIR RESPONSABILIDADES A LOS EX GESTORES DE FEVE Y FOMENTO


EXTERIOR

El Gobierno y el Partido Popular estudian exigir responsabilidades a los anteriores gestores de la empresa Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE) y del Ministerio de Fomento por la adjudicación de cuatro trenes que no pueden circular por importe de 18,5 millones de euros.

El portavoz del PP en la Comisión de Fomento, Andrés Ayala, ha explicado hoy a Efe que va a analizar junto al Ministerio de Fomento la posible "responsabilidad negligente o dolosa" en la que podrían haber incurrido los anteriores gestores de Fomento por la compra de cuatro trenes para varios proyectos ferroviarios que no se han ejecutado.

Desde el PP entienden que "hay un perjuicio patrimonial evidente que da lugar a una responsabilidad", ya que se compraron "unos trenes antes de que ni siquiera se hubiera comenzado a construir la infraestructura que los tiene que soportar".

Para ello, Ayala ha añadido que el Gobierno y el PP estudiarán solicitar la comparecencia de los responsables en la Comisión de Fomento.

Ex Ministro de Fomento, José Blanco


Según publica hoy el diario El Mundo, el Ministerio de Fomento adjudicó en abril de 2011 los cuatro trenes, dentro de un contrato más amplio, a la empresa Vossloh, convoyes que se encuentran ya a punto de ser terminados, mientras que las infraestructuras por las que debían circular han sido paralizadas.

Asimismo, Ayala ha indicado que estos encargos se adjudicaron "utilizado los vericuetos de la legislación de contratos del Estado", con varias irregularidades en tiempo y forma.

El portavoz socialista en la Comisión de Fomento, Rafael Simancas, ha calificado en declaraciones a Efe esta información de "engaño" y de "cortina de humo" para "desviar la atención de los desmontajes de Renfe y Aena", con el objetivo de venderlas "al mejor postor".

A su juicio, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y PP "están engañando a la población" ya que los trenes se encargaron "de forma legitima y razonable con los apoyos técnicos precisos" para cubrir unos servicios que ahora "el Gobierno ha interrumpido". EFECOM