martes, 22 de noviembre de 2011

TOMA FORMA LA CONFEDERACIÓN EMPRESARIA DEL TRANSPORTE

Mañana es el día D para los empresarios del transporte, cuando quede por escrito cómo quedará conformada la Comisión Directiva de la flamante Confederación Empresaria del Transporte (CET), la entidad homóloga de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que en principio cuenta con la adhesión de nueve entidades medulares del sector empresario vinculado con el transporte y la logística en la Argentina. Cada cámara o federación, según corresponda, destinará dos delegados para ocupar los cargos de la novel comisión.

Lo que trascendió es quién presidiría la junta de directivos de la CET: el titular de la Cámara Argentina de Depósitos Fiscales Privados (Cadefip), Miguel Pascucci, un hombre que por su actividad está muy bien vinculado con las terminales portuarias, el autotransporte, las autoridades del Puerto Buenos Aires, los despachantes y los importadores.

Mientras avanzan los trámites judiciales para lograr la personería jurídica, la CET aguarda definiciones de los sectores del transporte aéreo y ferroviario. Ambos tienen cámaras empresarias relativamente chicas, y atraviesan por un presente marcado por conflictos de diversa índole. Pero los ideólogos de la CET confían en que se solucionarán. Es más, estiman que será cuestión de tiempo hasta que la totalidad del arco corporativo del transporte y la logística se incorpore.

"Se viene una nueva etapa, y una nueva forma de hacer política [empresaria]. El diálogo con los gremios y el Estado, el consenso entre todos y el desarrollo de políticas para el largo plazo es lo que inspira esta nueva etapa", confió un factótum de esta confederación, tras reconocer dos cosas: haber aprendido de los gremios (por cómo se aglutinaron en torno a la CATT dentro de la CGT), y dar rápida respuesta al pedido del Gobierno por conformar un frente empresario "para dar cumplimiento al Plan Quinquenal" de Transporte.

Difícil es saber cómo reaccionará el Gobierno ante estos reacomodamientos. Porque, mientras en los gremios crece el descontento y la CATT toma más protagonismo, el empresariado abandona la dinámica del agua/aceite, y opta por la fisonomía de las gotas de mercurio.La Nación