jueves, 24 de noviembre de 2011

ESPAÑA: EL AVE VIAJARÁ A 310 KILÓMETROS POR HORA

* La inauguración de la línea a Alicante aumentará la velocidad y los trenes a la Comunitat en 2012.


* El nuevo sistema de circulación permite incrementar el número de convoyes que circulan por las vías en un mismo sentido

Sentado en el vagón del AVE, un marcador electrónico atrae la mirada. Es la velocidad a la que circula el tren, que durante la mayor parte del trayecto se fija en 300, o incluso en 301 km/h. De momento, es la cifra más alta que se puede observar, a pesar de que un tren AVE, por prestaciones, está preparado para llegar a los 350 kilómetros por hora.


Cuando está a punto de cumplirse un año desde que se puso en marcha la línea del AVE Valencia-Madrid, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias Adif, sin embargo, ya está probando un sistema de circulación y seguridad, el nivel 2 del ERMTS, cuya consecuencia más inmediata es la posibilidad de incrementar la velocidad en los trenes y además la seguridad en la circulación. El aumento será de 10 kilómetros más a la hora, lo que supondrá unos cinco minutos de adelanto en el reloj. Es decir, en el caso de los trenes que circulan directos entre las dos capitales, el trayecto se acortará hasta los 93 minutos, aproximadamente.

Fuentes oficiales creen que este sistema estará en marcha en 2012, al mismo tiempo en que se inaugure el tramo del AVE que conectará Madrid y Alicante. Tiene sentido, ya que este sistema de circulación permite que la línea pueda absorber más trenes a la hora. Sin embargo, según estas mismas fuentes, la puesta en marcha del nuevo sistema será más necesario cuando por las vías los trenes circulen en dirección a Alicante y también hacia Valencia.

Pruebas en marcha

De momento, lo que se sabe es que la línea de Alta Velocidad llegará a finales de 2012. Quedan por concretar las fechas exactas, que seguramente se conocerán en los próximos meses, ya con el nuevo ministro de Fomento del Gobierno popular. Lo que sí se sabe es que las pruebas comenzarán a mediados de año, y en ese momento también estará listo el nivel 2 del ERMTS de Madrid a Valencia. «Podría estar a mediados de año», explican otras fuentes.

El incremento de la velocidad en las líneas AVE que circulan en España es un proyecto que comenzó a aplicarse hace unas semanas en el trayecto entre Madrid y Lleida, y que se aplicará paulatinamente al resto de líneas de Alta Velocidad. Según las mismas fuentes, es más necesario quizás este incremento de velocidad en los trayectos largos, como Madrid o Sevilla, con 500 y 600 kilómetros de longitud, y donde los recortes en los tiempos son más evidentes. Por ejemplo, en el caso de los trenes a Barcelona el ahorro es de unos ocho minutos, un recorte similar al del AVE entre Madrid y Sevilla.

Es en la línea a Valencia, no obstante, donde el nivel 2 del sistema ERMTS es más fácil de incorporar, ya que al ser una infraestructura nueva, que apenas ha cumplido el año, ya cuenta con los estándares europeos de circulación, aunque con el nivel 1. Significa que todavía se emplea la señalización vertical (semáforos, señales) y sistemas de detección de ocupación de vía para conocer la posición de los trenes. Esos sistemas de control en tierra bloquean la vía por secciones, marcadas por balizas.

A medida que un tren ocupa esa zona impiden que otros trenes entren hasta que el otro convoy la haya abandonado. Esta transmisión es, por tanto, por señales fijas, y la información llega de forma discontinua. El nivel 2, que ahora se está implantando, en cambio, permite la eliminación de la señalización vertical porque cuenta con un sistema de transmición continua de datos GSM, parecido al de los móviles.

En el caso de la línea entre Valencia y Madrid, es la empresa Dimetronic la que está realizando ensayos sobre la línea ferroviaria. Según algunas fuentes, este sistema se podría comenzar a aplicar enbreve, ya que está muy avanzado. Las pruebas deben realizarse además en colaboración entre Adif y Renfe, ya que el sistema permite la información entre la infraestructura y los ferrocarriles.

En realidad, los trenes AVE pueden alcanzar 350 kilómetros sin problemas, y la infraestructura está preparada par aesta velocidad. Sin embargo, fuentes de Adif hablan de las desventajas de que se circule a una mayor velocidad en estos momentos, ya que el mantenimiento de las vías es mucho mayor -cualquier problema a esa velocidad sería gravísimo- a la vez que se incrementa el consumo de energía. «El coste de mantener una línea con estas velocidades se multiplica», explican en Adif.

Sin embargo, se apunta a que ése es el futuro: trenes que circulen a velocidades donde el ahorro del tiempo sería ya muy evidente. A 350 kilómetros por hora, los pasajeros que viajen entre Madrid y Valencia podrían llegar en poco más de una hora. Unos avances que tendrán que esperar.