25 de noviembre de 2011

NO DEJEMOS QUE NOS SAQUEN LOS TRENES

EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado



Ya pasaron más de 10 días que el mítico tren de pasajeros "El Gran Capitán" concesionado a la empresa T.E.A. no circula por las vías del Ferrocarril General Urquiza brindando servicios a más de 50 localidades de las Provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones en un recorrido de más de 1.000 kilómetros.

Esta situación ya se está poniendo muy pesada. Nadie en el Estado Nacional parece pensar en los miles de usuarios que desde el año 2003 vienen utilizando un servicio, que bien o mal, se brinda sin interrupción a valores de boletos sociales y sin costarle nada al erario público, y que ahora tienen que depender exclusivamente de otro sistema de transporte, sobre todo los que quieren viajar en estaciones intermedias, cuyos precios de pasaje son el doble, o más de ello, siempre y cuando pasen por la localidad donde el tren les ofrece transporte ya que a veces es el único que lo hace.

Viaje Inaugural del tren de pasajeros "El Gran Capitán" en el año 2003. Estación Urdinarráin. Foto: Carlos A. Salgado

Parece ser que a quienes ven en la seguridad de sus representados (lo que nos parece muy bien que se cuide), no miran con los mismos ojos a las empresas que brindan servicios con coches y locomotoras en condiciones paupérrimas y que sí reciben suculentos subsidios y en donde casi a diario se nos informa de descarrilamientos, tanto por la mala infraestructura de vía, como del material que tienen a cargo para su mantenimiento que en muchos casos deja mucho que desear y hasta choques de trenes donde la investigación después se pierde vaya a saber dónde. Entonces, ¿Cuál es el quid de la cuestión en todo esto?.

Acá parecería ser que hay intereses creados y lo más lamentable es que la Secretaría de Transporte de la Nación mira para otro lado y nadie piensa en los pasajeros.