martes, 22 de noviembre de 2011

SUBTES: RECHAZO A LA PROPUESTA DE MACRI

El Ejecutivo porteño contraofertó mantener los subsidios hasta 2017 y metió en la negociación un reclamo a la Nación por avales para endeudarse por 1000 millones de dólares. “Esto es una cuasi extorsión”, sostuvo Boudou.

Secretario de Transporte de la Nación, Ing. Juan Pablo Schiavi.No hubo acuerdo y el gobierno no descarta recurrir a la justicia para que la ciudad se haga cargo del servicio



El gobierno nacional rechazó de plano la contrapropuesta ofrecida ayer por el de la Ciudad para el traspaso de los subtes a la órbita porteña. Y advirtió la posibilidad de recurrir a la justicia para que la Ciudad se haga cargo del servicio a partir del 1 de diciembre. El secretario de Transportes, Juan Pablo Schiavi, anunció que la negociación quedó empantanada, luego de discrepar, entre otros puntos, con la pretensión del gobierno de Mauricio Macri de extender los subsidios compartidos entre ambas jurisdicciones hasta 2017. “La propuesta que nos entregaron es un paso atrás. Están dilatando una responsabilidad marcada por la ley”, concluyó Schiavi, que se mostró en contra del pedido de la administración PRO de facilitar los avales necesarios para contraer deuda con organismos multilaterales de crédito por 1000 millones de dólares. “Es una cuasi extorsión”, disparó el ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, que también tildó al PRO de “hipócrita”.

“No podemos asumir el traspaso de un servicio sin poder mejorarlo”, contestó por su parte la vicejefa de gobierno electa María Eugenia Vidal, que se mostró esperanzada en que el conflicto no tenga una escalada judicial. Ayer fue la tercera reunión entre funcionarios nacionales y comunales, luego de que la semana pasada, el Ministerio de Planificación Federal anunciara el traspaso del subte y el premetro al ámbito comunal. El macrismo planteó en la mesa de negociación cambios en los puntos clave del proceso, sin dejar en claro la fecha en la cual estarían en condiciones de hacerse cargo del servicio, no antes de marzo de 2012. Uno de los principales contrapuntos fue el compromiso de aportar el 50% de los subsidios de “forma compartida”, pero “durante la vigencia del contrato de concesión”, lo que implicaría que el Ejecutivo Nacional debiera aportar alrededor de 30 millones de pesos por mes hasta 2017, y no por el término de un año, tal como había sido el ofrecimiento inicial. El Argentino