23 de agosto de 2019

Exijamos a los gobernantes por la vuelta del tren a todo el país

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Me dirijo a usted por el interés que tengo por los trenes. Siempre fui un defensor del ferrocarril, por eso me indigna cuando veo por revistas o internet estaciones abandonadas, usurpadas, pueblos aislados y sin progreso.

Por ello, me pregunto qué hicieron los gobernantes de turno que no tomaron caso a este grave problema, que comenzó a surgir desde el año 1961 con el gobierno de Arturo Frondizi, con cierre de ramales y una huelga de trabajadores ferroviarios que duró más de 40 días, con el consiguiente despido de personal idóneo.

Luego después de 30 años, con el gobierno de Carlos S. Menem (autor de la recordada y triste frase "ramal que para, ramal que cierra") con un país grande como Argentina si por la política impuesta en ese momento, ¿era necesario abolir los trenes, o fueron permisivos a los intereses del transporte automotor?. ¡Por favor!, si en otros países tanto un  transporte como otro trabajan sin problemas.


Habito en la ciudad de Merlo (Provincia de San Luis) y veo (porque viajo constantemente a esa ciudad) como en Villa Dolores donde han transformado la estación de trenes en cualquier cosa.

Por este intermedio, arengo a que la sociedad se una para exigir a los gobernantes por la vuelta del tren, y sigo siendo reiterativo que con impuestos nacionales, provinciales y municipales podremos acarrear los gastos del mantenimiento de las vías para poder tener un buen servicio ferroviario. Atte.
Alfredo Angel Ricardi
alfredoaricardi@gmail.com