lunes, 25 de febrero de 2019

Los servicios a Córdoba y Tucumán perdieron más de 40 mil pasajeros en un año

Actualidad

Debido a los largos tiempos de viaje y la escasa frecuencia, los servicios de Larga Distancia entre Córdoba y Tucumán con Buenos Aires sufrieron grandes pérdidas de pasajeros entre 2017 y 2018. La falta de renovación de vías, una de las claves.

Tal como informábamos hace unos días, el año 2018 resultó en un balance negativo para los servicios ferroviarios de la línea Mitre con destino a Córdoba y Tucumán, al contrario de lo ocurrido con el ramal a Rosario.

Si bien las cifras a nivel general son positivas, (se sumaron un 39% más de pasajeros en 2018 respecto a 2017), este balance se debe gracias a la puesta en funcionamiento de los dos trenes diarios entre Constitución y Mar del Plata.


Analizando puntualmente el caso de estos dos trenes de la línea Mitre se puede observar una clara disminución de pasajeros entre Mayo y Diciembre de 2018. Esta tendencia se contrasta con el resultado del servicio a Rosario Norte, cuyo caudal de pasajeros se mantuvo constante durante todo el año. Durante todo el 2018, ambos servicios transportaron 148 mil pasajeros, mientras que en 2017 la cifra ascendía a 190 mil. Corresponde a una pérdida real del 33% de usuarios anuales.

Hablando puntualmente, el tren a Córdoba perdió casi 20 mil pasajeros mientras que en el mismo período, el tren a Tucumán perdió más de 22 mil. Entre Retiro y Córdoba, un viaje que en condiciones normales demandaría 8 horas, en tren demora 19, mientras que la velocidad promedio es de 38 km/h

El caso del tren a Tucumán sufre un panorama similar. Mientras que en 2016 demoraba unas 26 horas en unir las cabeceras (una cifra descabellada), en la actualidad demora 32 horas para completar su recorrido.

Entre las principales causas se encuentranla baja velocidad de circulación, que ocasiona tiempos de viaje intolerables para la mayoría de los usuarios. Todo esto se suma a la constante puja administrativa entre Trenes Argentinos y la privada NCA, la cual responde por la concesión de las vías de la línea Mitre. No obstante, según la ley de Ferrocarriles Argentinos (Ley 27.132), todas las vías le pertenecen al Estado Nacional y las respectivas obras de renovación de infraestructura corren por cuenta de la operadora estatal.

Además de estas cuestiones, cabe mencionar la aparición de las aerolíneas Low Cost y la fuerte inversión en los aeropuertos del interior del país. En la carrera del transporte de pasajeros, los Trenes Argentinos no cuentan con el apoyo de su propia administración.RielesArgentinos.com