jueves, 24 de noviembre de 2011

MENDOZA: POR LAS LLUVIAS, JAQUE NO PODRÁ INAUGURAR EL METROTRANVÍA URBANO ANTES DE IRSE

El ministro de Infraestructura y servicios reconoció que las precipitaciones frenaron las obras en calle Belgrano e impedirán que el gobernador saliente inaugure los esperados trenes eléctricos. También confirmó que los aumentos de tarifas en los servicios públicos quedaron parados hasta la próxima gestión. Entrevista con un funcionario que está con Jaque y seguirá con Paco Pérez.


Las lluvias recientes fueron una bendición para muchos mendocinos. Pero el ministro de Infraestructura, Mariano Pombo, no festejó tanto: el funcionario reconoció a MDZ on line que las precipitaciones frenaron la inauguración inminente del Metrotranvía urbano.

Terrible castigo climático, en este sentido. Tampoco celebró Celso Jaque, quien quería ponerle un broche a su gestión con el nuevo sistema de trenes, e incluso se animó a prometérselo a MDZ a fines de agosto.

Paco Pérez, según su colaborador Pombo, será finalmente el que cortará las cintas del tren urbano. También el que se encargará de subir las tarifas de los servicios públicos, si es que lo hace, pues la medida está plenamente frenada a la espera de señales concretas del Gobierno nacional respecto del futuro de los subsidios.

Lo único que es un hecho es que Pombo lo va a acompañar a Paco dentro de la gestión que está por iniciarse.

-¿Qué balance hace de su gestión?

-El balance es muy positivo porque es muy grande la cantidad de obras que hemos hecho y obras muy emblemáticas. El metrotranvía es único en el país y realmente es una muy buena experiencia. Un esfuerzo grande técnico y económico porque pagó todo la provincia. Portezuelo del Viendo fue la tarea más importante que me tocó hacer porque yo no tenía experiencia en ello. Mendoza tiene muy buenos ingenieros para este tipo de obras, que hace 20 años no se hacían. Yo lamenté cuando comencé con este trabajo que los ingenieros que hicieron Potrerillos no los haya podido tener porque emigraron. Como ministro tuve que hacer un seguimiento de infraestructura escolar. Hay escuelas hechas en toda la provincia, en los lugares más recónditos. Otra cosa que me despertó mucho interés fueron las áreas petroleras y la potencialidad energética de la provincia. No sólo en energías hidroeléctricas sino también en las no convencionales.

-Pero son obras que todavía no se ven. Por ejemplo, en Portezuelo sólo se van con la obra licitada y con mucho ruido político de fondo.

-Y yo creo que el mérito es precisamente ese, que a pesar de todo el ruido de fondo, se pudo hacer. Trabajó mucha gente y hubo una comisión de seguimiento en la Legislatura que facilitó las cosas para que pudiéramos trabajar. Hicimos un trabajo muy silencioso, pero de alto nivel. Eso permitió que tengamos el proyecto terminado. Sigo sosteniendo que la financiación de la obra está garantizada y se puede llevar adelante en el próximo año. El trabajo del ministerio también es el proyecto, no solo las obras. Tenemos que hacer los proyectos porque si no no hacemos las obras. Dejamos muchos proyectos. Hay dos hospitales para realizar: el de Tunuyán y el de Eugenio Bustos. Se está terminando la segunda etapa del hospital Ramón Carrillo y estamos haciendo el de Malargüe, que se realizó pensando que la minera Vale va a requerir que mucha gente sea atendida.

-¿Y de todas estas obras, cuáles va a poder inaugurar Paco Pérez?

-Por ejemplo, los hospitales de Malargüe y de Las Heras. El metrotranvía y el Palacio de la Cultura.

-O sea que el metrotranvía no lo va a inaugurar Celso Jaque finalmente…

-Nosotros hemos tenido los últimos diez días de lluvia. Nos agarró con lo que nosotros decimos “toda la cancha abierta”. En la calle Belgrano hay que sacar lo que está para colocar los materiales de mejor calidad hasta llegar a la vía. Todas las veces que hemos abierto eso para hacer la cancha de la vía llovió, se inundó y hubo que desagotarlo. Eso nos ha sacado diez días vitales para llegar al 10 de diciembre. No se si podremos llegar. De acuerdo con nuestro proyecto ya deberíamos haber terminado el cruce de Pedro Molina y Belgrano pero no hemos llegado por esas circunstancias. Y sobre Belgrano deberíamos tener la sub base y la estación frente a Aysam, pero no hemos podido. De todas maneras las lluvias eran necesarias.

-Jaque tenía un deseo muy grande de inaugurarlo él.

-Fue un defensor a ultranza del metrotranvía. Él decidió los trenes que teníamos que comprar y viajó personalmente a comprarlos (NdR:en la foto de arriba, Pombo junto a los trenes de última generación que conoció en EE UU). Era el impulso que necesitábamos para terminar. Nos llevó casi ocho meses resolver las impugnaciones cruzadas de las empresas y el proyecto tenía algunas falencias en hidráulica, ya que no se habían previsto los escurrimientos que tenía que tener debido a los barrios nuevos que se habían construido. Ahora creo que es una realidad que el metrotranvía lo va a inaugurar Paco Pérez.

-Otra obra importante es el dique Los Blancos.

-Digamos que como política energética, las dos obras (Portezuelo y Los Blancos) son obras muy importantes. Pero se llega a su construcción desde dos aspectos diferentes. En Los Blancos se ha convenido con La Nación cómo se va a construir, que es a través de un fideicomiso que incluye obras muy importantes en el país, como es El Chihuído en Neuquén. Uno de los aportes de Mendoza al fideicomiso es el salto (el agua que cae y genera energía). Las empresas se van a cobrar a través de la energía que se genere, pero Mendoza va a tener un beneficio respecto de esa energía.

Portezuelo es diferente. Los fondos son de Mendoza. Entonces nosotros tenemos garantizado el financiamiento y no entra en el fideicomiso. La otra gran diferencia es que la energía será de Mendoza.

-O sea que Mendoza tendrá más beneficios en el uso de la energía con Portezuelo que con Los Blancos.

-Claro, toda la vida. Otro beneficio es que Portezuelo está a 50 kilómetros de Chile que tiene una gran necesidad de energía. Nos pidieron que cambiáramos la línea de transmisión a San Rafael de 220 a 500. Eso nos permitiría sacar la energía de Portezuelo, más las próximas cuatro presas que se puedan construir y que están convenidas, a Chile.

-¿Todo eso no se facilitaría con una empresa provincial de energía?

-Absolutamente. Hace dos años que venimos trabajando en eso. Es necesario generar una política energética en Mendoza y seguirla. Portezuelo y Los Blancos son una realidad próxima y Cordón del Plata es una estructura que hay que analizarla. El río Diamante es un sector también para explotar en materia energética.

-¿Es cierto que, para hacer obras, las empresas tienen que ser amigas del gobierno?

-No, no, no. Nosotros hemos trabajado estos cuatro años en el ministerio y todas las empresas han trabajado con el gobierno. No hemos tenido problemas con ninguna. Yo las conozco a todas. He visto aparecer y desaparecer empresas. Hay trabajo para todos y de todo tamaño. Lo que sí es cierto es que hay que tener cuidado en cualquier parte con que el tamaño e importancia de la obra sea acorde a la importancia y el tamaño de la empresa. Por eso hemos creado el Rucop que clasifica las empresas de acuerdo con la obra.

-Pero el lobby seguro existe porque es mucho el dinero en juego.

-Toda la vida existió el lobby. Pero si fuese así siempre serían las mismas empresas.

-¿Tiene ganas de seguir después de que termine la gestión de Jaque?

-Por supuesto. Yo estoy a punto de que se me otorgue la jubilación en Tierra del Fuego (NdR: trabajó en la municipalidad de esa ciudad durante buena parte de su vida), pero no me veo en mi casa tomando mate en pantuflas. Paco me pidió que siguiera trabajando con él en sus equipos técnicos, no como ministro, por supuesto. Ya lo dijo él y me lo dijo a mí, esto lo hablamos. La propuesta que me hizo es muy importante. El ministro tiene un componente de acciones políticas que me cuesta hacer. Para mí es más fácil y me gusta más trabajar en proyectos.

-¿Va a liderar a liderar entonces un equipo de trabajo en el gobierno de Pérez?

-No se si liderarlo, yo diría formar parte, y tampoco se si va a ser dentro del ministerio. Él lo está evaluando de qué manera sería. Es para llevar adelante grandes proyectos. Siempre hablamos con Paco sobre las necesidades que tiene Mendoza en aspectos viales, por ejemplo, en circunvalaciones. En un déficit. No se han hecho las obras que planificamos hace muchos años. Hay que seguir trabajando en materia energética. Yo soy ingeniero en vías de comunicación y he trabajado años en Vialidad nacional, ha sido siempre la especialidad mía.

-Pérez va a desdoblar el ministerio que usted conduce, ¿cuál es su opinión?

-Estoy totalmente de acuerdo con eso. Con Paco, cuando era ministro, vimos crecer al ministerio. Se agregaron dos subsecretarías nuevas: Infraestructura escolar e Hidrocarburos. Es muy grande el ministerio para atender todos esos temas. También están los servicios, donde se atienden concesiones. Además, en hidrocarburos, el campo de acción es enorme.

-¿No ve ausencia estatal respecto de los hidrocarburos por estas ventas de áreas petroleras en el ámbito privado que se han conocido?


-No conozco mucho el tema del petróleo. A mí me tocó terminar un plan que se había desarrollado y se ha llamado a licitación de nuevas áreas donde se mejoró las condiciones de las primeras. El tema de los recursos para Mendoza está en esas áreas.

-O sea, hace falta más incidencia del Estado

-Seguramente.

-Finalmente, una pregunta de coyuntura sobre los servicios: ¿se van a modificar las tarifas?

-Se está evaluando qué hacer según lo que está haciendo la Nación, que está eliminando subsidios sin subir tarifas en aquellas áreas donde consideraba que los subsidios ya habían cumplido su función: grandes empresas y áreas de mayores ingresos. A partir de allí hay que ver qué pasa con el transporte y la energía. Mendoza no recibe ningún tipo de subsidio por el agua. Pero en las otras áreas, tenemos que trabajar en consonancia con la Nación. Lo más adelantado es la energía. Hemos mandado al presidente del EPRE para que averigüe sobre las declaraciones juradas para recibir subsidios. Todavía no tengo ese informe.

-¿En lo inmediato no es de esperar un incremento tarifario entonces?

-El incremento tarifario está directamente relacionado a la quita de subsidios. Si uno analiza lo que la Nación ha hecho hasta ahora, se han eliminado subsidios, no han tocado tarifas, lo cual puede ser una señal.

-Entonces se frenó lo que había dicho Paco, que era que iba a subir las tarifas.

-La ecuación respecto del transporte era que la provincia tenía que poner 200 millones de pesos y había que poner recursos. Una de esas formas era subir tarifas. Pero repito, parecería ser que el concepto de Buenos Aires es opuesto: bajar el subsidio. El escenario puede cambiar, pero hoy por hoy es el que hay.

-Entonces Mendoza va a tener que absorber esos costos.

-Los transportistas de Mendoza ¡No es menor, eh! Hasta ahora desde la Nación le han sacado al que más tenía. Hay que ver qué pasa con el subsidio al transporte y ver qué dicen los transportistas. Esa es una discusión que se viene.

-Evidentemente el de las tarifas es un tema del nuevo gobierno.

-Sí.

Fuente: MDZ