viernes, 18 de septiembre de 2020

¿Cualquiera hace lo que quiere con los terrenos ferroviarios?

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Nos llegó la información que gente vinculada con la política está realizando obras en varias estaciones pertenecientes al Ramal C 25 de la Línea Belgrano (Formosa - Embarcación (Salta).




Por lo que se puede observar en las fotografías que nos envían nuestros lectores, vemos que los trabajos de parquización que se están llevando a cabo (pese a la pandemia de COVID-19) son contrarreloj (?) para terminar lo antes posible ya que, al parecer, nos cuentan estas personas, no quieren que nadie se entere y se hable de esta obra.



Dichos trabajos se están realizando en las estaciones Estanislao del Campo e Ibarreta. Pensar que muchos políticos en la Provincia de Formosa piden a gritos la rehabilitación de ese importante ramal que une las Provincia de Formosa con la de Salta, y por otro lado, hacen lo que se les antoja con los terrenos ferroviarios.

En Tucumán otro tanto

En la ciudad de Tucumán, más precisamente en cercanías de la estación Tucumán CC de la Línea Belgrano, también está pasando algo insólito. 

Al parecer, personas (no se sabe si son allegadas al ferrocarril o no) se adueñaron de los terrenos ferroviarios (ex vía de escape lado Norte) que se encuentran ubicados entre los pasos a nivel de las calles Marcos Paz y Corrientes.



Asimismo, nos informaron también de otros (en la misma estación ferroviaria pero al extremo Sur) que está alambrando terrenos ubicados en el paso a nivel de la calle Crisóstomo Álvarez que pertenecen al ferrocarril.



Ahora bien, es bueno preguntar a los que tienen a su cargo observar todo esto, si esas personas tienen el permiso correspondiente para realizar edificaciones sobre terrenos ferroviarios. Si no es así, nos preguntamos: ¿no hacen nada al respecto?. ¿Se hicieron las denuncias correspondientes?. 

Creemos, desde CRÓNICA FERROVIARIA, que llegó el momento de que el Gobierno Nacional con sus empresas ferroviarias comiencen hacer respetar e informar, de una vez por todas, que los terrenos ferroviarios son del Estado y no de terceros. 

Que se haga cumplir la ley de una buena vez.