23 de agosto de 2019

Los delirios del señor Orfila

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Hace unos días un lector de CRÓNICA FERROVIARIA, el señor Fernando Marcelo Billinghurst, nos envía una nota donde el presidente de la empresa Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila, fuera entrevistado el día 12 de Julio pasado por el programa "Mañanas Picantes" (Am 1410 y Fm 101.5) de Chivilcoy y publicado en La Gaceta del Oeste de la misma ciudad, donde se refirió a la vuelta del tren de pasajeros a Bragado el día 15 de Julio de 2019 y de todo el trabajo realizado en estos años.

Entre otras cosas, expresó

¿En qué situación estábamos cuando asumió el cargo en Trenes Argentinos y cómo nos encontramos ahora?

En el 2015 teníamos 29 pueblo que tocábamos en todo el país, hoy son 67 y seguimos trabajando a nivel federal, en seguir uniendo pueblos. De los últimos 50 años, en trenes, se invirtió prácticamente nada y estaba realmente en un estado muy deplorable y empezamos a trabajar en un plan que le presentamos al Presidente Macri al principio de 2016 que el lo aprobó y que estamos ejecutando. Trabajamos en todas las áreas, es la compañía más grande del país, tiene tantas cosas por hacer que vamos priorizando y dándole respuesta a la gente lo antes posible. Generamos un cambio en la calidad de servicio, las últimas encuestas dan en un 88% la gente muy conforme con el servicio, cambió mucho el trato del personal con un plan que iniciamos en el 2016, que tiene que ver con un cambio cultural que era pasar de una compañía que movía a trenes a una compañía que brinda servicio al pasajero, donde cada empleado es un referente del ferrocarril y trabajamos mucho con la atención, el saludo, la forma de atender a la gente y eso ha cambiado mucho porque hoy tenemos a la gente muy conforme con el personal.



Trabajamos mucho en la seguridad, no sólo con la operacional, sino con la seguridad de las personas donde armamos un mapa del delito donde supimos donde teníamos los mayores problemas de inseguridad, colocamos más de 2200 cámaras en todo el sistema ferroviario donde cubrimos mas de 75% de los pasajeros y donde se sienten muy seguros los pasajeros.

Con la Ministra de Seguridad Bullrich y de Transporte Dietrich, inauguramos las cámaras de reconocimiento facial en Retiro, Once y Constitución, brindando seguridad y evitando que gente que tiene pedido de captura no esté circulando entre nosotros en los trenes.

Hicimos dos viaductos en San Martín y Mitre después de 100 años, los trenes de larga distancia son de primera calidad, por lo que el crecimiento de pasajeros en larga distancia y regionales aumentó un 100% y seguimos creciendo, por lo que estoy muy contento porque lo refleja la gente y reconocen la calidad de servicio.

"El tráfico interpueblos en el que no había movimientos y eso hoy lo tenemos. Eso hizo que la gente tenga otro medio de comunicación, que es seguro, confiable, económico y eso genera lo que siempre hubo que es que a la vera de los pueblos esté el ferrocarril. Los pueblos nacen con el ferrocarril. Lo que apuntamos con el cambio cultural fue a esa cultura del amor por el ferrocarril donde muchos teníamos un padre, un tío, un abuelo que trabajó en el ferrocarril. Cambiamos los tres convenios colectivos de los cuatro gremios que tenemos de 42 años de antigüedad y hoy tenemos un convenio basado en la capacitación y la meritocracia. Terminamos con digitar quien entra, quien asciende sino quien mas cumple, se preocupa, a los que trabajan y eso generó un cambio increíble que hemos tenido y me siento muy orgulloso de eso porque cada uno puso su granito de arena para que suceda".

¿Hace poco estuvieron en los Talleres de Mechita, en qué situación nos encontramos hoy con ese tema?

"Teníamos siete talleres en los que prácticamente no hacíamos nada de mantenimiento teniendo 23 mil personas y sin embargo tercerizaban todo con operadores privados. Nosotros equipamos los talleres, capacitamos a la gente y el 90 % del mantenimiento lo hacemos internamente. La instalación de Mechita nuevamente, permitió que se generen oportunidades para hacer trabajos en Argentina, muchos trenes de carga que necesitan mantenimiento y reparaciones y tenemos el proyecto de fabricar trenes aca".

"Cuando llegamos teníamos 44 formaciones paradas y el año pasado cerramos solo con dos. Pero tener prácticamente la totalidad de la flota funcionando hace que podamos dar respuesta a las demandas de la gente. Hoy reemplazamos piezas que son importadas por producción nacional. Los costos por ejemplo, el parabrisas de un tren, que algunas veces los apedrean, valía 16 mil dólares y hoy los hacemos por 6 mil dólares en Argentina. Nos reunimos con autopartistas, les planteamos si podían hacerlo, hicimos planos, lo trabajamos con ellos y hoy tenemos rápido y de la misma calidad para reemplazarlos. Así lo hacemos con miles de piezas pequeñas, complicadas y esto es volver a tener la industria nacional ferroviaria que se reactiva y empieza el círculo virtuoso que el Presidente Macri llamó la revolución de los trenes. Nos pone felices ver una industria que resurge con una enorme cantidad de trabajadores, de mano de obra argentina y es lo que vinimos hacer, básicamente con planificación, trabajo y no retroceder cada vez que hay un cambio de gobierno. No se puede discutir si se va a invertir en trenes, lo que hay que discutir es cuanto más se invierte en ellos".

Nos parece que el señor Orfila se olvida de la suspensión de los servicios de pasajeros entre Plaza Constitución - 25 de Mayo; Temperley - Saladillo - General Alvear; Plaza Constitución - Tandil; Plaza Constitución - Divisadero Pinamar; Puente Alsina - Aldo Bonzi; Bragado - Mechita - Realicó - General Alvear; Once de Septiembre - General Pico; Once de Septiembre - Santa Rosa; Tren Metropolitano Puerto Vilela - Puerto Tirol; Resistencia - Cacuí; Paraná - Basavilbaso - Concepción del Uruguay; Basavilbaso - Villaguay - Concordia; Paraná - Oro Verde; Plaza Constitución - Bahía Blanca (vía Pringles), y algún otro que se nos olvida, todo esto durante el mandato del presidente Macri.

Por lo tanto, miente cuanto dice "En el 2015 teníamos 29 pueblo que tocábamos en todo el país, hoy son 67".

Cuando se expresa, "teníamos siete talleres en los que prácticamente no hacíamos nada de mantenimiento teniendo 23 mil personas y sin embargo tercerizaban todo con operadores privados. Nosotros equipamos los talleres, capacitamos a la gente y el 90 % del mantenimiento lo hacemos internamente".

¿23.000 trabajadores?. Me parece que delira el señor Orfila. Durante la gestión Macri se cerraron los talleres ferroviarios Pérez, Junín y Coronel Maldonado. Tafí Viejo, Laguna Paiva, Emepa S.A. están casi tecleando porque cada vez tienen menos personal. ¿De qué habla?

Asimismo, cuando dice "cuando llegamos teníamos 44 formaciones paradas y el año pasado cerramos solo con dos. Pero tener prácticamente la totalidad de la flota funcionando hace que podamos dar respuesta a las demandas de la gente". ¿A qué formaciones se refiere, a las que fueron apartadas de servicio de los ex coches eléctricos Toshiba de la Línea Sarmiento y Mitre por la compra del material chino?. ¿A las que fueron apartadas como los coches Materfer de la zona local y larga distancia que fueron suplantadas también por material del mismo origen?. ¿De qué habla?.

En cuanto a la seguridad, expresa que "trabajamos mucho en la seguridad, no sólo con la operacional, sino con la seguridad de las personas donde armamos un mapa del delito donde supimos donde teníamos los mayores problemas de inseguridad, colocamos más de 2200 cámaras en todo el sistema ferroviario donde cubrimos mas de 75% de los pasajeros y donde se sienten muy seguros los pasajeros".

¿Y?, parece que no sabe que igual hay más o peor inseguridad que antes del 2015, con denuncias de los usuarios de arrebatos, robos, vandalismo, etc.

Está bien que está en campaña electoral y quiera llevar agua para su molino, pero los que estamos en el tema ferroviario sabemos muy bien las cosas y mucho de lo que expresa en la nota no es verdad. También, nos gustaría preguntarle sobre la situación actual del sistema de transporte ferroviario, que en el interior del país (excepto el AMBA que es donde están puestas todas las cartas) deja mucho que desear y que sabemos que hay "cositas" que nos gustaría saber qué piensa al respecto.

Pero bueno, sabemos que el relato es muy bueno cuando los medios oficialistas son los que hacen los reportajes, no repreguntan y se olvida que la realidad es otra.