10 de julio de 2021

San Fracisco: Empresas valoran el impacto del nodo logístico en sus negocios de exportación

Actualidad

La creación del polo agroindustrial busca potenciar la relación comercial con otros mercados, como Medio Oriente, pero también, achicar el costo logístico de las industrias de la región que hoy significa un 30% del valor exportable. En los galpones del Belgrano Cargas y Logística se comprimirá alfalfa que enviarán a los Emiratos Árabe. La planta generará unos 20 nuevos puestos de trabajo directo y otros tantos indirectos.

Con el comienzo de los trabajos de movimientos del suelo para preparar el terreno para la construcción de un puerto de carga, la obra del nodo logístico regional empieza a ser una realidad y genera grandes expectativas en las industrias por la posibilidad de exportar su productos a nuevos mercados y a la vez mejorar el servicio de logística para conectar con los ya existentes.

El puerto seco en construcción

Para algunas empresas, el costo logístico representa un 30 % del valor exportable. Por ello, contar con un puerto de cargas contenedorizadas cercano que le permita concretar envíos al exterior tiene una importancia fundamental para la competitividad de sus productos, sobre todo, en un escenario actual en el que "cuesta mucho conseguir contenedores vacíos". 

Desde el sector empresarial manifiestan satisfacción por la creación del nodo logístico regional y polo agroindustrial que comenzó a construirse en el predio de la estación ferroviaria de la Línea Belgrano, entre calle Echeverría y avenida 9 de Septiembre, a la altura de barrio La Milka.

"Hay mucha expectativa. La idea es potenciar la región a través de la logística porque la única salida que tiene Argentina para volver a ser lo que fue, es la exportación", expresó Alfredo Abboud, presidente de Argentine GCC Business Platform, empresa que firmó un contrato con el Ministerio de Transporte de la Nación para facilitar los terrenos en nuestra ciudad.

Referentes del empresario local entrevistados por este diario confirman lo dicho por Abboud y aprueban la obra que tiene como objetivo aumentar la capacidad de carga de los trenes y articular la función del tren con el camión y el transporte marítimo-fluvial.

Durante el anuncio oficial a mediados de junio pasado, se informó que el nodo logístico permitirá aumentar de las 37.500 toneladas anuales que se transportan en las unidades de Trenes Argentinos de Carga a un total de 62.500 toneladas, es decir, un incremento del 66 %, con los beneficios económicos que eso implica. También, que incrementará la competitividad e incentivará la inversión privada.

En la Argentina, 65% de las cargas que se exportan desde la ciudad de Buenos Aires tienen como origen otras provincias lo que revalida la necesidad de repensar la matriz de transporte.

"Esto cambia la matriz productiva de la región, generando exportaciones de productos no tradicionales y amplía la oferta logística y de transporte en una zona donde la gran mayoría de las cargas no graneles son transportadas por camión", le decía en mayo Abboud a La Voz de San Justo.

El nodo logístico permitirá aumentar las exportaciones agroindustriales. El predio tendrá 23 mil metros cuadrados.

"Se generará un ahorro logístico importante"

Alfredo Abboud, quien además preside la Cámara Argentina de Comercio y Servicios para Emiratos Árabes Unidos, brindó detalles sobre estratégico emprendimiento que demandará una inversión de 350 millones de pesos, aportados en su totalidad por el sector privado.

Días atrás, en declaraciones a Ser Industria Radio, el empresario destacó que a través del nodo logístico multimodal que se establecerá en San Francisco don el nombre de Cadaf (Compañía Argentina de Alfalfa y Forrajes), los productores podrán exportar a Emiratos Árabes Unidos (EAU). "Además, se abre un mercado de 2.600 millones de personas, porque se trabajará con todos los países de la región del Golfo Pérsico", dijo.

"Venimos trabajando con los EAU y con toda la región del GCC (Consejo de Cooperación del Golfo), que involucra tanto los Emiratos como a Arabia Saudita, Qatar, Bahrein, Omán y Kuwait, el resto de los países del Golfo Pérsico. Esa región, lamentablemente para los argentinos, está un poco lejana. Nuestros empresarios y las exportaciones apuntan hacia Europa, Estados Unidos... En los últimos años hay un impulso muy grande hacia el mercado chino. Pero no tenemos que descuidar esta región ni su zona de influencia", explicó Abboud al ser consultado sobre cómo nació esta iniciativa.

"Son más de 2.600 millones de habitantes de consumo. Del otro lado del Golfo están la India, Pakistán, Irán, un poquito más allá Indonesia, Malasia, un montón de países que para muchos exportadores son difíciles de alcanzar", agregó.

Abboud aseguró que la Argentina "tiene un potencial muy grande para salir hacia esa región" y coincidió con los empresarios locales en que el mayor problema es la logística.

Nuestro país "tiene más del 80% de sus productos en capacidad exportable que pueden ser demandados por esta región. Tengamos en cuenta que, aparte de tener un consumo propio, la región le produce algún tipo de cambio, modificación, packaging o lo que fuere y exporta a la India, Pakistán, Indonesia, Malasia. Entonces, mucha de la mercadería que exporta Argentina y va a estos puertos, termina siendo reprocesada o remanufacturada y enviada a otros destinos".

¿Por qué a través del ferrocarril? "Movemos la mayoría de las cargas por camión, que es caro para ciertas distancias e ineficiente, con lo cual se generó esta necesidad de contar con un nodo logístico que junte lo mejor del universo del transporte rodoviario y ferroviario, para llegar a los puertos", expresó Abboud.

Cómo funcionará

"Vamos a desarrollar un movimiento de cargas de convergencia hacia San Francisco de toda la región. Estamos hablando de 200 kilómetros a la redonda. Desde ahí se subirá la carga al tren e irá tanto al puerto de Rosario como al de Buenos Aires, tanto para sacar las cargas a EAU y la zona del GCC, como para clientes que vayan a otros mercados -siguió Abboud-.Vamos a sinergizar la zona dando una muy buena respuesta logística para bajar los costos y competir a nivel internacional".

La iniciativa contempla un gran polo agroindustrial, con "grandes galpones, todo un consolidado de la playa para el movimiento de contenedores y la instalación de una compresora de alfalfa, nuestro core business, donde vamos a tomar la alfalfa de los productores locales para comprimirla y dejarla en condiciones de ser exportada".

La expectativa de la firma desarrolladora del proyecto es que comience a funcionar entre noviembre o diciembre de este año.

Avanzan los trabajos de preparación del suelo en el predio ferroviario.

Por año, saldrían 2.400 contenedores

Asimismo, Abboud hizo una estimación de cuántos contenedores van a sacar desde San Francisco hacia los puertos: "Nuestra planta está dimensionada para sacar, cuando estemos full régimen, 2.400 contenedores por año. Y en la región creemos que hay otros 5.000".

También operará para importaciones

"El nodo funciona tanto para exportación como importación -afirmó Abboud-. La otra ventaja que estamos trabajando es tratar de evitar la famosa devolución del contenedor vacío a puerto". Graficó: "Hoy cuando un importador trae mercadería y la lleva hasta su planta, vacía el contenedor y lo tiene que devolver al puerto generando gastos logísticos que a la larga se ven reflejados en los productos. Ese contenedor, que no necesariamente tiene que haber subido por tren, puede haberlo hecho por camión, porque es un contenedor cada tanto, puede hacer lo que nosotros lo hayamos dejado o hecho el drop off en la playa de San Francisco".

De esta manera, se genera "un ahorro logístico importante porque el camión no vuelve con el contenedor vacío hasta el puerto. Puede tomar carga de otro cliente o de otro lado sin hacer 550 kilómetros para volver al puerto. Tenemos acuerdos tanto con la terminal Puerto Rosario como con terminales del Puerto Buenos Aires. Podemos llegar sin inconvenientes a cualquier terminal portuaria que esté asistida por vía de trocha angosta".

El complejo en San Francisco permitirá fomentar las economías regionales, conectar los diferentes modos de transporte y mejorar la cadena de valor de la productividad agroindustrial.

La iniciativa es público-privada, ¿y la inversión?

El empresario ratificó que es una iniciativa público-privada pero aclaró que "la inversión es 100% privada".

"La idea es muy buena, tiene mucho potencial y va a generar mucha carga, volúmenes interesantes para el ferrocarril. Hemos obtenido un contrato de transporte y arrendamiento con alquiler de uso del suelo. Nosotros pagamos alquiler, transporte y tenemos obligación de carga. Es una inversión genuina de empresarios argentinos, no del Estado, privada en su totalidad", reiteró Abboud, no obstante valoró "la buena voluntad y predisposición de los organismos públicos, de los funcionarios que entendieron la problemática".

Abboud adelantó que la posibilidad de replicar en otros puntos del país el proyecto que iniciaron en nuestra ciudad "está en carpeta". En tanto, se excusó de dar mayor información al respecto por acuerdos de confidencialidad.

Avanzan los trabajos de movimiento de suelo donde instalarán los galpones.

Generará empleo directo e indirecto

"En nuestra planta vamos a tener fuentes de trabajo directas, alrededor de 20 personas. Pero hay otros empleos que se generan alrededor, no los llamaría informales, serán consecuencia de una sinergia zonal que hace que donde se instala un establecimiento de estas características genera beneficio para todos", señaló Abboud.

"Hoy cuesta mucho conseguir contenedores vacíos"

 Para algunas empresas de la región esta obra representa una clara ventaja, por varias razones.

"Va a simplificar notablemente el procedimiento de exportación", evaluaron desde ValoraSoy S.A., empresa ubicada en el kilómetro 200 de la ruta nacional 19 a la altura de El Tío, dedicada a la producción proteína de soja texturizada que se comercializa en diferentes países de América.

ValoraSoy exporta el equivalente a un contenedor y medio de 40 pies por día, lo que justifica plenamente la expectativa puesta en el nuevo nodo logístico. Cada contenedor de estas características tiene una capacidad de carga de 21 toneladas de mercadería.

La producción exportable de ValoraSoy se distribuye en 15 países del mundo. De todas formas, el mayor volumen tiene como destinos Sudáfica, Filipinas y países de Centro América. En todos estos casos, el nodo logístico representaría una clara ventaja en términos económicos para la firma que además exporta vía terrestre una parte de su producción a Chile.

La licenciada María Victoria Ricca, gerente comercial de ValoraSoy, se mostró muy conforme con esta obra señalando que una vez que esté operativo el nodo logístico, "va a simplificar notablemente el procedimiento de exportación".

"En la operativa actual dependiendo 100% del flete interno en camiones, el costo logístico representa un 30% de nuestro valor exportable", explicó Ricca para definir la relevancia que este tipo de obras tiene en el funcionamiento logístico y su influencia determinante en el futuro de las exportaciones.    

"En muchos casos, solo el flete terrestre tiene igual o superior incidencia que los fletes en barcos para llegar a los destinos finales", ejemplificó.

Cómo operan actualmente y qué cambiaría con el nodo

En este momento, la empresa Valora Soy S.A. dispone de una aduana en la planta desde donde cargan los contenedores que llegan en camiones y una vez allí parten hacia el puerto de Buenos

Cuando el nodo logístico se encuentre operativo, la directiva de la firma aventuró que "muy probablemente" tengan que traer contenedores vacíos desde San Francisco y una vez en la planta se los carga y volver a traerlos a la ciudad por ruta desde donde se los cargará en el tren.

"Esa sería la operatoria que vamos a tener que hacer nosotros", lo que sin dudas representa "una ventaja" en cuanto a costos, aunque todavía no pueden contar con muchas precisiones al respecto porque "estaríamos al aguardo del costo operativo" de ese servicio.

Entre las principales ventajas que la empresaria le ve a esta obra se encuentra la creación de nuevas fuentes de trabajo. "Esto va a traer aparejada generación de empleo en San Francisco asociado no solo a la construcción del nodo logístico sino también a la planta de tratamiento de alfalfa".

Como segundo beneficio observó que esto facilitaría la obtención de contenedores vacíos para utilizar en el transporte de su producción."En este momento nos está costando mucho conseguir contenedores vacíos y eso ocurre con todas las empresas de la región. Si este emprendimiento logra manejar un volumen considerable, será mucho más fácil conseguir contenedores vacíos y que de esa manera podamos acelerar el proceso de exportación".

Ricca reconoció que el nodo logístico "va a simplificar" el proceso de exportación de muchas empresas "no solo en el procedimiento sino también en el resultado".

"Esperamos que sea una alternativa conveniente desde el punto de vista económico, operativo y de servicios marítimos ya que toda nuestra producción exportada por medios marítimos podría operar desde el nodo", lo cual dependerá "de las líneas y destinos con acuerdo o que logren acuerdo", añadió.