jueves, 7 de febrero de 2019

La usina de la mentira para con el ferrocarril

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Me dirijo a usted con el fin de informarle que veo que en estas semanas se ha incrementado en la información, las opiniones de los detractores del gobierno para con el ferrocarril y salen a la luz sin disimulos. Pero esta usina de ideas falaces tienen dueño.

A la política no se le ocurre por sí hacer estas cosas, si es que atrás no hay asuntos oscuros de índole económico, como por ejemplo, quedarse con el monopolio del transporte, o favorecer a algún sector afín. Pues bien, hay que saber quiénes son y allí vamos.

Asimismo, tengo que decir que esto no es nuevo. De ninguna manera. Estas personas pujan hace años por imponer estos conceptos, sólo que ahora "cuajaron" en un gobierno que les viene al pelo.


Licenciado José Barbero: Actualmente Director del Instituto de Transporte de la UNSAM. Tuvo el más alto cargo ejecutivo de la consultora canadiense Booz Allen & Hamilton que fue contratada en el año 1990 por el equipo económico de Cavallo y su Ministro Dromi para diseñar el crucial paso de la privatización de Ferrocarriles Argentinos. Fue consultor del Banco Mundial.

Da permanentemente conferencias en temas ferroviarios, "informando" particularmente que los trenes regionales y generales de larga distancia son deficitarios. Nunca se llega a entender el por qué: el mito se vuelve realidad según quién lo diga y dónde, pero uno sabe que no es así, y no quiero cansar a los lectores dando los fundamentos, justo aquí donde todos sabemos que no es así. Bibliografia tengo de sobra al respecto.

Dr. Alberto Müller: Ha vertido en varias conferencias de transporte y notas periodísticas (diario La Nación) el concepto de que no es verdad que cientos de pueblos en el país se han despoblado como consecuencia de la desaparición del ferrocarril. Es muy escuchado. Tuve la oportunidad de encontrar ese trabajo de investigación en el que basa su afirmación, y no están claras sus hipótesis. Aún diciendo que aunque sí tuvo influencia la decadencia del ferrocarril, no alcanza para que los detractores lo tengan presente y echen mano a sus ideas.

Jorge Waddell: Director de la Fundación Museo Ferroviario. Autor de libro "Nueva Historia del Ferrocarril en la Argentina: 150 años de Política Ferroviaria", de publicación reciente. Leer el Plan Larkin en esta publicación es revelar que es como tener al zorro dentro del gallinero en el ámbito ferroviario; tener a personas que tienen estas opiniones del ferrocarril dentro de dicho ámbito, como lo es la Fundación Museo Ferroviario. O de otra manera: se hubiera llevado de maravillas con Cavallo allá por los noventa. Increible?. No, es verdad.

El C3T (Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial) de la Universidad Tecnológica publicá, por ejemplo en Marzo del 2016, este informe: “De eso no se habla. El deseado renacer ferroviario de cargas y un posible impacto sobre el empleo camionero”. Autor, Jorge Sánchez. Son personas afines a las anteriores citas.

Todos tienen llegada a los grandes medios. De algún lugar tenían que salir estas "grandes ideas". Para un país despoblado y hambriento como el nuestro, que a alguién se le ocurre decir que el ferrocarril es deficitario, es continuar las ideas de la tripla Menem-Dromi-Cavallo, pero en el nuevo siglo. Con el agregado de la revolución de los aviones ahora. Nadie habla de los subsidios a las aeronaftas y a las terminales aeroportuarias.

¿Ahora no se habla de déficit?. ¿Ahora son baratos como sistema la aeronáutica? Hablar de unir al país con el 30% de pobres, con cientos de pueblos a relativamente corta distancia, que justamente no se pueden unir por otro medio que no sea tren o automotor, nos habla de algo oscuro. Recién leo que van a invertir 600 millones de pesos en la terminal de Santa Rosa, pregunto: ¿Para unir qué, Santa Rosa con Bs As y alguna otra capital de provincia más?. Y los ¿pueblos del interior cercano?.

¿Van a ir con un 737-800 hasta allí?. Se ve que hay algo escondido, sin dudas. La cifra asusta realmente. Algunas decenas de km. de la Línea Sarmiento renovadas con esos 600 millones de pesos no vendrían mal para que vuelvan las cargas y los pasajeros atrás, que es como debe ser. Vías en buen desempeño para cargas y pasajeros en una velocidad comercial de 80 km/ hora no es imposible.

En estos días nos enteramos que 2.400 millones de pesos se gastaron para evitar 8 barreras ubicadas en la C.A.B.A. en la Línea Mitre. ¿Cuántos de millones se invirtieron en el interior de nuestro país en temas ferroviarios que no sean en el transporte de cargas?

Esto es sólo una muestra de lo que este gobierno hace con la usina de ideas de estas personas que son muy escuchadas en temas de transporte. Atte.
Eduardo César Amoreo
eamoreo@hotmail.com

7 comentarios:

  1. Al los diablos mentirosos no hay x que creerles nada.
    Gastón Dgc

    ResponderEliminar
  2. Nooooo lessss interesaáaa ellll trennnñnn por desgracia. Claudia Mallo

    ResponderEliminar
  3. YA ME ASCO DE VERLO A ESTE IMBECIL HDP CON LA RISITA FACIL !!!!!

    ResponderEliminar
  4. Las provincias deben separarse de BS As y se les acaba la joda a los porteños.nunca hacen nada para el interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ustedes tambien lo votaron ..ahora jodanse ...yo no lo vote y vivo en CABA

      Eliminar
  5. Todavía les extraña que dejen que la infraestructura del ferrocarril este cómo esa, la carga últimamente sufrio muchos golpes y solo dos gatos locos lo publicaron dónde viste que los medios les importe lo que pasa con los ferroviarios no veo que publiquen aquellos despidos y los que vienen sololo vemos pasar sin hacer nada.
    Sebastián Silva

    ResponderEliminar
  6. Felicito a Crónica Ferroviaria. Esta es la prueba de la libertad de expresión que practican. Después de haber publicado esta carta, no me queda duda de que permitirían la publicación de cualquier cosa.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.