domingo, 17 de febrero de 2013

URUGUAY: GREMIO DE AFE FRENA REFORMA DEL TREN AL RECHAZAR RETIRO INCENTIVADO


EXTERIOR

El sindicato entiende que la oferta es insuficiente y trabaja para elevar una contrapropuesta

El Poder Ejecutivo tiene previsto que la nueva operadora de carga ferroviaria integrada en un 51% por AFE y 49% por la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) comience a funcionar a partir de marzo. Sin embargo, la negociación entre el gobierno y el sindicato para acordar el traspaso de trabajadores a esta nueva empresa y definir el futuro de los empleados excedentarios de AFE quedó stand by, luego que la Unión Ferroviaria rechazara una propuesta elevada por el Poder Ejecutivo.En diálogo con el El Observador el secretario general de la Unión Ferroviaria, Ricardo Cajigas dijo que la propuesta del Poder Ejecutivo es “ridícula” y una “tomadura de pelo”.

“Si el gobierno quiere retirarnos de AFE y que nos vayamos debió crear un verdadero retiro anticipado o una jubilación anticipada beneficiosa que realmente compense el perjuicio al trabajador”, enfatizó.


El gobierno le ofreció al gremio de AFE un plan de retiro incentivado para que 250 trabajadores que tengan entre 55 y 60 años abandonen la empresa  a cambio del 65% de su salario nominal hasta que alcancen su causal jubilitoria (60 años).Cajigas consideró ese planteo como “insuficiente” ya que implica un “clara pérdida de salario” para los trabajadores. El sindicalista comentó que en promedio un trabajador ferroviario percibe un salario de $ 14.000, por lo que está exento del pago de IRPF.

En ese sentido explicó que un trabajador tiene un descuento máximo del 21% de su salario –15% de aportes a la seguridad social y 6% del Fonsa si tiene hijos– por lo que percibe en líquido el 79% de su sueldo.Además indicó que el hecho de que el retiro incentivado solamente sea hasta lo 60 años, es otro punto que el sindicato “no comparte”. Según el secretario de la Unión Ferroviaria la mayoría de los empleados de AFE opta por trabajar hasta los 65 años para percibir una jubilación mayor. “Si hoy te jubilás con 60 años, (con un sueldo de $ 14.000) accedés a una pasividad de $ 7.000 que no te da para vivir”, alegó el sindicalista. Recordó que la propuesta anterior que había presentado el Ejecutivo era “mejor” que la actual ya que ofrecía un incentivo hasta los 65 años.

AFE cuenta actualmente con 1.019 funcionarios y, según estimaciones del gremio, la nueva operadora de carga requeriría entre 500 y 600 trabajadores. Todos aquellos ferroviarios que no acepten pasar a la nueva empresa pública que operará bajo el derecho privado y que tampoco accedan al plan de retiro incentivado, pasarán a una lista de “excedentes” que administra la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC). Esta repartición –que depende de Presidencia– se encargará luego de reubicar a estos empleados públicos en otras dependencias del Estado, algo que también inquieta a los actuales obreros ferroviarios. Precisamente, según Cajigas, esto también implicará “una pérdida” de ingresos para los trabajadores del tren. Eso es debido a que la ONSC toma como base su salario sin incluir los viáticos que actualmente reciben varios de los operadores del transporte de carga de AFE.

“Te mandan a otro lugar con el sueldo peleado y al último escalafón porque así lo manda la ley”, se lamentó el sindicalista.

“Negociable”

Pese a las diferencias notorias que existe entre la propuesta que presentó el Poder Ejecutivo y la Unión Ferroviaria y la urgencia que tiene el gobierno para poner en marcha la nueva operadora de carga, Cajigas dijo que la propuesta del Ejecutivo es aún “negociable”.

En ese sentido, informó que la gremio está informando a todos sus delgados en todo el país el planteo que recibió del gobierno. El objetivo es convocar una asamblea la próxima semana para delinear una contrapropuesta para presentar a el Ejecutivo. Además, pretenden solicitar una entrevista con los ministerios de Transporte y Economía.La negociación para el traspaso de parte de los operarios de AFE a la nueva empresa de carga y el retiro  incentivado de los más experimentados está a cargo desde agosto de 2011 de uno de los  hombres de confianza del presidente José Mujica, el embajador itinerante Julio Baráibar.

Hace unos días trascendió que el subsecretario de Transporte, Pablo Genta, manejó la posibilidad de traer trabajadores del exterior en caso que la nueva operadora de carga no logre cubrir las vacantes de personal técnico que demandará.  “Es una amenaza sin fundamento”, criticó Cajigas de la Unión Ferroviaria. Agregó que el gobierno pretende poner los trabajadores de AFE entre la “espada y la pared. Es claro que la nueva empresa requerirá más operadores y mecánicos si pretende ampliar su actividad”, culminó.

Nueva operadora “no es necesaria”

En una declaración interna que envió el sindicato a sus afiliados de AFE esta semana, insiste en que la nueva operada de carga no es necesaria y que, por ese motivo, seguirá trabajando para que el decreto que aprobó la creación de una empresa ferroviaria que operará bajo derecho privado “no se implemente”.   Por otro lado, el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria quedará bajo el derecho público bajó la órbita del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.ElObservador

1 comentario:

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.