Mostrando entradas con la etiqueta Ferrocarril General Belgrano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ferrocarril General Belgrano. Mostrar todas las entradas

jueves, 30 de julio de 2020

70° aniversario del Fallecimiento del Ing. Richard Fontaine Maury

Historia Ferroviaria

Desde APDFA Línea Roca, y con el aporte del compañero Alberto Diéguez de la Seccional Rosario de APDFA, queremos recordar al hombre que llevó a cabo la construcción del Ramal C-14 conocido como por todos, como el tren a las Nubes, en el aniversario de su fallecimiento, que se cumple el próximo viernes 31 de Julio.

Recordamos esta imponente obra de ingeniería ferroviaria, y a este gran hombre en particular, ya que nos muestra de lo que fueron capaces esos hombres hace ya, tantos años, hoy la leyenda se hace más grande que nunca, y nos enorgullece su legado.

Ing. Richard Fontaine Maury

El mejor homenaje, es conocer su obra y pensamiento, como así también las injusticias que sufrió en su carrera.

Les dejamos un blog que encierra toda esta obra: http://ramalc14.blogspot.com/p/el-ingrichard-f-maury.html  y la puedan apreciar en toda su magnitud.

Recordado eternamente como el constructor del famoso Ramal C-14 del Ferrocarril General Belgrano, este 31 de Julio se cumplen 70 años de la muerte del Ing. Richard Fontaine Maury, nacido el 18 de Diciembre de 1882 en Filadelfia, Estados Unidos. Educado en dicha ciudad y Nueva York, se recibe de Ingeniero Civil en 1902.


Luego de trabajar en Estados Unidos y Cuba, es enviado a Argentina en el año 1906 donde participa en obras para el Ferrocarril Oeste. En 1907 ingresa a Ferrocarriles del Estado. "Maury era un verdadero maestro en la elección de trazados en zonas montañosas para ferrocarriles y caminos. En mi opinión era el número uno en el país en ese aspecto profesional", dice el Ing. Roberto Rebollar, compañero de Maury.


Viejo sueño de Salta y el norte argentino: desarrollar una ruta ferroviaria que llegue a Chile y los puertos del Pacífico. A fines del siglo XIX se inician los proyectos y el tendido de vías solo llega hasta Rosario de Lerma, a poco más de 30 km de Salta, donde los desniveles requerían obras significativas para
sortearlos.


Tras varios intentos fallidos por continuar, la asunción de Yrigoyen en 1916 da un nuevo impulso al proyecto. El Presidente de esa época, después de varias trabas legislativas, ordena el inicio de la obra en Marzo de 1921 a cargo de Ferrocarriles del Estado, y ese mismo mes Maury y su grupo de profesionales se hacen cargo.



Lo primero es ascender, en un recorrido de unos 200 km, desde los 1187 msnm en Salta hasta más de 4000 msnm en inmediaciones de San Antonio de los Cobres (4350 msnm en Abra Chorrillos, el punto más alto del ramal), desde donde la línea continua en la altura hasta que deba descender y llegar al
nivel del mar, ya del lado chileno.

Modificando proyectos anteriores, encuentra soluciones que reducen la cantidad de puentes y movimientos de tierra necesarios. De todas formas debe construir 6 puentes y un largo viaducto para cruzar el Río Toro antes del primer zig-zag.

Estos, ubicados en El Alisal y Chorrillos y dos rulos mucho más adelante, le permiten ganar altura en poco espacio. Si bien proyecta y encarga la construcción del viaducto La Polvorilla, ya había sido desplazado cuando la estructura llegó desde Europa para ser emplazada. Al asumir el nuevo gobierno militar en el año 30 es acusado de corrupción y desplazado.


Once años después, el nuevo Administrador de Ferrocarriles del Estado, Ingeniero Pablo Nogués, consigue aclarar aquella situación y reincorporarlo.

En el interín ingresa a la Dirección Provincial de Vialidad de Tucumán donde le encargan la construcción de una ruta para unir las localidades de Tafí del Valle, Colalao del Valle y Amaicha del Valle, ubicadas a espaldas de la cadena del Aconquija. Luego de sobrevolar la zona decide el trazado y en 1940 se
inician las obras.


La ruta avanza en medio de un clima subtropical, con abundantes lluvias y desmoronamientos. En 1943 la ruta de los Valles Calchaquíes queda inaugurada. Dos años después es distinguido como el primer socio honorario del Centro de Ingenieros de Tucumán.

Al reingresar a Ferrocarriles del Estado en 1943 es enviado a Mendoza para reparar los daños causados en el Ferrocarril Trasandino (línea Mendoza – Las Cuevas) interrumpido desde 1934 por un aluvión causado por el río Mendoza.


En 1945, luego de un ascenso y aumento de sueldo, es enviado a San Luis a cargo de obras en el ramal Milagro – Quines y en julio queda adscripto a la Comisión Argentino-Boliviana que estudia el tramo Sucre-Camiri, dirigiendo y supervisando la organización de campamentos y comisiones. Se jubila en
febrero de 1949.

El Ingeniero Anacleto Tobar, compañero de Maury dice de el: "Lo que el Ingeniero Cipolleti fue para el sur, el Ingeniero Maury fue para el norte. Los dos extendieron el país; abrieron esas puertas indispensables para el desarrollo y la comunicación Fue uno de esos genios humildes, capaces de entregarlo
todo sin pedir nada, por la sola fiebre de hacer.

Su propia muerte, en una pobreza casi absoluta y después de haber conducido obras de semejante magnitud, está diciendo cómo fue su vida, de qué desinterés estaba dotada.

Siempre estuvo rodeado de jóvenes ingenieros; su pasión era formarlos, transmitirles no solo conocimientos técnicos, sino también esa especial filosofía que el sustentaba: "Los hombres más inteligentes no deben aprovecharse de los otros; están obligados a enseñarles y ayudarles.

Si de su inteligencia sólo sacan ganancias económicas dejan de ser inteligentes y pasan a ser groseros y estúpidos".

miércoles, 15 de julio de 2020

El origen de Loreto y el ferrocarril Belgrano

Historia Ferroviaria

A pesar de las trágicas consecuencias que provoca la pandemia que asola al mundo, la “Capital del Rosquete” celebrará su cumpleaños con distintas actividades culturales, que se desarrollarán de manera virtual y otras que serán presenciales cumpliendo con la reglamentación estipulada para distanciamiento social obligatorio.

Corría el año 1884 y el tendido de las vías del ferrocarril comenzaba a marcar con su trazado profundas cicatrices en el mapa de Santiago del Estero y el departamento Loreto no era la excepción. Según narran algunos historiadores, las pujas por el recorrido del caballo a vapor eran interminables y cualquier argumento era válido para justificar un trazado, fue entonces cuando en el mencionado año se inauguró oficialmente la estación Loreto del ferrocarril General Manuel Belgrano, a 15 kilómetros al oeste de la histórica Villa Loreto, la que 24 años después sería arrasada por las aguas del río Dulce.


Durante ese lapso, ambas comunidades se desarrollaban separadas, pero después de la gran inundación de 1908, unirían sus destinos a la vera de las vías del ferrocarril; desaparecieron la estación Loreto y la Villa Loreto y dieron lugar al nacimiento de Villa San Martín, nombre con que se conoció esta ciudad hasta que la costumbre recuperó el nombre de Loreto y finalmente una ley provincial de 1964 se encargó de oficializarlo, generando una confusión que perdura en la actualidad, ya que este punto suele aparecer con nombres distintos en mapas y referencias de internet.

Pero más allá de las cuestiones relacionadas con la comunicación y la producción que el ferrocarril por sí solo impulsa, hubo un aspecto social que muy pocos historiadores destacaron y fue rescatado por los memoriosos ancianos: los viajes en tren a principios del siglo XX eran verdaderos acontecimientos sociales que atraían a todos los loretanos hasta el andén alumbrado por las luces mortecinas de los faroles a combustible.

Familias completas, vestidas de manera especial, se dirigían a la estación, ya en el lugar los mayores dialogaban con los viajeros, mientras que los jóvenes caminaban por el flamante andén en grupos de mujeres y varones, quienes al cruzarse intercambiaban sugerentes miradas, las que posteriormente se transformarían en incipientes noviazgos o en grandes amistades nacidas en los recorridos del andén. Con el tiempo, debido a la gran atención que producía la estación de trenes, no tardó mucho para que el depósito de encomiendas se transformara en el primer salón de bailes loretano.

Todo sobre el andén tomaba otro ritmo cuando llegaba el tren: las rosqueteras ofrecían su manjar blanco, junto a quesillos y arrope de tuna. Los viajeros comenzaban la despedida, las manos de los enamorados se separaban hasta el próximo encuentro, y tras la partida del tren, los murmullos se apagaban sobre el andén junto a la luz de los faroles. A lo lejos, el silbato del convoy suena con acordes de despedidas. Esta costumbre se desarrolló en esta ciudad desde la inauguración de las vías hasta principios de la década del 70.

Proyecto prevé recuperar la vieja estación de trenes

Mediante un proyecto que ejecutará íntegramente la municipalidad de esta ciudad, se recuperará el edificio de la estación de trenes del ex ferrocarril Belgrano, que unía esta ciudad al norte con la capital de la provincia y al oeste con la ciudad de Frías; la idea es trasformar el sector en un paseo fotográfico, según reveló José Luis Artaza, intendente de Loreto.

“La idea de este proyecto es recuperar en un principio la estructura de la estación, buscando revivir sus colores originales; también la construcción de una cerca perimetral; en su interior, preparar un paseo fotográfico con imágenes históricas de nuestra ciudad y otros detalles ligados a la historia de los loretanos”, indicó.

“La iniciativa tiene una fuerte mirada conservacionista. Queremos recuperar desde la comunidad imágenes, relatos, documentos, los que estarán exhibidos en este centro que nos ayudará a resignificar la historia de nuestra ciudad”, detalló el intendente local.ElLiberal.com

jueves, 18 de junio de 2020

Estación Villa Numancia: Peleas entre los usurpadores de los terrenos ferroviarios

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Ya hace algunas décadas que el Ramal G3 del ex Ferrocarril General Belgrano (González Catán - Puerto La Plata) de 93 km. de extensión se encuentra en estado de abandono en su totalidad, por consiguiente, no teniendo servicios ferroviario de ningún tipo.

El ramal fue construido por la Compañía General de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires en el año 1911, abriéndose a los servicios el 7 de Diciembre de ese mismo año. Con la nacionalización de 1948, pasó a formar parte del Ferrocarril General Belgrano. Se encuentra en abandono y desmantelado en ciertas partes, no permitiendo así el tránsito de formaciones.


Debido a todo este abandono que sufre desde hace décadas este ramal ferroviario, es que las estaciones intermedias como: Canning, Villa Numancia, Buchanan los terrenos ferroviarios se encuentran usurpados.

Ahora, gente que ocupan terrenos en el cuadro (y más allá también) de la estación Villa Numancia, denuncian al propietario del campo lindero por haberlos encerrado con alambre de púas. Este asentamiento comenzó a conformarse durante el año 2019 y hoy ya existen más de 30 viviendas precarias en esa lonja de tierra, informa Al Sur web.


Al parecer, los nuevos ocupantes denuncian al dueño de esos terrenos de haber alambrado sobre la línea municipal de la calle Brasil (único acceso a esta toma), dejándolos encerrados. "Encima puso alambres de púas y ya hay varios chicos que se han lastimado", denunciaron.

Al no estar activo este ramal ferroviario desde hace muchos años esas tierras quedaron en un limbo jurídico. Hoy la estación de Villa Numancia está usurpada y el Municipio utiliza los terrenos linderos a esta para acopiar materiales y guardar maquinaria del área de Servicios Públicos.

Es la triste realidad que se vive desde hace muchos años a esta parte donde hay un ramal ferroviario abandonado. 

lunes, 2 de marzo de 2020

El Intendente de la Municipalidad de Pergamino ha dado un grave paso hacia la destrucción de la playa de cargas del Ferrocarril General Belgrano

Carta de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Tal como lo ilustran las fotografías, el Intendente Municipal de Pergamino, Javier Martínez, (UCR-Cambiemos), ha acometido un acto de devastación inédito hacia el patrimonio ferroviario, al levantar la playa de maniobras de la estación  del Ramal “G” del ex Ferrocarril General Belgrano de la estación Pergamino, con la intención de construir allí un parque y un lago en un predio ferroviario propiedad del Estado Nacional.


Semejante acometimiento es inconcebible en estos tiempos, máxime en una zona granaria por excelencia, que necesitará inexorablemente de ese sitio para operar los trenes de carga, y a contrapelo a los trabajos de reconstrucción y rehabilitación de esta línea ferroviaria, que viene siendo ejecutados desde el Sur, al haberse ya reconstruído a nuevo el tramo de vía desde González Catán a estación 20 de Junio, cuyo servicio de pasajeros ya está operativo, y próximamente   se agregarán las estaciones Marcos Paz y Villars, hasta rehabilitar toda la línea hasta Rosario, encontrándose actualmente operativas las cuadrillas ejecutando los trabajos de vía correspondientes para tal fin.


El señor Intendente de Pergamino está actuando ilegalmente,   con una agresividad inédita hacia el ferrocarril, y a las apuradas, pue s sólo cuenta como respaldo legal para semejante desmán, con las Resoluciones RESP-2019.APN-AABE-JGM, de fecha 16 de Enero de 2019, y la RESOL-2019-341-APN-MTR, de   fecha 6 de Junio de 2019, respectivamente, ambas de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, un organismo manifiestamente incompetente, hoy muy cuestionado, y con nuevas autoridades a partir del 10 de Diciembre de 2019.

Esas normas en las que se basó este municipio, son el único sostén para ejecutar el desmantelamiento de la parrilla de vías, las cuales violan la Constitución Nacional, de la legislación nacional vigente, y de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, no tardarán en ser invalidadas por la justicia y oportunamente derogadas. 

La grosera ilegalidad del accionar de la Intendencia Municipal de Pergamino, ha ido mas allá de lo que estas cuestionadas y ya impugnadas resoluciones administrativas autorizaban, pués si bien estas normas, de dudosa legalidad y efímera vigencia futura, permitieron la entrega precaria y en custodia de este inmueble ferroviario a este municipio, no lo autorizan a levantar las vías, ni a ejecutar ninguna obra dentro del mismo.


En efecto: Por el Artículo 1° de la primera de las pre mencionadas resoluciones, la AABE le otorgó dicho inmueble a la Municipalidad de Pergamino en carácter de custodia, a los fines de su mantenimiento, limpieza y conservación, mientras que por el Artículo 1° de la segunda resolución, establece que el referido inmueble, “….no se encuentra afectado al uso ferroviario, ni se prevé su utilización futura.

En consecuencia, se presta conformidad para la desafectación dominial del área indicada…..”, pero sin autorizarle a ejecutar el levantamiento y desmantelamiento de las vías, aparatos de vía, señales y demás infraestructura ferroviaria que conformaban la parrilla de vías de esa estación, consumando un atentado y un daño irreparable al patrimonio ferroviario, o sea, al Estado Nacional.

Y todo ello se ha consumado sin la participación del Gobierno Nacional, que es el titular legítimo, incuestionable, irrenunciable e irrevocable del dominio de esas tierras.

El ferrocarril es y será vital para la integración, seguridad y desarrollo de la República; contar con una red ferroviaria operativa como la que tuvimos hasta el año 1993, habida cuenta que la Red Ferroviaria Nacional, invalorable patrimonio y factor que coadyuvó así mentar el crecimiento de la Nación, ostenta el privilegio de figurar entre las diez primeras redes del planeta, no sólo por su extensión, sino también por la calidad de su diseño.

Nuestra red ferroviaria sirvió no sólo para transportar las riquezas del suelo argentino al mundo, sino también para la estructuración e integración territorial,   estableciendo las primeras telecomunicaciones, las  primeras industrias pesadas, las primeras escuelas deformación técnica, y la prestación de un servicio insustituible hasta la fecha, para la movilidad social.

El ferrocarril, sin lugar a dudas, volverá a jugar un papel decisivo en el futuro, sin mengua de otros modos de transporte, el cual interconectado y armonizado intermodalmente con éstos, puede llegar a ser determinante para alcanzar niveles de excelencia en materia logística y estratégica, con el consiguiente beneficio en consumo energético, índices de productividad, capacidad de transportación, disminución de la polución ambiental, mejora de la planificación territorial y urbana, descenso del alarmante índice de siniestralidad carretera, y una importante reducción de los costos de transporte de personas y bienes.

Muchos vecinos, indignados y azorados ante este atropello, clara e incuestionablemente violatorio a la inderogable primacía que establece el Artículo 31 de la Constitución Nacional, daremos todos los pasos legales, administrativos y judiciales tendientes a concretar la revisión y derogación de toda esta normativa, la inmediata paralización de estas obras, y el restablecimiento y reconstrucción de la parrilla de vías, retrotrayendo el referido inmueble a su estado anterior, todo a costa y cargo de la Municipalidad de Pergamino.

En efecto: El reciente Decreto N° 149/2020, de fecha 17 de febrero del 2020 promulgado por el Poder Ejecutivo Nacional, ha dado el primer paso, en el firme proceso de revisión de la disposición, cesión, enajenación, transferencia, desafectación, asignación en uso y/o dación en pago de inmuebles propiedad del Estado Nacional, en lo que se asentaban o asientan playas ferroviarias, trazas ferroviarias, estaciones, talleres, depósitos u otras dependencias destinadas y afectadas a la operatoria ferroviaria, cuyo estricto cumplimiento demandamos, por lo que solicitamos, en   primer término y como medida cautelar precautoria, la inmediata paralización de los trabajos ejecutados por el Municipio de Pergamino, y actualmente en curso de ejecución, la nulidad absoluta de la entrega en custodia del predio mencionado a la Municipalidad mencionada, y la consiguiente revocatoria de la desafectación del mismo de la operatoria ferroviaria, haciendo nulas ambas resoluciones de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, por ilegales e inconstitucionales, y por tratarse ambos (este organismo y el Municipio de Pergamino), manifiestamente incompetentes para actuar en este inmueble.

El presente pedido y la denuncia conexa, guardan coherencia con el referido Decreto N° 149/2020 del Poder Ejecutivo Nacional, con la restante legislación nacional en vigencia, y con la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que por lo visto, el ex presidente de la AABE, Dr. Ramón María Lanús, que fue quien firmó estas inconstitucionales resoluciones, y el propio intendente de Pergamino, Javier Martínez, han desconocido y violado sistemáticamente.

Se han apoyado para consumar este desastre, en la caduca y derogada Ley de la dictadura N° 22.423/1981, (B.O) del 6/03/1981, y en los notoriamente inconstitucionales Decretos de  Necesidad y Urgencia N° 1.382/2012, (B.O.9/08/2012), N° 1.416/2013, (B.O. del 19/09/2013), y el decreto reglamentario de ambos, el N°2.670/201 (B.O. 01/12/2015), todos  ellos hoy fuertemente cuestionados e  impugnados judicialmente por tal motivo

El ordenamiento jurídico argentino, al igual que la jurisprudencia de la Justicia Federal, en   general y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en particular, no admiten las desafectaciones ni las enajenaciones de inmuebles propiedad del Estado Nacional, sin previa desafectación fundada en estudios serios previos,  y ratificados por una Ley del Congreso Nacional, tal como lo edicta el Artículo 75 inciso 5° de la Constitución Nacional, al calificarlos como arbitrarios y nulos de nulidad absoluta.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sido terminante y categórica, en declarar nulos de nulidad absoluta estos actos contrarios a la Constitución Nacional y a la Ley Nacional de Ferrocarriles N° 2.873 y a las recientes Leyes 26.352 y 27.132, en numerosos fallos célebres, como el: 273:111, 311:2688, 310: 681, 316:107, D. 1196,XXXII, en la causa :  "Díaz, Gustavo Marcelo y otros C/. Poder Ejecutivo Nacional-Ministerio de Obras y Servicios Público y Secretaría de Estado de Transportes", del 13 de Mayo de 1997,  y también en los casos "Vila, Alfredo L. c/., Gobierno Nacional - Poder Ejecutivo Nacional (18-09-2012), “Josefina Fernández Cancio de Gamarra y otros, C/.,Administración Nacional de Parques Nacionales y Provincia de Formosa S/.,Usucapión", fallo del 29/12/1988, y en : "Ferrocarriles Argentinos, C/.,Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos, S/., Recurso de Queja",  Corte Suprema de Justicia de la Nación, fallo 08007, V.497, XLIII), entre otros, en los cuales invariablemente el Supremo Tribunal resolvió que "…Los actos de desafectación deben ser indudables y manifestarse por constancias inequívocas de las que se desprenda una evidencia absoluta….."; es inconcebible que un funcionario de un organismo administrativo fuertemente cuestionado, como lo fue el Dr. Ramón María Lanús, y el Intendente Municipal de   Pergamino, Javier   Martínez (UCR-CAMBIEMOS), ambos legal y   jurídicamente incompetentes para disponer de un inmueble propiedad del Estado Nacional afectado a la operatoria ferroviaria, y aunque actualmente esté transitoriamente sin tráfico, desconozcan la importancia estratégica del Ramal “G” del Ferrocarril Belgrano, que vincula dos puertos de aguas profundas, como lo son el de Rosario y el de La Plata.

Además, Pergamino es nodo, no sólo por su cercanía con el puerto y la gran urbe de Rosario, y su rica cuenca granífera, sino porque de allí se desprende el ramal a Vedia, y surca también toda una zona agrícola que actualmente sigue clamando por el ferrocarril para el transporte de sus frutos, por la reducción de sus fletes que representa su traslado por ferrocarril.

En este contexto, al cual se le agrega la millonaria inversión actualmente en curso de ejecución en el puerto de Timbúes, Provincia de Santa Fé, donde nuestro ferrocarril Belgrano tiene acceso, resulta incomprensible y todo un despropósito desmantelar la playa ferroviaria de Pergamino para construir un parque con un lago, cuando su reconstrucción clama al cielo en aras de la reactivación ferroviaria, y la movilización hacia los puertos de exportación de la república, de toda nuestra producción agraria para la generación de divisas.

Mas allá de que por ante el Parlamento Nacional ya se  ha presentado el proyecto de Ley respectivo, derogando esta legislación y a cuyo tratamiento se encuentra abocado actualmente, y de acciones judiciales también en curso a igual fin, se impone que la empresa Administración de Infraestructura Ferroviaria,   Sociedad del Estado (ADIFSE), designe inmediatamente inspectores para que constituyéndose en la estación y playa de Pergamino del Ramal G del Ferrocarril Belgrano, constate   “in   situ” la  situación y, preventivamente, se suspenda la obra en curso.

Sin otro particular, le saluda con distinguida consideración
Maximiliano César Odda 
marmer422@yahoo.com.ar

viernes, 29 de noviembre de 2019

Santa Fe: Coches motores Tecnotren del Tren Urbano abandonados en un galpón

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Desde la aparición del coche motor Tecnotren que CRÓNICA FERROVIARIA en cada nota que se refería sobre dicho vehículo ferroviario, expresamos que no era apto para cumplir funciones de servicios de pasajeros. Y el tiempo nos dio la razón, cuando vemos que en ningún lugar donde se lo solía usar, en estos momentos no presta servicio regular.

Fue el caso del Tren Urbano de la Ciudad de Santa Fe que vivió más tiempo parado que prestando servicios. A tal punto, que después de estar muchos meses parado en Pedro Candioti entre Bulevar Gálvez y Castellanos de la ciudad capital santafesina, fue trasladado hacia a la playa de maniobras de la estación Santa Fe (B) (por la calle Avellaneda al 4100) quedando al intemperie.


Ahora, las dos duplas de coches motor Tecnotren se encuentran dentro de un galpón, y por lo que informa el medio AiredeSantaFe.com los vehículos permanecen sin vigilancia junto a otros vehículos del ex Ferrocarril General Belgrano tapados por malezas. "Una imagen triste para un tren que nunca cumplió la función de transportar a los por la ciudad".

Por el momento, no se sabe cuál será el destino de esas dos duplas de coche motor si la idea de la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe es venderlos o volverlos a poner en circulación por el circuito que cumplía entre Bulevar hasta Estanislao Zeballos y Facundo Zuviría.. 

lunes, 23 de septiembre de 2019

Primer cruce de Los Andes en ferrocleta

Carta de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Saco a relucir, aprovechando la ocasión de la nota referida al Ferrocarril Trasandino de Juan Carlos Cena,  mi experiencia en la vía con mi ferrocleta en la cual adjunto pocas fotos, pues todos mis álbumes quedaron en la Argentina. 

Adjunto fotos varias de la ferrocleta. La foto que tiene 4 exposiciones en una sola, hay una ubicada en la parte superior izquierda que corresponde a la ferrocleta desarmada para transitar por ruta como acoplado, en este caso en la ciudad de La Rioja; la de arriba de la derecha es en un ramal en Catamarca; la de inferior izquierda corresponde a una parte de Córdoba, lo mismo que para la inferior derecha, ya con techo de media sombra pues el calor era importante.


En la segunda fotografía estoy con el ex presidente de la Nación, Carlos Menem. En la tercera estoy en la estacion Roque Pérez de la Línea Roca (ubicada entre Lobos y Saladillo), precisamente ese día se conmemoró el 119 Aniversario de la llegada del tren a dicha estación, y yo allí con mi "ferromoto" de 50 cms cúbicos con dispositivo con suspensión confiable para baja velocidad, en segundo lugar la ferrocleta y en tercer lugar un velocipedo que estaba en Empalme Lobos y lo use un buen tiempo.


En la cuarta fotografía es en el regreso de Roque Pérez; había un automóvil en la vía con personas que resultaron ser amantes del ferrocarril de visita en la estación Salvador Maria. El de la foto es Nicolás Di Rosa, a quien lleve de Salvador María del Carril hasta la laguna de Lobos en la ferrocleta, y este muchacho tiempo después, se abocó a la tarea de revalorizar y limpiar el Companía General entre las estaciones Marcos Paz y Salto.



Lo que prosigue es la misma nota que les envió como comentario a publicar en dos partes, dado el largo del comentario. Envío las fotos por correo ya que por "publicar un comentario" no puedo hacerlo.  Gracias y ustedes tienen la última palabra de cómo publicar mi relato, claro, si es de su agrado.

La nota

Muy buena la nota publicada en CRÓNICA FERROVIARIA con el título "Tren Trasandino de Mendoza a Chile" por Juan Carlos Cena, a la vez que saco a relucir que en Enero de 2020 se cumplirán 25 años del primer cruce de Los Andes en ferrocleta, del cual el periódico Los Andes de la ciudad de Mendoza (a mi regreso de Chile) me hizo una excelente nota en la cual me otorgó foto y comentario en primera página, y toda la contratapa del diario para esta epopeya,  y Canal 7 de esa misma ciudad me hizo una linda nota también en la estación Mendoza del ex Ferrocarril General Belgrano. 

Fue una aventura maravillosa que me permitió valorar muchas cosas, y luego proseguir mi viaje por 7 provincias más, incluso transité por La Rioja donde conocí al entonces presidente de la Nación, Carlos Menem, gracias a la ferrocleta independientemente del mal que le hizo al ferrocarril. 

Antes de llegar a la localidad de Las Cuevas (Mendoza), por motivos de avalanchas una camioneta me pasó hasta la frontera con Chile. Migración en ese país la pasé a pié con la ferrocleta armada, pero llevándola de tiro sobre el asfalto, y luego un camión me bajó por Caracoles (Chile), ya que era imposible transitar por las vías en el año 1995, y me bajó en Río Blanco donde tuve la oportunidad de poner mi ferrocleta en la vía de trocha angosta, pero por cuestiones de seguridad no pude transitar, ya que hay tráfico diario y no era conveniente arriesgar, de todos modos por la gentileza del personal ferroviario de Chile, pusimos la ferrocleta en un vagón que tienen 2 ó 3 tolvas, y entre medio de éstas viajé hasta Los Andes admirando un paisaje bellísimo, donde sí pude transitar por las vías en esa estación. 

Decir que mi vehículo causó admiración, es poco. Al día siguiente, tuve que ensanchar la ferrocleta pues comienza el tramo de vía de trocha ancha, en el cual me transporté hasta San Felipe. La vía no estaba en buenas condiciones, muchos clavos sueltos o flojos, pero yo andaba allí. Hasta esta ciudad llegaba el "Merval" que era un servicio de tren local eléctrico que llegaba desde Valparaíso, de  ahi su nombre MERVAL, o sea, metro de Valparaiso.

Tuve intenciones de ir hasta esa ciudad, pero realmente no era fácil, pues violaba las reglas en país ajeno, de todos modos tuve oportunidad de moverme desde San Felipe hasta el cruce con la ruta 60, diría que a unos 10 kilómetros más adelante (salí después del MerVal) donde me desalojé de la vía en espera de un tren de carga que me seguía. 

Recuerdo que le dije en la estación al personal antes de salir, que iría unos kilómetros y me saldría de la vía para que me pasara el carga, pero una confusión hizo que retrasaran la salida del carga porque yo no llegaba, y cuando el carga llegó al paso a nivel donde yo esperaba a un lado de las vías con mis dos banderas argentinas y mis dos escudos en el frente, el conductor me vio con anticipación, pasaron muy lento el paso a nivel porque venían con precaución quizás por mi, y desde la puerta de la locomotora color naranja con cuerpo entero afuera me dijo muchas palabras que si bien fueron de reproche e insultos, no las tomé en cuenta, dado mi entusiasmo por estar en otro país. En mi experiencia igualmente los saludé. 

En el paso a nivel, los automovilistas miraban asombrados pues nadie había hecho nada parecido. Entonces regresé a San Felipe algo tarde, tipo 19,00 horas de la tarde en ese verano, y le comenté el percance al personal de la estación. 

Al día siguiente, emprendí mi regreso por la vía a Los Andes como si nada hubiera pasado, y allí saqué mi ferrocleta de la vía y me fui a la carretera que está a un costado de la vía en espera que algún gentil camionero me llevara hacia la frontera, lo cual ocurrió.

Ya en territorio argentino, una camioneta me llevó hasta antes de Las Cuevas donde pude poner en la vía otra vez mi vehículo y de allí regresar sin prisa a la ciudad de Mendoza.

Fue una experiencia de vida maravillosa, recorrer kilómetros de vías sin prisa y con total libertad de avanzar, o de retroceder o de caminar a pié donde quisiera, y disfrutar la montaña como nunca lo había hecho. 

En el regreso confieso que disfruté menos, pues la pendiente descendiente hizo que disfrutara más la facilidad de moverme casi sin pedalear, lo que hizo que me centrara más en la vía que en los paisajes, mientras que en la ida fue todo un sacrificio tener que esforzarme en las subidas, y hasta incluso, molestarme tener que detenerme porque había piedras en la vía y luego retomar el ascenso.

Me gustaría estar presente otra vez allí, pero no podré, y recomiendo que quien lo pueda hacer, lo haga, son experiencias de vida que no se repetirán y quizás más adelante no se puedan hacer si levantan las vías. Gracias. Atte.
Claudio Garcia
ferrocleto@gmail.com 

martes, 18 de junio de 2019

Javier Frola, un levallense recorriendo las vías del ferrocarril: “Me apasiona y me va a apasionar siempre”

Historias Ferroviarias

La historia del surgimiento del ferrocarril en el sur de Córdoba, como en muchos puntos del país, es la historia del surgimiento de los pueblos, por ello, quien conoce de la historia del ferrocarril conoce a la vez cómo fueron surgiendo los diferentes poblados.

Javier Frola es nativo de General Levalle y su vida está atravesada por los “trenes”, ya que desde temprana edad se mostró interesado por el ferrocarril y su historia, y por sobre todo por el funcionamiento de las máquinas y la logística del transporte.


Profesor de música, gastronómico durante 17 años y actualmente trabajador de la madera en General Levalle, Javier tiene un vínculo muy estrecho con el ferrocarril, el cual es un “hobbie muy importante, es algo que me apasionó siempre, desde el punto de vista de lo tecnológico de la maquinaria, al tendido de las vías y la unión de los pueblos, y lo social”, le contó a Nexos.

Javier tiene muy buenos recuerdos de la “gente caminando por el andén los sábados a la noche, de ver el vagón con las ventanillas todas iluminadas pasando rápido” cuando tenía apenas 5 años. “Recuerdo cuando bajaba la barrera y estaba el farol a kerosene colgando con la luz roja, que se balanceaba el farol y pasaba el tren, y ver el furgón de cola, con el guarda de atrás que te saludaba”.







Cuando tenía 13 años en 1993 cierra Ferrocarriles Argentinos, y a esa edad comenzó a ir a la Estación para hablar con los ferroviarios quienes le enseñaron cómo funcionaba el sistema.

¿Y cómo funcionaba? “El tren corría con una autorización de uso de vía, que era la UV y autorizaba al portador del papel a conducir el tren hasta la estación, que en nuestro caso sería de Laboulaye hasta General Levalle”.








Esto era en la época del Ferrocarril San Martín, la antigua línea Buenos Aires al Pacífico. Los operarios se comunicaban entre las estaciones por medio del telégrafo y además con un teléfono, que “se escuchaba muy bajito y le daban cuerda” para que sonara en la otra estación.

Luego de aprender lo que los ferroviarios le enseñaron, Javier comenzó a leer sobre el ferrocarril y por sobre todo, a leer mapas de los ramales. Allí descubrió que había 55 mil kilómetros de vías, más o menos.








En ese momento de instrucción se interesó más por la máquina a vapor y las diferentes máquinas. Muchos años después con Internet descubrió otros aspectos. Por ejemplo, el Ferrocarril Belgrano, que une a Córdoba con el Norte, “tiene trocha métrica y en un momento iban de Buenos Aires a La Paz. Cuando se hace el tramo en 1867, encontré el libro cuando ordenan la expedición con el Ingeniero Wheelwright”.

Para describir al ferrocarril en su fase social, Javier cita a Raúl Scalabrini Ortiz: “Una nación sin ferrocarril es un país sin futuro”, porque los pueblos nacieron a través del ferrocarril. Cuando se empezaron a clausurar y levantar las vías, “se cortó toda la comunicación entre los pueblos y la gente empezó a migar a las ciudades porque no le quedaba otra. Eso fue terrible”.

Y continúa: “Estoy convencido de que está totalmente relacionado el ferrocarril con el crecimiento de los pueblos, ese es un plan que deberían tener los gobernantes en algún momento, de volver a conectar todo como estaba con el ferrocarril, porque esa es la base; además de ser el transporte más barato, estaba todo conectado, habría que mantener eso”, se lamenta.

Actualmente Javier junto a su compañera, recorren estaciones. “Vamos siguiendo un mapa y recorremos todas las estaciones, vamos por los pueblos, pueblos que desaparecieron y quedaron en la ruina y registramos todo fotográficamente sobre cómo quedaron sin el tren”.

“A veces nos hemos dado cuenta de que está la estación porque quedó solamente unos metros de andén”. Muchas veces las imágenes son tristes y desoladoras, demostrando el abandono total.

El ferrocarril “es algo que me apasiona y me va a apasionar siempre; nunca voy a terminar de conocer todo”. En su recorrido por las estaciones, Javier fue hacia el Norte hasta Soto y Cruz del Eje, al Sur Huinca Renancó y también La Pampa; en provincia de Buenos Aires General Pinto y hacia el Oeste, Larroudé y Villa Valeria.NexosdelSur.com

viernes, 17 de mayo de 2019

Otorgan al Poder Judicial- Juzgado Electoral Nro. 1 los terrenos ferroviarios de la estación La Plata del ex Ramal P del ex Ferrocarril General Belgrano

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Mediante Resolución Nro. 176/2019 de la Agencia de Administración de Bienes del Estado de fecha 10 de Mayo de 2019, publicada en el Boletín Oficial del día de la fecha, resuelve lo siguiente:

Artículo 1º.- Otórgase a favor del PODER JUDICIAL-JUZGADO ELECTORAL N° 1- SECRETARÍA ELECTORAL-DEPARTAMENTO PROVINCIA DE BUENOS AIRES, el uso precario y gratuito de dos (2) inmuebles propiedad del ESTADO NACIONAL, siendo el primero de ellos vinculado al CIE N° 06-0027471-6/3 y que cuenta con una superficie aproximada de DOCE MIL QUINIENTOS SESENTA Y SIETE METROS CUADRADOS CON CUARENTA DECÍMETROS CUADRADOS (12.567,40 m2) y el segundo de ellos al CIE N° 06-0005199-7/66, con una superficie aproximada de SETECIENTOS SESENTA Y CINCO METROS CUADRADOS CON SESENTA Y UN DECÍMETROS CUADRADOS (765,61 m2), ambos ubicados en la Calle 71 entre la Avenida 19 y la Calle 22 – Parte del Cuadro Estación LA PLATA del Ramal P de la Línea BELGRANO, de la Localidad y Partido de LA PLATA, de la Provincia de BUENOS AIRES, según se detalla en el croquis PLANO-2018- 63192748-APN-DNRBI#AABE, que como ANEXO I forma parte integrante de la presente medida.


Artículo 2º.- Apruébase el denominado “PERMISO DE USO - AGENCIA DE ADMINISTRACIÓN DE BIENES DEL ESTADO/ PODER JUDICIAL-JUZGADO ELECTORAL N° 1- SECRETARÍA ELECTORAL-DEPARTAMENTO PROVINCIA DE BUENOS AIRES” identificado como IF-2019-42469940-APN-DNSIYAC#AABE, que como ANEXO II integra la presente medida, con el fin de destinarlo al almacenamiento, logística de boletas y urnas para los procesos electorales que se desarrollan en el distrito mencionado.

Artículo 3º.- Regístrese en el REGISTRO NACIONAL DE BIENES INMUEBLES DEL ESTADO.

Artículo 4º.- Notifíquese al PODER JUDICIAL-JUZGADO ELECTORAL N° 1- SECRETARÍA ELECTORAL-DEPARTAMENTO PROVINCIA DE BUENOS AIRES, al MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS y a la ADMINISTRACIÓN DE INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS SOCIEDAD DEL ESTADO.

Artículo 5º.- Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. Ramon Maria Lanus - Pedro Villanueva

jueves, 16 de agosto de 2018

Recuerdos del Ferrocarril Trasandino

Relatos Ferroviarios

Mi padre fue jefe de la Estación del Ferrocarril General Belgrano, en Punta de Vacas, Las Heras, Mendoza; allí nací y viví hasta 1965, año que perdió su vida en un accidente en la zona de Los Paramillos. Mi niñez en la estación fue tan llena de anécdotas, descubrimientos, sensaciones, aromas, penas, tragedias. Tanto viví en tan corto tiempo.

Recuerdo con la alegría que esperábamos el paso del tren Trasandino, observaba rostros impresionados ante la belleza de la cordillera, hablando lenguas extranjeras, se sacaban fotos sentados en una gran roca, en la cual mi papá les decía, que se había sentado el Gral. San Martín, ocurrencia del genio travieso que habitaba en él; cuántas de ellas andarán como recuerdo por el mundo.

El Trasandino a su paso por una de las estaciones en la Cordillera de los Andes

Vienen a mi memoria aquellas montañas, que a diario me enamoraban; la escuela, el largo camino hasta llegar a ella, el día que me escondí en un armario para que no me vacunaran. Feliz del logro, al día siguiente, al ingresar a la escuela estaban las enfermeras esperándome, vacuna en mano. Recuerdo la risa de las maestras y de los compañeros porque sin dudar finalmente me vacunaron. Recuerdo mi casa de piedra con pisos de madera, estufas a leña en cada habitación, que bramaban como desesperadas por aportarnos calor. Los grandes ventanales, la nieve, el viento blanco, el río corriendo montaña abajo, los paseos en mula. Hay ruidos, olores, que a pesar de los años, seguro, me acompañarán mientras dure mi vida.

En estación Punta de Vacas el padre de la autora de la nota (con anteojos) espera la llegada del tren

Mi familia se fue formando, enlazando miembros ferroviarios de varias provincias. Por aquellos años pertenecer al ferrocarril era un orgullo, todos los empleados se conocían, éramos una gran familia. Los fines de semanas íbamos hasta Puente del Inca, el lujoso hotel con huéspedes importantes. Las señoras con largos tapados de piel, los baños termales construidos en la entraña de la montaña, con bañeras individuales y lujosa cerámica en la pared, el olor a azufre del agua, la leyenda del puente, la bella Capilla de Nuestra Sra. de las Nieves y la majestuosidad del Cristo Redentor.

Mi primer niñez quedó allí, lugar al que nunca regrese. No sé si por temor o por respeto, porque fue tan triste la despedida. Falleció mi padre el 2 de agosto de 1965. Debíamos ir a cargar con muebles y recuerdos. Estando en esa triste tarea, acaeció un gran alud que nos dejó incomunicados por varios días. Estábamos, mi hermana, mi madre y yo. Desde helicópteros nos tiraban víveres, comenzó a llegar información de lo ocurrido, que el hotel de Puente de Inca había desaparecido, la ruta 7 cortada, casas arrasadas, de milagro la capillita se salvó, muchas personas perdieron la vida. Veíamos soldados con el rostro quemado por el frío, personas que buscaban familiares, parecía una guerra, hasta que nos trajeron hasta Mendoza, en un tren de carga con evacuados y heridos, todos sentados a los costados, unos frente a otros, sin decir palabra, Yo observaba el dolor, el cansancio en los compañeros de infortunio y ellos compartían el nuestro, me tocaban la cabeza, nos pasaron café y con un abrazo nos despedimos en silencio.

El deseo de volver es muy fuerte, pero me llena de dudas, de temores. Tal vez mi nota llegue a tocar el corazón de algún funcionario nacional y permita que el Trasandino vuelva a romper el silencio de la cordillera.Por Zulma Ledesma (Diario de Cuyo)

viernes, 29 de junio de 2018

Córdoba: Prórroga a la convocatoria del concurso de ideas para crear el Plan Maestro de los predios y terrenos ferroviarios

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La Municipalidad de la Ciudad de Córdoba informa que debido al interés generado, habrá tiempo hasta el martes 17 de Julio para participar. Las bases se publican en la web de Colegio de Arquitectos.

El objetivo es formular un Plan Maestro para los terrenos ubicados en Alta Córdoba y Talleres de la ciudad de Córdoba.

Fue prorrogada hasta el 17 de julio de este año la convocatoria del Concurso de Ideas organizado por el Colegio de Arquitectos de la provincia de Córdoba, destinada a ejecutar el Plan Maestro urbanístico de los predios ferroviarios de los barrios Alta Córdoba y  Talleres de la ciudad de Córdoba, que promueve la Municipalidad de Córdoba. La propuesta cuenta con el auspicio de la Agencia de Administración de Bienes del Estado AABE y la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA).


Objetivo del concurso

El Plan Maestro a impulsar en los Predios Ferroviarios de Córdoba constituye una iniciativa conjunta de Municipalidad de Córdoba y de la Agencia de Administración del Bienes del Estado (AABE) para recuperar los predios del Ferrocarril General Belgrano (FCGB), situados al norte de la ciudad, mediante acciones de urbanización, regeneración urbana y sistematización integral del espacio público.

Este Plan se realizará por etapas y estará orientado a la integración del tejido urbano. Los participantes deberán plantear una visión integral del conjunto de piezas urbanas que propicie la cohesión de los barrios colindantes y favorezca la articulación con los espacios, corredores y áreas significativas del entorno, delineando un cambio estructural en las condiciones urbanas que existen actualmente.

Premios

* Primer premio $350.000
* Segundo premio $120.000
* Tercer premio $80.000 – 5 menciones de $20.000 cada una

Bases

Las bases fueron elaboradas por un cuerpo asesor, conformado por representantes de Municipalidad de Córdoba, de la A.A.B.E. y del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba. Se pueden descargar de manera gratuita en el sitio del Colegio de Arquitectos.

Distrito Ciudadano

El Distrito Ciudadano, uno de los cinco distritos propuestos por Municipalidad de Córdoba según una nueva concepción del espacio urbano, se desarrollará en los predios ferroviarios, Los Galpones, la Estación Alta Córdoba y Forja que serán recuperados a partir del Plan Maestro. Así, serán integrados los barrios San Martín, Alta Córdoba, General Bustos, Pueyrredón, Talleres, Cofico, Independencia y Altos de San Martín. Aquí se planea la construcción de la sede del Concejo Deliberante y del sexto Parque Educativo de la ciudad.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Santa Fe: Continúan las gestiones para que se reactive el ferrocarril en Rafaela

Actualidad

En un encuentro de trabajo con referentes provinciales en materia de política ferroviaria, los dirigentes de la entidad plantearon la importancia de pensar la logística con visión de largo plazo.

Estuvieron presentes el Ing. Javier Cantarella, subsecretario de Planificación de Transporte de Santa Fe y el Ing. Ricardo Langer, director provincial de la Unidad Especial de Gestión Ferroviaria de Santa Fe, quienes presentaron un informe sobre la evolución y perspectivas del sistema ferroviario en la provincia.

Por su parte, los dirigentes de la entidad plantearon la necesidad de proyectar el desarrollo de un centro o zona de actividades logísticas, dado que será de vital importancia para la competitividad de la región en el mediano y largo plazo. A su vez, se manifestó que dicha planificación debe irremediablemente estar vinculada al desarrollo del sistema ferroviario, clave en la gestión logística (tanto a nivel de transporte de cargas como de pasajeros).


Al respecto, Langer mencionó que de los 4.167 km de vías que recorren el territorio santafesino, sólo 2.522 se encuentran en operación. En referencia a la ciudad, señalaron que los ramales CC4 (conecta Rafaela con San Francisco) y F2 (conecta Rafaela con Santa Fe) del ferrocarril Belgrano (trocha angosta) se encuentran sin operación y que no está prevista ninguna inversión para reactivarlos (el CC4 necesita de reparaciones importantes en una longitud de aproximadamente 50 Km y el F2 está en regular estado y necesita reparaciones de menor grado que el anterior).

En cuanto a las vías del ferrocarril Mitre (trocha ancha) que pasan por Rafaela, explicaron que integran la concesión de Nuevo Central Argentino (ramal GM 1 entre Tucumán y Rosario). Es uno de los ramales troncales de NCA con un transporte anual cercano a los 3 millones de toneladas y las cargas son principalmente de granos desde acopios ubicados en Tucumán, Santiago del Estero y el norte de Santa Fe. También integran la carga del ramal otros productos como contenedores (porotos, tabaco, derivados del limón, lácteos), minerales y piedra balasto para obras de mantenimiento de vías.

A continuación, Langer indicó que los productos con origen y destino en la zona de Rafaela cuentan con posibilidades concretas de ser transportadas por ferrocarril utilizando las vías que en la actualidad se encuentran concesionadas a NCA. En este caso, se podría recibir piedra para obras desde las canteras ubicadas en Santiago del Estero y además sería posible reanudar los tráficos de contenedores de exportación hacia los puertos de Rosario, Zárate y Buenos Aires.

No obstante, aclaró que el NCA actualmente prioriza el transporte de la mercadería del accionista principal, el grupo empresario AGD (Aceitera General Deheza), por lo que la potencial implementación de la ley 27.132 de re-estructuración del sistema ferroviario nacional (promulgada en 2015), sería una posibilidad interesante, dado que establece la libre accesibilidad a la red administrada por el Estado Nacional, por lo que cualquier operador podrá transportar carga con origen y destino en cualquier punto de la red.

Proyecto Circunvalar Ferroviario Santa Fe (PCSF)

Al inicio de la presentación, Langer detalló los avances del "Proyecto Circunvalar Ferroviario Santa Fe (PCSF)", el cual organizará el flujo ferroviario de cargas hacia la futura Terminal Multipropósito del Puerto de Santa Fe, que se construiría a la vera del río Paraná. Las obras incluirán la construcción de 20 kilómetros de nueva traza, la renovación de 44 kilómetros de vías que ya existen y un nuevo puente sobre el río Salado. La inversión estimada es de 110 millones de dólares. Con la nueva traza se evitarían 61 pasos a nivel dentro del ejido urbano de la capital provincial y su área metropolitana.

Presentes

Participaron del encuentro los dirigentes del CCIRR Gabriel Gentinetta, Gabriel Rivarossa, Luis Gaggiotti y Gastón Sara, además de Hernán Heinzmann, presidente de la Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Rafaela (CETAR). También fueron parte de la jornada Marcos Corach, jefe de gabinete municipal y Omar Gasparotti, director de INTI Rafaela.LaOpinión.com

jueves, 3 de mayo de 2018

Tucumán: A 25 Años del Tren Interoceánico o Bioceánico

Historia Ferroviaria

Texto y fotos: Ariel Espinoza (*) (Para Crónica Ferroviaria)

"Caracoleando en el curvón de la estación como una anaconda fabulosa los vagones ... ya se va el tren y en Tafí Viejo llora una campana al partir el Tren Panamericano, hay un haz de luz tendido en los rieles y silencio profundo que en la noche se pierde" del Libro "El Tren Panamericano" de Juan José "Ñañum" Villacorta.

En Abril del año 1993 partía un tren desde la ciudad de San Miguel de Tucumán, que, utilizando siempre la misma trocha (1000 mm), uniría las ciudades de Valparaíso en la República de Chile hasta el Puerto de Santos en la República Federativa del Brasil.

Estación Tafí Viejo

Lo interesante de esta iniciativa, es que la infraestructura era la ya existente. En efecto el tendido férreo, de igual trocha en toda su extensión, sólo hacia falta el impulso de alguien para llevarlo adelante. Ese impulso partió de un tucumano, el ingeniero civil Daniel Ahualli, graduado de la Universidad Nacional de Tucumán, quien consiguió primero el apoyo de la Fundación "Joaquín Ordeñana" que a través de una beca le permitió recorrer desde Tucumán a Santos para evaluar las posibilidades reales del proyecto.

Trabajadores de los Talleres Ferroviarios Tafí Viejo

De su viaje, Ahualli se traería el compromiso de la empresa de Ferrocarriles de Bolivia, de la Ferrovia Paulista y de la Red Ferroviaria Federal de Brasil y del Ferrocarril de Antofagasta (Chile). Aquí la empresa contaba con el apoyo del gobierno de Tucumán, quien en la persona del entonces gobernador, Ramón "Palito" Ortega encontraría a uno de sus fervorosos impulsores. Además, apoyaron la iniciativa las provincias de Santiago del Estero, Salta,Jujuy, La Rioja, Catamarca, Formosa, Chaco, Córdoba y Mendoza para solventar los costos de este viaje inaugural al que estuvieron invitados desde funcionarios a periodistas, y principalmente industriales a quienes se quiso tentar con el negocio.

En cada ciudad a la que llegaban, se hacía una feria mostrando los productos de los empresarios que viajaban en los coches que fueron pintados y reacondicionados como verdaderas unidades de negocios y stands rodantes, en los Talleres Ferroviarios de Tafi Viejo.

Ahondando en los libros de novedades de la estación ferroviaria de Tafí Viejo de aquel año, los días previos a la partida se asientan movimientos de coches y trenes especiales desde San Miguel de Tucumán hasta los talleres para ser alistados.

El 14 de abril de 1993 a las 10:00 horas salen de Tucumán, Estación del Ferrocarril Bartolomé Mitre, el Tren Interoceánico de la Hermandad Latinoamericana (o Tren Bioceánico como se lo reconocería) ante la algarabía generalizada del público y las autoridades. Su primera parada fue a las 10:45 horas en Tafí Viejo, donde un nutrido grupo de personas aguardaba el paso del convoy.

Inicialmente, la formación estaba integrada por coches de origen argentinos a los que en General Güemes (Salta) se les acoplaron los chilenos y en Yacuiba los bolivianos y finalmente en Corumba (Brasil) fueron esperados por una locomotora brasilera de la empresa Ferrovía Paulista que los condujo hasta Santos adonde arribarían el 26 de abril.

Las vías habían sido utilizadas una sola vez en en el año 1973 para trasladar cobre desde Antofagasta a San Pablo. Este corredor bioceanico, aún hoy espera ser rehabilitado.

Del material rodante he sabido que algunos coches están en Gral. Güemes (Salta) y un furgón fue visto en Alta Córdoba, de la locomotora no pude conseguir datos aunque podría haber sido la GM modelo G22CU Nro. 7114 o tal vez la 7104.

Otras Referencias: 

En 1993 el ex gobernador Ramón Ortega lanzó uno de sus proyectos más ambiciosos: un Tren Bioceánico que uniera el Atlántico con el Pacífico. El convoy partió de Tucumán el 13 de Abril de ese año, pasó por nuestra ciudad y en 30 días llegó al Estado brasileño de Santos; el viaje terminó en la ciudad chilena de Iquique.

De haberse concretado esta iniciativa, la unión comercial de los países del hemisferio sur habría dado pasos decisivos para la unidad latinoamericana a la que obviamente, se oponen las grandes potencias.

Pero la idea de unir los dos océanos no murió, al contrario. Se supo que Chile, Brasil y Bolivia avanzan en la firma de acuerdos para construir una carretera que logre lo que no se hizo con el tren. De este proyecto nuestro país quedó afuera.

Al respecto, el profesor titular de la cátedra de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la UNT, dijo: “Qué importante hubiese sido que en ese proyecto estuviese estado también el Gobierno Nacional, para que esa vía de comunicación pasase por esta región, lo que hubiese permitido un tránsito moderno y el desarrollo productivo”, sostuvo.

Según informa un diario de la región NEA, Benito Garzón señaló que, de las tres vías posibles de conexión interoceánica, los países vecinos eligieron la más larga y, además, la más costosa, y se desecharon otras que atravesaban la Argentina.

En particular, lamentó que no se haya impulsado la propuesta de unión por tierra entre Porto Alegre con los puertos chilenos de aguas profundas de Mejillones, Antofagasta y Puerto Caldera. Precisamente, esta vía hubiese implicado, aseguró, que Tucumán se transforme en un centro neurálgico y estratégico.

“Estaba previsto dentro de un nudo ferrovial a condición de que se ponga en marcha el Ferrocarril Belgrano Norte. Ninguna otra conexión podía competir con esta alternativa. Sin embargo, universidades, empresarios, fuerzas vivas, y especialmente, políticos y gobernantes, han sido corresponsables de que este emprendimiento no esté en marcha, el que tampoco parece importarle a la Nación”, se quejó.

El abogado recordó el viaje piloto que realizó Ramón Ortega en el tren bioceánico durante su gobernación, con el cual se demostró la factibilidad de la idea. “¿Por qué se deja el Norte a la ribera del progreso?. ¿Por qué no se contempla esta necesidad imperiosa para romper el cepo geopolítico del puerto de Buenos Aires?”, preguntó.

Investigación: (*) Tec Ariel Espinoza  - Periodista -Obrero Ferroviario Talleres de Tafi Viejo
Fuentes consultadas: Diario Página 12, 8 de abril de 1993.
Libro de Novedades estación de Trenes de Tafí Viejo año 1993 – gentileza
Trenes Argentinos Cargas línea Belgrano.
www.lawebdetafiviejo.com.ar/?p=2785#comment-1467
Fotos: Archivo personal Sr. Rubén Soto - Trabajador- Jubilado-
Talleres de Tafí Viejo.
‎3/5/18, 02:04 - Ariel Espinosa: Ya va las fotos
‎3/5/18, 02:06 - Ariel Espinosa: Los Coches fueron reacondicionados en Nuestros Talleres, en vía segunda antes de ser entregados , Foto: Gentileza Sr. Rubén Soto -Ferroviario Jubilado
‎3/5/18, 02:06 - Ariel Espinosa: ‎IMG-20180503-WA0000.jpg (archivo adjuntado)
‎3/5/18, 02:07 - Ariel Espinosa: El Bioceánico en la Estación de Tafí Viejo, el Gobernador Ramón "Palito" Ortega fue un gran impulsor del Proyecto ( Foto :lawebdetafiviejo
‎3/5/18, 02:08 - Ariel Espinosa: ‎IMG-20180503-WA0001.jpg (archivo adjuntado)
‎3/5/18, 06:45 - Ariel Espinosa: #TAFIVIEJCUMPLE118 ¡Feliz Cumpleaños mí Tafí Viejo Querido! 1900- 03 De Mayo - 2018  1118 Años de la Fundación de La Ciudad de Tafí Viejo 

lunes, 12 de febrero de 2018

La estación de Canning festejó 107 años de vida

Historia Ferroviaria

El histórico edificio permanece en pie, aunque abandonado y sin dueño desde el fallecimiento de Benito García en 2016. Hoy en día se convirtió en la fachada de una feria comercial.

Un 8 de febrero de 1911 se inauguró la estación de trenes George Canning con el objetivo de dar comienzo al ramal González Catán- La Plata, que correspondía a la Compañía General de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires. Seguramente en aquel entonces nadie se imaginaba que aquella edificación de estilo francés se convertiría en la semilla de una ciudad que germinaría varias décadas más tarde. 

Su nombre proviene del diplomático británico George Canning, quien ocupó el cargo de ministro de asuntos exteriores de Gran Bretaña durante las llamadas Guerras Napoleónicas. Jugó un papel preponderante en la relación con el virreinato del Río de la Plata. De ahí en más, sería ese el nombre elegido para que la ciudad se levantara y esparciera a sus raíces hacia sus alrededores.


La historia de este lugar comienza con la familia Dominate, conformada por dos hijas, Alicia y Teresa, una esposa, María, y un esposo, Hugo, el más importante, el jefe de la estación. Anteriormente, se acostumbraba a que aquella persona que ocupara este puesto se mudara con su familia hacia el edificio de la terminal que le correspondía, con el propósito de cuidar las instalaciones del vandalismo nocturno.

La estación (hoy popularmente llamada “La Vieja Estación”) está conformada por ocho cuartos, todos ellos dañados por el paso del tiempo y el abandono. La infraestructura estaba constituida por una casa de familia, una sala de espera (a lo ancho de la casa), la oficina del jefe, la habitación del telégrafo y el lugar donde se recibían las encomiendas. Polvo, telarañas, rincones asediados por la humedad y algunas ventanas rotas son los primeros detalles que uno observa al ingresar al lugar, que lleva un inconfundible impacto histórico que se ve poco valorado. 

En 1974 Hugo sufrió un accidente en las vías que le costó la vida. Sería entonces el turno de la familia García para habitar esta instalación. Conformado también por dos hijas mujeres, Silvia y Miriam; una esposa, Hilda, y Benito, el nuevo jefe; los García no tardaron en adoptar el edificio como su nuevo hogar. Benito falleció el 10 de septiembre de 2016, dejando la casa sola y a su hija Silvia con las llaves del hogar.

"Mi papá siempre dijo que de la estación lo iban a sacar con los pies para adelante. El amaba la estación. Ni dormir a mi casa iba. Lo llevábamos a comer asados, a juntadas familiares pero, a la noche, él tenía que volver a la estación. Era un gran amor el que tenía por su casa”, recordó melancólica Silvia, su hija y actual poseedora de las llaves.

Hoy, la estación continúa abandonada por dentro, sin que se pueda apreciar y valorar su sentido histórico, pero por fuera es todo muy distinto. Los fines de semana se montan eventos sociales en una feria donde concurren vecinos de Canning y las ciudades cercanas. Puestos de comida, shows en vivo y otras atracciones son las que se aprecian, contrastando con la realidad de una necesitada Vieja Estación de Canning, que este año festeja por segunda vez en soledad otro aniversario. DiarioSur.com (Nota enviada por nuestro colaborador señor Jorge Zatloukal)

viernes, 26 de enero de 2018

Mariano Antenore: "No es adecuada una circunvalación ferroviaria de Santa Fe sin el reingreso del tren de pasajeros"

Actualidad

En Rebeldes Sin Siesta conversamos con Mariano Antenore, integrante de la Asociación Amigos del Riel, para conocer la postura de la organización respecto a las obras de recuperación del ferrocarril que el Ministerio de Transporte de la Nación en territorio de la provincia de Santa Fe.

El entrevistado confirmó que los proyectos de rehabilitación comenzaron ya bajo la gestión de Cristina Kirchner: “Se había comenzado a reactivar el Ferrocarril General Belgrano, puntualmente el tramo Coronda – Timbúes de la línea F, que ya está totalmente renovado. Después se licitaron otros tramos, en cercanía de San Cristóbal y en la zona de Tostado hacia el norte, que se están ejecutando”, indicó Antenore, en coincidencia con lo expresado días atrás por Guillermo Fiad, director de Trenes Argentinos Infraestructura.


El consultado recordó que “el Belgrano es el único ferrocarril que no había sido concesionado en la década del ’90, y tras una entrega directa al gremio de la Unión Ferroviaria en 1998, la situación empeoró bastante. El ramal del Belgrano que corre paralelamente a la Ruta Nacional 11 lamentablemente sufrió el abandono total del Estado, y para volver a instalarlo requiere una inversión importante, por eso se ha privilegiado la vía que pasa por Tostado“, explicó.

Antenore indicó que desde Amigos del Riel se contactaron “con los técnicos de carrera, que antes formaban parte de Ferrocarriles Argentinos, lo que bajo la nueva gestión nacional se denomina Trenes Argentinos. Hemos apoyado las iniciativas que tienen que ver con darle más actividad a los transportes de carga por ferrocarril pero sin descuidar el rol que tiene que tener el tren en el contexto del transporte de pasajeros y sin soslayar a las ciudades“, argumentó.

En particular, respecto al proyecto de construir la circunvalación ferroviaria de Santa Fe Capital, sostuvo que “si bien traería un alivio porque los trenes de cargar dejarían de atravesar esos 30 pasos a nivel que hay en el ejido urbano, por otro lado estamos hablando de sacar definitivamente el ferrocarril de la ciudad, y no nos parece lo más adecuado por cuanto tiene potencialidad para volver a ingresar al puerto de Santa Fe cuando se reactive en plenitud o cuando se construya el nuevo puerto”.

“Además no nos parece adecuado hacer una circunvalación que no contemple el reingreso del ferrocarril para el transporte de pasajeros, porque muchísimos santafesinos necesitan por múltiples razones viajar a Rosario o a Capital Federal. Volver a ingresar con el ferrocarril de pasajeros, por lo menos con la línea Mitre a la estación ubicada sobre General López, que está a 8 cuadras de la Casa Gris, no es ninguna idea descabellada y podría significar la rehabilitación del servicio y la recuperación de un sector de la ciudad que vemos postergado“, concluyó. AiredeSantaFeDigital.com

miércoles, 17 de enero de 2018

Estación Goyeneche del ex Ferrocarril Provincial

Historia Ferroviaria

Por: Javier Pintos (Página Facebook De Pueblo en Pueblo)

La estación Goyeneche está ubicada en el partido de San Miguel del Monte (sobre área rural) en la Provincia de Buenos Aires (Argentina) y pertenecía al ramal La Plata P. a Mira Pampa del ex Ferrocarril Provincial, posteriormente Ferrocarril General Belgrano.

Hoy en día sólo encontramos sus ruinas, es muy lamentable ver las imágenes y cuesta creer que esto alguna vez tuvo vida. Recalcamos que nada fue modificado o extraído de su lugar de origen, eso nos caracteriza en cada una de nuestras visitas a este tipo de lugares, como así también, hacemos aviso a las autoridades municipales o a las que correspondan en casos de anomalías.


No fue nada fácil encontrarla, pues el camino que conduce a ella se encuentra prácticamente virgen y con vehículo sólo se puede llegar hasta unos dos kilómetros antes por encontrarse el camino con pastizales, que en algunos sectores superan los dos metros de altura, y por este motivo no quedaba otra que seguir ese trayecto a pie.

Tomando los recaudos pertinentes con vestimenta que cubra todo el cuerpo, lentes y gorra, todo esto porque la vegetación es bastante agreste. El día no fue muy propicio para el tipo de vestimenta, ya que superaba los 28°, lo que dificultaba mucho mas el trabajo de fotografía y sobre todo el de filmación, donde el cansancio y la fatiga se hacía presente al momento de relatar la caminata contando lo que encontrábamos a su paso.

Pero esto no trabó en absoluto nuestra meta de poder encontrar la estación y fue así que después de recorrer los lugares ya visitados en el primer viaje, se hizo un minucioso recorrido de los distintos montes distantes, uno de otros, ciento de metros.

Las tres construcciones, más un vagón, se encuentran totalmente destruidas. En el primer monte encontramos la primera edificación destinada a personal ferroviario la cual se encuentra con su estructura intacta, pero ya no existen más sus aberturas, ni sus pisos de madera y mucho menos sus techos con su tirantearías, la vegetación también hizo lo suyo, creciendo en su interior sin límite alguno, ya las copas de los árboles y arbustos forman parte de su nuevo techo, misma suerte corre la segunda edificación en el segundo monte, siendo este el galpón que a diferencia de otras estaciones en donde son de chapas esta era de mampostería, con paredes de 30 cm., que no fueron suficientemente resistentes y se encuentran en gran parte derrumbadas para su parte interior, valla a saber cuál fue el motivo de tal consecuencia, igual que la anterior no cuenta con nada más que algunas paredes solamente.

A pocos metros del galpón se encontraba la tan buscada estación, pero al ser tan frondosa la vegetación no nos dejó verla y seguimos de largo hasta el tercer monte unos cien metros adelante, donde se encontraba lo que había sido un vagón, que al parecer fue en tipo de refugio porque cuenta con un brasero, y seguramente por este motivo seguramente fue incendiado, según versiones de gente de la zona.

Ya saliendo de este monte, las ilusiones de encontrar la estación decaían y fue que un último intento al retomar la entrada al segundo monte por el otro extremo empezaron haber indicios de lo que había sido la estación, primero bases de hormigón, para seguir con la principal pista que nos había dado (Pupi ) Stella Maris González (hija del Jefe de Estación Goyeneche que es la historia viviente del lugar), pues vivió en la estación y nos contó de la plantación de plátanos en hilera, y en particular de uno que era su preferido, nos dijo que después de ellos seguía la estación, cosa que fue un dato preciso.

La edificación sigue con la misma temática de las anteriores, sin su techo y sin sus aberturas, sin el bebedero, y a diferencia de las otras, en esta la vegetación la rodea, pero no nace de su interior. Y esto fue otro logro más de mostrar lo que es y lo que fue de la historia ferroviaria, en este caso del ex Ferrocarril Provincial.

La estación se encuentra a 18 km. al noreste de la ciudad de San Miguel del Monte, pudiéndose acceder a través de la Ruta Provincial 215. Otras de las entradas posible era por ruta 3, pero según versiones uno de los puentes del camino se encontraba en malas condiciones de paso con vehículo.

Durante los censos nacionales del INDEC de 2001 y 2010 fue considerada como población rural dispersa.

La estación en sus comienzos fue destinada para servicios interurbanos y de carga hacia y desde La Plata, Mira Pampa, Loma Negra y Azul.

Las estaciones del Ramal La Plata - Mira Pampa eran:

La Plata , Etcheverry , Gobernador Obligado , Samborombón , Loma Verde , Gobernador Udaondo , Goyeneche , Berra , Carlos Beguerie ,Tronconi , Atucha , Polvaredas , A de Toledo , J.R.Sojo , Gobernador Ortiz de Rosas ,Saladillo Norte , E Reynoso , L Monteverde , Blas Durañona , S.Garbarini , Ing De Madrid , Gerente Cilley , Mulcahy , 9 de Julio , Amalia Llorente , Gobernador Arias , M .Riasch , Las Juanitas , P.Gamen .

Sobre estas vías cada quince kilómetros aproximadamente se construía una estación y un pequeño pueblo a sus alrededores.

El nombre de la estación (Goyeneche) se debe a que la misma se encontraba dentro de los campos de los hermanos Goyeneche.

Desde el año 1961 que no brinda servicios, la misma suerte corrieron la línea que unía Etcheverry, Mira Pampa, Carlos Beguerie , Azul , Olavarría y sus respectivos ramales.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Doy fe que es así

Nota de Opinión

Por Carlos Alberto Salgado


Con relación a la muy buena nota del diario Perfil con el título “Escuchás los ruidos de los huesos abajo de la cama”, como nieto e hijo de maquinistas de trenes doy fe de lo que sentían ellos cada vez, por desgracia, que tenían que vivir momentos tan difíciles para estos trabajadores del riel que es ver y sentir bajo las ruedas del tren que ellos conducían, cuando una persona se suicida o viven un accidente en la que hay pérdidas de vidas humanas.

Recuerdo desde mi niñez y adolescencia las veces que veía a mi querido viejo llegar a casa desencajado por la amargura que vivía cuando el tren que él conducía era el protagonista en cada accidente o suicidio de un ser humano.

Maquinista Santos J. Salgado

Me acuerdo muy bien, entre otros hechos que quedó grabado en mi memoria, la nochebuena de 1960 cuando se despidió de nosotros porque tenía que correr a las 15,30 horas el tren mixto de Buenos Aires a Mercedes (Provincia de Buenos Aires) con máquina a vapor del ex Ferrocarril General Belgrano y pasar lejos de nosotros las fiestas, pero a eso de las 20,00 horas de ese día lo vimos regresar a casa llorando con su canasta en la mano y desplomarse en la silla contando que había arrollado a una familia entera en la estación González Catán.

El hecho ocurrió cuando desde un tren de pasajeros que estaba estacionado en andén, bajan por el lado contrario (o sea a las vías) el papá, la mamá y el hijo chiquito al momento que pasaba la formación que conducía mi viejo. El resultado ya se pueden dar cuenta cuál fue. Hasta el día que murió vivió y sintió ese recuerdo como tantos. 

Siempre me decía: "nunca los olvido, quedan en tu memoria para siempre".