lunes, 24 de diciembre de 2012

BUSCANDO CORREGIR UNA INJUSTICIA


CARTAS DE LECTORES

Señor  Director de Crónica Ferroviaria

Me es grato de dirigirme a Ud., a fin de aportar información histórica en relación al cuestionamiento publicado en CRÓNICA FERROVIARIA – CIRCULAR INFORMATIVA NRO. 372 DE FECHA 17-12-2012 por la designación del Ing. Oscar GUZMÁN, para la conducción actual de los Talleres Ferroviarios de Tafi Viejo.

La sabiduría popular enseña, que no se debe ser ni malo, ni bueno, sino justo, y del afán de ser justo, expreso que es totalmente injusto y mal intencionado el cuestionamiento al Ing. Guzmán, que realizaron algunos trabajadores de los Talleres que nos ocupan, según lo publicado en el medio que Ud. Dirige, y que por mi conocimiento del contexto ferroviario imperante, creo con mucha aproximación a la certeza, que la intelectualidad de dicha publicación es compartida, por dirigencia nacional de color verde de la Unión Ferroviaria, que con ese mismo color firmaron todo, para aplicar la política antiferroviarias que tuvo como victima a los trabajadores, y a los máximos dirigentes en empresarios dueños del Belgrano Cargas, que hoy “fundido” obligó al gobierno nacional intervenirlo por su paralización.


El decir publicación compartida, lo digo porque en la misma figuran algunos trabajadores de las Cooperativas que armó Domingo Bussi para cerrar los Talleres, porque estos fueron cerrados por Bussi en complicidad con las Cooperativas bussistas, y no por el Ing. Guzmán, que era Administrador de los Talleres en la gestión anterior del Gobierno de Ramón "Palito" Ortega.

Los ferroviarios sufrimos tres grandes tragedias: El Plan Larkin, El Proceso Militar de 1976, y lo más destructivo, como lo fue el menemismo, y de esos bombardeos se generó en muchos compañeros una desorientación, que los puso a pelear entre ellos, y no apuntan a los verdaderos autores políticos y gremiales que facilitaron todo, para los negociados y desmantelamiento de nuestros ferrocarriles.

Señor director. En la nota en cuestión se publica una fotocopia de un planteo realizado por la Comisión Interna de entonces, la cual yo también la integraba, pero que en ese caso no la firmé por una cuestión ética, por mi pertenencia a la Dirección de los Talleres, dado que el espíritu de la nota al Ing. Guzmán, no tenia un propósito destituyente, sino la búsqueda de optimización de la gestión, y en ese entonces estaba dirigida como “una apretada” al Personal de Dirección, por ese mal concepto que tienen los obreros que en los talleres todos deben ser operarios, sin tener en cuenta que todo complejo industrial de esta envergadura, debe responder a una pirámide jerárquica que: administre, registre, contabilice y opere en todos los detalles, según los productos terminados.

El 18/2/1994 el entonces Presidente del Ferrocarril Belgrano (Ignacio Ludueña de la Fundación Mediterránea), se hace presente en Tafí Viejo,  reúne al Personal y lo emplaza hasta el 30/03/94 para que organicen una cooperativa, según lo promovido por la Verde Unión Ferroviaria, y en caso de no ser así, él mandaría los telegramas de despido. Este ultimátum tan tremendo, lleva al Gobernador Ortega, y con él, se conviene realizar la provincialización de los Talleres, en un gesto de dignidad único en todo el ferrocarril, que significó el salvataje de mas de 300 obreros, sin la pérdida de ningún compañero, y no ser cómplices de esas cooperativas promovidas como trampas para desprenderse de los trabajadores.

El 1/8/94 por convenio entre: El personal, la provincia y el Ferrocarril Belgrano, se pone en marcha la provincialización. Considero oportuno señalarle que desde el 01/08/94 al 30/09/95 (Gestión Ortega)  los Talleres le dejaron a la Provincia $ 600.000 de superávit (se podría decir uSs 600.000 porque era la época del 1 a 1), lo que demuestra el acierto de la provincialización y del Administrador Ing. Guzmán, que generaba una facturación mensual en Tafí Viejo de $ 300.000.- para una dotación de 300 agentes.

El 29/10/95 se hace cargo de la Gobernación de Tucumán, Antonio Buss,i y desde entonces se entra en un estado anárquico, porque éste operaba para cerrar los Talleres.

En Marzo de 1996, el Gobernador Bussi designa como Administrador a un Ingeniero ferroviario, quien al asumir su gestión dijo una frase célebre: "Vengo a Terminar la Fiesta de Palito ORTEGA".

El 30/6/96 el Gobernador Bussi, decide desprenderse del compromiso de la Provincia para con los Talleres, mediante la no renovación de los convenios establecidos y deja de pagar los sueldos al personal.

En Agosto de 1996, funcionarios del Gobierno de Bussi con el Administrador de los Talleres, forman las Cooperativas que desmantelaron a los Talleres.

Se podría hacer más detallada la cronología, pero seria muy abundante el texto.

Por la experiencia que vivimos los ferroviarios últimamente, estoy seguro que la designación del Ing. Oscar Guzmán para conducir nuestros talleres, será un gran acierto por su rico curriculum y experiencia ferroviaria, requiriendo solamente que las autoridades superiores de Buenos Aires le den el necesario y suficiente apoyo, para una eficaz gestión que necesitan nuestros grandes Talleres Ferroviarios de Tafi Viejo. Atentamente
Miguel Ángel HERRERA