26 de agosto de 2019

Otra cosa no se podía esperar. Negocios son los negocios

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Hace un par de meses el actual Intendente Municipal de Tafí Viejo, Javier Noguera, presentó un proyecto junto con la Universidad Nacional de Tucumán (quien será la encargada de revisar el mismo, en pos de formalizar un estudio técnico completo), para la construcción de un tren elevado para la ciudad de San Miguel de Tucumán y alrededores, que consiste en tres ramales con un total de 57 km. de vías, para que de esta forma los usuarios tengan otra alternativa para poder viajar a distintos barrios de esa gran ciudad y ciudades cercanas.

Desde el gobierno nacional contestaron que se trata de un proyecto sobredimensionado que no contempla la escala de pasajeros, por lo que el funcionario nacional, que enseña en la cátedra de Diseño Vial de la UNT, explicó que "la solución a los problemas que hay en el transporte público deben ser en función de la demanda. En ese sentido, indicó que un sistema metropolitano de transporte con colectivos, conocido popularmente como Metrobús, sería el adecuado para el Gran Tucumán".


El Subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano (una promesa por ahora incumplida), José Ricardo Ascárate, en declaraciones a La Gaceta expresa que "el Banco Mundial, un tren elevado se diseña en ciudades a partir de las 20.000 o 25.000 personas por corredor en hora pico en todo tipo de vehículos. Y, según un estudio de transporte en el área metropolitana realizado hace ocho años, durante la gestión del intendente Domingo Amaya, por corredor se calculaba unos 6.500 pasajero por hora. Y que incluso, actualizando ese promedio, no debe superar las 8.000 personas. De todos modos, coincidió en que el sistema de ómnibus con calles compartidas con autos particulares llegó a un tope".

"Estamos en una escala por debajo de ese promedio. Hasta 10.000 o 15.000 personas lo que se utiliza es el Metrobús, que son calles exclusivas de circulación que se habilitan sólo para líneas de ómnibus. Hay que fijarse en ciudades que son más grandes que Tucumán. Ni Córdoba, Rosario o Mendoza tienen un tren elevado. ¿Por qué vamos a hacer la solución descabellada en vez de hacer lo que realmente podemos?", expresó Ascarate.

Ascárate recordó también que la Facultad de Arquitectura "bochó" un proyecto de tren elevado por la avenida Mate de Luna que era impulsado por el entonces intendente Rafael Bulacio. "Le dijo que no por la contaminación visual y ambiental. Imaginate el lugar más caro de la ciudad con un techo arriba, con dos trenes yendo y viniendo, y cada cuatro cuadras dos techos para las estaciones. Es como ponerle un techo a la avenida Mate de Luna y Aconquija; es monstruoso. La pregunta es para qué si tengo unos 5.000 pasajeros por hora por sentido", opinó.

Ahora bien, el señor Ascarate nada dice de los viaductos que el gobierno nacional junto al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires construyó y está construyendo en las Líneas San Martín, Mitre y Belgrano Sur en la C.A.B.A. y que también contaminan la visual y ambiental que esas obras han originado en los vecinos de los barrios porteños por donde se construyó ese viaducto que también se quejan que sus casas o departamentos quedaron tapados por la obra y donde el ruido es infernal. Entonces la pregunta de rigor: ¿Para unos sí, y para otros no?. Es evidente que el "negocio" de esta gente es el Metrobus. Ojalá algún Senador y Diputado nacional de una vez por todas investigue los valores que se manejaron con la construcción de ese medio de transporte.

Réplica a los dichos de Ascarate

No tardó en conocerse la réplica a los dichos de Ascarate por parte del Intendente Municipal de Tafí Viejo, Javier Noguera, quién contestó a traves de Twitter los dichos del Subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano.

"José Ascarate, factótum de la mayor máquina de humo de la política argentina: el Plan Belgrano, nos dice que la solución es el Metrobús. Si es así: por qué no lo hicieron en 4 años con los recursos del Plan Belgrano?. Simplemente porque al Metrobús no le da el ancho de calzada".

"El Gran San Miguel de Tucumán es el Área más densamente poblada del país, tiene colapsada su capacidad de transporte de pasajero, pero el tren elevado es una quimera sobredimensionada para la Nación. Eso sí, hay que hacerlos en la Capital Federal, para que lo usen 20.000 personas".

"El centralismo porteño, la visión mitrista del país, signó las inversiones de Cambiemos que sólo gobernó para la Capital Federal. Ningún recurso ni idea salió del plan Belgrano, que sólo nos legó funcionarios con el colonialismo mental suficiente para decirnos "esto no se puede".

No se podía esperar otra cosa de este gobierno, donde sólo el ferrocarril de pasajeros tiene cabida en el AMBA; en el interior, bien gracias.